alerta sanitaria alerta sanitaria

Ancianos con COVID -19 serán alojados en Félix Garrido, y sus usuarios, en hoteles

Se adecúa la residencia de Sarriguren como recurso intermedio para atender a quien no requiera hospital

27.03.2020 | 01:33
Residencia Félix Garrido, que exhibe arriba el lema "Quédate en casa".

pamplona – Personas mayores usuarias de residencias con positivo confirmado en coronavirus COVID-19 que por su estado no necesiten hospitalización y cuyas condiciones les permitan ser evacuadas de su lugar de residencia habitual serán atendidas en la Residencia Hogar Félix Garrido, de Sarriguren. Esta residencia dedicada a personas con problemas de salud mental va a ser evacuada para el nuevo servicio y los actuales usuarios serán alojados en un hotel céntrico de Pamplona.

Los traslados desde los centros residenciales, según informó ayer por la tarde el Departamento de Derechos Sociales, comenzarán la próxima semana y la decisión se tomará conjuntamente con las direcciones de los centros residenciales, la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas y los equipos sanitarios de atención, "atendiendo al historial médico y a unos criterios previamente consensuados".

Esta medida, añade el Gobierno, permitirá, al mismo tiempo, facilitar la redistribución de los espacios en los centros residenciales, especialmente los necesarios para el aislamiento de mayores con diagnóstico confirmado positivo del resto de residentes y evitar de este modo la propagación del virus con nuevos contagios.

La Residencia Hogar Félix Garrido, es un servicio de Gobierno de Navarra que abrió sus puertas en 2012, en Sarriguren, para prestar atención integral a las necesidades básicas de personas con trastorno mental grave. El centro está gestionado por Avanvida que ayer comunicó a las personas usuarias y a sus familias la evacuación del mismo para su utilización como recurso intermedio para abordar la crisis del COVID-19. El Departamento de Derechos Sociales, según precisa, ha optado por este centro por entender que sus instalaciones reúnen las condiciones y espacios apropiadas para acoger a estos casos de manera temporal.

La Residencia Félix Garrido cuenta con capacidad para 26 personas en habitaciones individuales, aunque el número de plazas podría duplicarse, ya que los dormitorios tienen espacio suficiente para acoger a dos personas usuarias en cada habitación. De este modo, podría acoger a 52 personas. Alberga también en sus instalaciones un centro de rehabilitación psicosocial de 65 plazas, 30 en atención diurna y 35 en atención ambulatoria.

Esta residencia no es el único recurso intermedio previsto para acoger a usuarios de residencias geriátricas. Aunque aun no se ha iniciado la adecuación, el departamento prevé en caso de necesidad habilitar centros de día que han sido cerrados tras la declaración de alarma.

Mientras la residencia Félix Garrido se destine a personas con COVID-19 estará atendida por una plantilla nueva de profesionales especializados en cuidados de Gerontología que serán contratados de entre la lista de la Anadp y el Servicio de Empleo.

Los últimos datos sobre la incidencia del coronavirus en residencias que dio la consejera Carmen Maeztu elevaban a 51 las personas confirmadas con positivo, de las 6.611 que viven en residencias, y 86 de las 4.000 personas que trabajan en el sector.