Las enfermeras ven un "grave retroceso" no dirigir equipos Atención Primaria

12.02.2020 | 19:25

Pamplona. Las 5.660 enfermeras navarras consideran "inaceptable y un grave retroceso" que, como recoge una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), solo los médicos y las médicas puedan acceder a las direcciones de los equipos de Atención Primaria.

Por ello, instan tanto al Gobierno de Navarra como al de España a que modifiquen la normativa para que se adapte a la realidad actual de la atención sanitaria, ha explicado en una nota el Colegio de Enfermería.

La petición parte de Colegio, del grupo Nursing Now Navarra (que engloba a todos los centros y niveles asistenciales del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y a los principales centros sanitarios privados, así como a las dos universidades navarras) y de siete sociedades científicas, de matronas, enfermería pediátrica, Enfermería Comunitaria, de Salud Mental, de Cirugía Menor, de Enfermería de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias y de Medicina y Enfermería del Trabajo.

Explican que el TSJN ha vuelto a anular tres artículos de la normativa foral que regula, entre otras cuestiones, la posibilidad de que las enfermeras dirijan centros de salud, situación que quedó permitida tras la aprobación del Decreto Foral de 2018 por el que se modificaban los Estatutos del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

El Sindicato Médico de Navarra (SMN) y el Colegio de Médicos de Navarra recurrieron el Decreto alegando, entre otros motivos, que no se podían otorgar facultades y funciones que, por norma con rango de ley, se reservan exclusivamente a los médicos y médicas, como son las de coordinación de actividades y dirección.

Tanto el Gobierno de Navarra como el Colegio de Enfermería y el Sindicato de Enfermería SATSE se opusieron a la demanda, a la que finalmente ha dado la razón el TSJN.

En este punto, las profesionales navarras de Enfermería consideran "muy difícil de entender a día de hoy, cuando las enfermeras han alcanzado su pleno desarrollo académico, encontrar todavía barreras de este tipo, propias de tiempos anteriores".

"Más todavía -apuntan-, cuanto la realidad de la Comunidad Foral demuestra la competencia de las enfermeras para dirigir centros de salud, cargo que ejercen en seis de ellos, elegidas en la mayoría de los casos por consenso del equipo", como es el caso de Burlada, Buztintzuri, Elizondo, Doneztebe, Salazar, Viana y Villatuerta.

Igualmente, dentro del sector privado, hay al menos trece residencias geriátricas navarras dirigidas por enfermeras, centros sociosanitarios con un perfil de atención y estructura similares a un centro de salud.

Señalan al respecto que un enfermero está al frente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, o que una enfermera es la directora gerente de Salud Mental, "pero ahora mismo ninguno de los dos podría dirigir un centro de salud".

Recuerdan que la titulación de Enfermería incorpora la asignatura de Gestión "de manera obligatoria y específica" desde hace 30 años, a diferencia de los estudios de Medicina en los que se incluyó posteriormente y "de modo desigual, pues dependía de si estaba incluido en el plan de estudios correspondiente".

"Se da la circunstancia de que en algunas universidades las asignaturas dedicadas a gestión sanitaria tienen más créditos en el Grado de Enfermería que en el de Medicina, mientras en otras son los mismos", dicen.

Por otra parte, la sentencia se refiere a las enfermeras como diplomadas sanitarias y a los médicos y médicas como licenciados y licenciadas, cuando ya no existen ninguna de las dos categorías, pues ambos tienden actualmente el título de grado desde la puesta en marcha del Espacio Europeo de Educación Superior.

En cualquier caso, el Colegio, grupo Nursing Now y sociedades científicas recuerdan que la atención sanitaria "involucra en nuestros días a distintos profesionales de un equipo multidisciplinar, que las profesiones sanitarias son complementarias y, por tanto, de todas depende el funcionamiento correcto del sistema de salud".

Así, "dada la reiteración en el tiempo de este tipo de sentencias que terminan cuestionando las competencias enfermeras y no reflejan la realidad actual del sistema sanitario, las enfermeras navarras consideran imprescindible la modificación" de normas como la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias o el Estatuto Marco del personal estatutario de los Servicios de Salud, para que "se adecúen al desarrollo académico y profesional logrado por la Enfermería en nuestro país".