La excavación en Zaldibar se inicia el martes para hallar a los desaparecidos

El descenso en la toxicidad del aire dependerá del control del fuego y de las condiciones climatológicas

17.02.2020 | 00:46
Trabajos para hallar a los operarios desaparecidos y apagar los fuegos originados en el vertedero.

Ermua – Localizar a Joaquín y a Alberto, los dos trabajadores del vertedero sepultados tras su derrumbe el 6 de febrero y sofocar los incendios que originan las dioxinas en el aire son las dos prioridades en las que trabaja en Gobierno vasco.

La complicación del terreno está dificultando sobremanera el hallazgo de los dos empleados. Sin embargo, tal y como adelantó ayer el responsable de la empresa constructora Bycan, Ekaitz Beitia, mañana por la mañana comenzarán con las excavaciones selectivas para hallar a las dos personas. "Si todo va bien y la lluvia nos deja esperamos acabar la pista de acceso y el martes (mañana) comenzaremos con las excavaciones de arriba hacia abajo, en la zona en la que creemos que se encuentran".

Los trabajos no paran sobre los terrenos derrumbados del vertedero. En lo que al rescate se refiere, las labores consisten en estabilizar el terreno para poder acceder a una zona donde se sospecha que podrían estar los desaparecidos. De hecho, se cree que hay más posibilidades de encontrarles cerca de la carretera de acceso al vertedero, donde estaba la báscula, y para llegar ahí se está creando una vía de acceso.

El movimiento no cesa en el vertedero de Zaldibar. El lehendakari Iñigo Urkullu, acompañado de familiares de los dos trabajadores desaparecidos y del responsable de las obras visitó la zona afectada ayer por la mañana. Urkullu acudió al vertedero para interesarse por el desarrollo de los trabajos que se están llevando a cabo sobre el terreno. Las máquinas trabajan a destajo, por un lado, para sofocar los focos de incendio y por el otro, para rescatar a los dos trabajadores sepultados desde el pasado 6 de febrero.

Uno de los tres focos del incendio en el vertedero fue controlado ayer y se espera que los otros dos puedan estar sofocados próximamente. Desde el Ejecutivo vasco reconocen que dependerá del control del fuego y de las condiciones climatológicas de los próximos días para que se dé un descenso en la toxicidad del aire.

Así, según aclararon ayer responsables del Laboratorio de Salud Pública del Gobierno vasco y del servicio de Aire del Departamento de Medio Ambiente el hecho de que haya un fuerte viento en la zona dispersó los contaminantes y "los lleva más lejos, reduciendo a su vez la concentración de toxinas en el aire".

Comisiones informativas Una comisión técnica multidisciplinar explicará hoy lunes la última hora sobre la crisis generada con el vertedero de Zaldibar en una reunión abierta a la ciudadanía que se desarrollará en el Antzoki de Ermua, a partir de las 19.00 horas.

Según informó ayer el Consistorio, en la cita tomarán parte representantes del Gobierno vasco y de sus departamentos de Salud y Medio Ambiente; de la Agencia Vasca del Agua-URA; del Consorcio de Aguas de Gipuzkoa y del Ayuntamiento. "La convocatoria se ha realizado tras valorar la posibilidad de ofrecer una explicación pública directa y coordinada entre los distintos agentes que están abordando las consecuencias generadas tras el suceso", aclararon.

El Ayuntamiento de Ermua remitió días atrás una carta a cada vecino para "llamar a la tranquilidad y dar cuenta de los datos y decisiones que se van adoptando". Asimismo, se han difundido comunicados en numerosos puntos del municipio. Pese a las recomendaciones del Gobierno vasco los vecinos de Zaldibar y Ermua principalmente intentan hacer vida normal. Entre la ciudadanía existe preocupación, pero confían en que controlen el incendio cuanto antes y así se elimine los vertidos tóxicos al aire. "No creo que sea para tanto. Si dicen que no afecta a la salud no tengo por qué no creerles. No es bueno alarmar a la gente si no hay motivo para ello", comentó Ana Mari, vecina de Ermua, mientras tomaba un café en una de las cafeterías del municipio.

Por su parte, mañana se cumple el plazo de siete días "improrrogable" que dio Medio Ambiente a la empresa propietaria del vertedero para presentar un plan de actuación para afrontar este suceso y el jueves se conocerán los nuevos resultados de las analíticas sobre la presencia de dioxinas en el aire.

medición

172

Compuestos orgánicos. El Gobierno vasco mide a diario desde el pasado viernes la calidad del aire en las poblaciones cercanas al vertedero mediante dos laboratorios móviles del Servicio de Aire, ubicados en Ermua y Eibar, y la toma manual de muestras en las demás zonas afectadas. Estás dos unidades miden hasta 172 compuestos orgánicos volátiles que se suman al resto de filtros que evalúan benzopirenos y metales pesados.