Medir las aguas residuales podría ser una estrategia frente al coronavirus

31.03.2020 | 13:26
Vista de las instalaciones de la nueva estación de bombeo de aguas residuales de Arazuri.

Investigadores de la Universidad de Cranfield (Reino Unido) están trabajando en una nueva prueba para detectar el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, en las aguas residuales de las comunidades infectadas por el virus.

Este enfoque podría proporcionar una forma eficaz y rápida de predecir la posible propagación, mediante la captación de biomarcadores en las heces y la orina de los portadores de la enfermedad que entran en el sistema de alcantarillado. Los kits de pruebas rápidas que utilizan dispositivos de papel podrían utilizarse 'in situ' en las plantas de tratamiento de aguas residuales para rastrear las fuentes y determinar si hay posibles portadores de Covid-19 en las zonas locales.

"En el caso de infecciones asintomáticas en la comunidad o cuando las personas no están seguras de estar infectadas o no, la detección de aguas residuales comunitarias en tiempo real mediante dispositivos analíticos de papel podría determinar si hay portadores de Covid-19 en una zona para permitir una rápida detección, cuarentena y prevención", explica Zhugen Yang, uno de los líderes del estudio, que se ha publicado en la revista 'Environmental Science & Technology'.

En estudios recientes se ha demostrado que es posible aislar el virus vivo del SARS-CoV-2 de las heces y la orina de las personas infectadas y que el virus puede sobrevivir típicamente hasta varios días en un entorno apropiado después de salir del cuerpo humano.

El dispositivo de papel se pliega y despliega por etapas para filtrar los ácidos nucleicos de los patógenos de las muestras de aguas residuales, y luego una reacción bioquímica con reactivos precargados detecta si el ácido nucleico de la infección por el SARS-CoV-2 está presente. Los resultados son visibles a simple vista: un círculo verde que indica positivo y un círculo azul negativo.

"Ya hemos desarrollado un dispositivo de papel para probar el material genético en las aguas residuales para la prueba de concepto, y esto proporciona un claro potencial para probar la infección con la adaptación. Este dispositivo es barato (cuesta menos de 1 euro) y será fácil de usar para los no expertos después de una mejora adicional", añade Yang.

Autor: DBOU/CPM