Por una vejez digna para todas y todos

Mayores Frente a la Crisis organizó ayer un debate en el Condestable para reclamar más recursos para Dependencia, así como ayudas para los cuidadores, una mejora de la atención a domicilio y un convenio para los trabajadores.

08.02.2020 | 11:03
Manifestación convocada por diferentes colectivos de pensionistas, entre ellos Mayores Frente a la Crisis, en 2018.

Lo tienen claro: es un derecho y, como tal, buscan que se garantice y se extienda de manera universal. La coordinadora Mayores Frente a la Crisis organizó ayer una jornada de debate en el Condestable en la que se pusieron encima de la mesa demandas y propuestas entorno a la Atención a la Dependencia y al derecho a una vejez digna, una meta para la que todavía queda un largo camino por recorrer, a pesar, tal y como asegura la coordinadora, de los avances que en los últimos años ha acometido el Gobierno de Navarra en este ámbito. No obstante, todavía son necesarios cambios que requieren de más recursos públicos para la atención a personas en situación de dependencia -15.986 en Navarra- y para que esa atención esté garantizada de manera universal, independientemente de la situación económica.

Concretamente en esa línea fueron la mayoría de intervenciones que realizaron algunas de las decenas de personas que acudieron al acto, en el que participaron Inés Francés, directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, y Olga Sala, subdirectora de Valoración y Servicios de la agencia, que respondieron tanto a las demandas de los asistentes como a las reivindicaciones que defiende la coordinadora.

demandas Entre sus peticiones destacan el establecimiento de recursos suficientes -que se recojan en los Presupuestos Generales de Navarra- con partidas económicas adecuadas y exigen al Estado que aporte la parte de gasto a la que inicialmente se comprometió. "No podemos renunciar a mejorar los servicios públicos porque tener una vejez digna es un derecho y hay que garantizarlo", apuntó Juan Javier Iturralde, uno de los mayores que acudió al debate de ayer. En este sentido, reclaman el aumento de plazas concertadas en residencias y centros de día, porque "el desarrollo de la Ley de Autonomía no puede convertirse en objetivo de lucro privado". "La atención a la Dependencia debe ser una continuación de la sanidad, por lo que no se puede delegar en los servicios privados", sostuvo Juan Javier.

En este sentido, desde la plataforma también se reclama la ampliación de nuevas ayudas para la contratación de cuidadores profesionales y de los diferentes servicios de apoyo, cumpliendo así uno de los objetivos de la ley de Autonomía a la hora de crear empleo y descargar a las familias, especialmente a las mujeres, de esta tarea. "El cuidado de personas con dependencia recae especialmente en las mujeres y ahí hay que poner el foco", señaló Sagrario Lekunberri, que añadió que también se debe garantizar que "quien quiera seguir viviendo en su casa debe de poder hacerlo". "Hay que trabajar en rentabilizar las viviendas para adaptarlas a personas en situación de dependencia, porque la mayoría nos sentimos mejor en nuestra casa", agregó.

En este sentido, los asistentes recordaron que el orden de sus prioridades es poder quedarse en sus domicilios "todo el tiempo que se pueda". En caso contrario acudir a un centro de día y, como último recurso, ingresar en una residencia. Para ello, Mayores Frente a la Crisis ve necesario la reformulación y la mejora del Servicio de Atención a Domicilio, adecua?ndolo a las necesidades de las personas que optan por mantenerse en su entorno. "Los esfuerzos se deben centrar en los centros de día y la atención a domicilio", comentó Sagrario.

Asimismo, piden que el copago "se aplique según el nivel de renta de las personas beneficiarias de las prestaciones; y reclaman un seguimiento y un control en las residencias sobre los diferentes programas de atención y cuidado a las personas dependientes para garantizar calidad y excelencia en esos servicios. Por último, reclaman un convenio que regule unas condiciones laborales justas y dignas para los y las trabajadoras de los centros y servicios que atienden a personas en situación de dependencia.

Más personas reconocidas Por otra parte, Inés Francés, en su intervención, abordó las cuestiones que la Coordinadora había puesto encima de la mesa y explicó la labor que desde el Gobierno foral se está realizando en este ámbito. En primer lugar, Francés apuntó que los recursos se han ido ampliando a cada vez más personas, ya que desde 2015 se han ido incrementando las personas con reconocimiento de dependencia. "En 2015 se amplió el derecho a los servicios a quienes tenían dependencia moderada, que hasta entonces se valoraban los casos y no se reconocía automáticamente", recordó. En lo relativo al copago, avanzó que desde el Ejecutivo creen que "la aportación económica de cada persona debe ir ligada a su renta" y avanzó que se está trabajando en un proyecto para 2021 que incluya todo tipo de recursos.

En cuanto a las plazas, Francés señaló que "es necesaria su ampliación". No obstante, sostuvo que "hay que ser realistas" y que construir residencias públicas "es una utopía total" que la Administración no puede llevar a cabo actualmente. "Se necesita al sector privado y se están habilitando nuevas plazas porque son necesarias. Pero en los casos en los que no se ha podido acceder a una concertadas, la Administración paga lo que cuesta la plaza privada", indicó.

Sobre mejorar las ayudas a cuidadores, reconoció que están teniendo dificultades para encontrar profesionales formados y que, tras la subida del salario mínimo, están valorando "subir las cuantías de las ayudas para que los trabajadores tengan un sueldo digno". "También coincido en la reclamación de reformular la Atención a Domicilio. Debe estar pensada en las necesidades de las personas y se debe ampliar a las tardes y los fines de semana", defendió Francés.

En lo relativo al convenio laboral, señaló que "es difícil llevarlo a cabo porque hay residencias públicas y privadas y equiparar a todos en un mismo convenio es muy complicado", pero avanzó que "el acuerdo marco está buscando una formula para que en las residencias se vaya mejorando las condiciones laborales".

las cifras

15.986

En Navarra hay actualmente 15.986 personas en situación de dependencia. Una cifra que está al alza desde el año 2014.

3,4%

La Agencia para la Autonomía y Desarrollo de las Personas tiene para este 2020 un presupuesto de 214,1 millones, un 3,4% más que en 2019.

la frase

inés francés "la Atención a Domicilio Debe estar basada en las necesidades que tenga cada persona"

La directora de la Agencia Navarra para la Autonomía y Desarrollo de las Personas apuntó que se debe reformular la Atención a Domicilio y ampliarla a los fines de semana y las tardes".