José María Jimeno Jurío: la base de la Memoria Histórica de Navarra

22.02.2020 | 02:04
David Mariezcurrena, de la editorial Pamiela; Elena Aranguren, viuda de José María Jimeno Jurío; Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas; Roldán Jimeno, director de las obras e hijo de Jimeno Jurío; y José Miguel Gastón, director del Instituto de la Memoria.

Roldán Jimeno, hijo del investigador artajonés, presentó ayer la obra 'La represión en Navarra (1936-1939)', que recoge los testimonios recabados por su padre en dos tomos que han sido editados por la editorial Pamiela con la colaboración del Gobierno foral.

Sin sus fichas y testimonios muchos de los familiares de las víctimas represaliadas tras el golpe del 36 todavía no sabrían qué fue de ellos. La labor investigadora de José María Jimeno Jurío (Artajona, 1927 - Pamplona, 2002) ha sido la base sobre la que se ha ido construyendo la Memoria Histórica de Navarra y una herramienta indispensable para indagar en la sociedad del terror en la que se sumió Navarra tras el golpe fascista de 1936, sin ser frente de guerra.

Por ello, con la voluntad de que su trabajo quede recogido y todavía pueda servir a familiares de represaliados, así como a modo de homenaje por su ingente labor, se ha publicado el libro La represión en Navarra (1936-1939), editado por la editorial Pamiela, que fue presentado ayer por Ana Ollo, Consejera de Relaciones Ciudadanas; Roldán Jimeno, hijo de José María y director de la publicación; David Mariezcurrena, de la editorial Pamiela; y José Miguel Gastón, director del Instituto de la Memoria.

En concreto, el libro –que ha contado con la colaboración del Gobierno foral– recoge el extenso trabajo de campo realizado por el investigador artajonés en torno a la represión sufrida tras el golpe militar del 36. Se compone de dos volúmenes –desgranados por pueblos– y recopila los diferentes testimonios orales, escritos y datos obtenidos en diferentes archivos por Jimeno Jurío. En total, la obra cuenta con dos tomos –a los que seguirán otros tres más que están en proceso de elaboración– en los que se recogen más de 3.500 fichas, clasificadas en torno a 90 localidades navarras y en las que se especifica el municipio, el tema (fusilado, cortes de pelo, detención, etc.), la merindad y la descripción de lo ocurrido.

Además, hay que destacar que las fichas originales que elaboró José María Jimeno Jurío, se encuentran digitalizadas, gracias a la cesión de la familia, en el Centro de Documentación del Instituto Navarro de la Memoria y se encuentran disponibles para su consulta. El trabajo de Jimeno Jurío significó un hito fundamental para reconstruir la verdad histórica sobre lo ocurrido en Navarra tras el golpe militar de 1936.

"La obra es un ingente esfuerzo que funciona como la piedra angular sobre la que se pudo construir nuestro conocimiento sobre las consecuencias de la terrible violencia desatada tras el golpe militar de 1936 en un territorio como Navarra", apuntó la consejera Ollo, que añadió que quiso poner en valor su generosidad y también la de su hijo, Roldán Jimeno, por ceder "todo ese basto legado al Instituto de la Memoria". Además, apuntó que "el hito fundamental de Jimeno Jurío fue reconstruir la verdad de lo que paso", un camino que después "siguieron las asociaciones memorialistas". "Cuando Roldán Jimeno nos presentó este proyecto tiempo atrás tuvimos claro que el Gobierno de Navarra debía participar en él, colaborando con su difusión, como parte del patrimonio memorialista de nuestra tierra", concluyó Ollo.

Por su parte, David Mariezcurrena, de la editorial Pamiela, señaló que esta obra también es una forma de "rendir homenaje a la figura de José María Jimeno Jurío, que realizó una labor pionera con su recogida de testimonios, fichas y documentación". "Las historias que cuenta el libro no dejan de sorprender aunque muchas ya sean conocidas. Algunos testimonios ponen la piel de gallina", comentó Mariezcurrena.

"una labor sin parangón" Pero quien más satisfacción sentía ayer en la presentación del libro era Roldán Jimeno, que además de ser el hijo de José María también ha sido el director de las obras. La admiración hacia su padre no la escondió y la sacó a relucir al principio de su intervención: "Mi padre hizo un trabajo pionero en el Estado, una labor sin parangón ni por el volumen de testimonios ni por el contexto en el que lo realizó: en la clandestinidad". De hecho, tal y como cuenta Roldán en las Notas a la edición del primer tomo, José María recibió una carta en su buzón durante las navidades de 1978, en el que la Triple A (Alianza Apostólica Anticapitalista) le conminaba a abandonar sus investigaciones sobre la Guerra Civil bajo amenaza de muerte.

Aunque cesó sus publicaciones, nunca dejó el estudio de todo lo ocurrido en las diferentes localidades de Navarra y ahora han recogido 3.566 fichas, estructuradas en el libro por pueblos: desde Ablitas hasta Ziordia. "Mi padre empezó a recabar toda esa información para mero uso personal, para él. Pero cuando surge el movimiento memorialista enseguida puso toda su documentación a disposición de las asociaciones que sirvió para llevar a cabo muchas de las exhumaciones que se realizaron a finales de los 70", relató Roldán Jimeno, que añadió que "incluso en los últimos años no pocas exhumaciones se han enriquecido de la información de mi padre".

el libro

En todas las bibliotecas públicas

La obra que recoge el trabajo de José María Jimeno Jurío estará presente en todas las bibliotecas públicas de Navarra. Además, se puede comprar por un precio de 25 euros por tomo.

"Su documentación sirvió para llevar a cabo muchas exhumaciones, incluso las de los últimos años"

roldán jimeno

Director de las obras e hijo de José María

"La obra de Jimeno Jurío es la piedra angular del conocimiento de aquella terrible violencia"

ana ollo

Consejera de Relaciones Ciudadanas