El 80% de personas adultas con autismo diagnosticado está en paro

04.02.2020 | 21:44
Diana Bohórquez, psicóloga y directora de la consultora electrónica Specialisterne, en la Universidad de Navarra.

Pamplona. "Una de cada 59 personas tiene algún trastorno del espectro autista y un 80% de los adultos con estos diagnósticos está desempleado", según afirma la psicóloga y directora de la consultora electrónica Specialisterne, Diana Bohorquez.

Durante la apertura del ciclo Capacitarse para entender la discapacidad celebrado en la Universidad de Navarra esta experta ha indicado que, a pesar de la formación de muchas de estas personas, sus dificultades de comunicación y la carencia de habilidades sociales entorpecen su integración laboral, sobre todo debido a las dificultades para superar entrevistas de trabajo.

Sin embargo ha precisado que "con apoyo y formación específica, la cifra de personas con autismo que encuentra empleo se eleva hasta el 87%".

Las capacidades más destacadas de estas personas, según Bohorquez son la pasión por los detalles, la perseverancia, el razonamiento lógico, la alta concentración y buena memoria, las competencias visuales, el reconocimiento de patrones y la honestidad.

En este sentido ha comentado que "cada caso es único y el éxito del proceso es poder individualizar las habilidades para encontrar el empleo más adecuado para cada uno".

Las habilidades que caracterizan a la bolsa de trabajo de Specialisterne permiten que sus empleados, por ejemplo, estén 18 meses viendo huevos, probar 9 juegos en 8 semanas o clasificar 1.000 páginas webs por hora.

"Los puntos fuertes se transforman en beneficios laborales y esto genera una cadena de valor con impacto social gracias al apoyo que da a la diversidad y el talento, tanto para la persona, su familia, el entorno de trabajo y el entorno social", ha añadido.

Para terminar, Bohórquez ha recordó que estos trastornos no son reconocibles a simple vista, por lo que la sociedad no se anticipa de ahí que la inclusión y aceptación depende de lo que los demás quieran ver y por eso, ha asegurado, "está en manos de los profesionales del futuro decidir qué quieren ver".