Bajan los contagios en Navarra, síntoma de remisión de la pandemia

Menos de un contagio por cada diagnosticado de COVID-19 - Las altas van compensando hospitalizaciones

08.04.2020 | 01:23
Bajan los contagios en Navarra, síntoma de remisión de la pandemia

Pamplona – Tras más de tres semanas de estado de alarma, el confinamiento empieza a dar sus frutos y la tendencia del coronavirus en Navarra invita, en palabras de la consejera de Salud, Santos Induráin, a un "optimismo prudente" después de que varios indicadores constaten una remisión de la enfermedad en la Comunidad Foral. Especialmente relevante es el número reproductivo básico, que hace referencia a las personas que contagia cada diagnosticado de COVID-19, sobre el que la consejera de Salud, Santos Induráin detalló que, actualmente, se está registrando menos de un contagio por cada persona que ha dado positivo.

En concreto, cada caso primario de coronavirus contagia a 0,89 casos secundarios, una cifra inferior al nivel estatal (0,94). "Se puede hablar de remisión de la epidemia cuando se registra una cifra por debajo de 1", comentó Induráin.

Por su parte, Nieves Ascunce, jefa del Servicio de Epidemiología y Prevención de Salud Pública, indicó que se podría haber llegado al pico de la enfermedad el 26 de marzo, día en el que se registraron 230 nuevos positivos. Desde entonces la tendencia es descendente en el número de casos diarios, aunque se han registrado repuntes –dientes de sierra– que los achacó al aumento de pruebas realizadas en residencias. "Aunque tengamos unos repuntes estos días, sobre todo motivados por la tipología de las personas a las que les estamos haciendo las pruebas, verdaderamente el número de casos que aparecen cada día está disminuyendo", precisó la jefa de Epidemiología, que también recordó que la llegada de test rápidos puede contribuir a estos repuntes.

En cualquier caso, la situación actual arroja algo de esperanza, por lo que la consejera quiso mandar un "mensaje de optimismo prudente por la remisión de la epidemia" y transmitió su "agradecimiento a todo este esfuerzo colectivo que nos va a permitir sin duda crecer como sociedad".

Además, Induráin arrancó su intervención de ayer recordando la conmemoración del Día Mundial de la Salud, este año dedicado a las enfermeras y matronas. "Tenemos un sistema sanitario fuerte, pero no olvidemos nunca que esa fortaleza viene de los profesionales. En sus manos está la salud de todos", destacó.

Indicadores de remisión Además del número reproductivo básico y de los positivos diarios, son varios los indicadores que evidencian una ralentización del virus en Navarra. Uno de ellos son los ingresos, cuya evolución tiende claramente a una estabilización. Así, el porcentaje de casos que han requerido hospitalización permanece en torno al 45% desde hace ya varios días. Igualmente ocurre con los ingresos en UCI que aunque han ido aumentando a lo largo de los días, ahora se sitúan en el 9-10%. "Estamos viendo el mismo comportamiento y la misma tipología de casos en estos pacientes", matizó Ascunce.

Las altas hospitalarias son otro indicador que invita al optimismo, ya que empiezan a ser significativas. "Van compensando los nuevos ingresos con las altas hospitalarias. Aún así la carga asistencial sigue siendo altísima, pero vemos algo de luz al ver que se compensa", comentó la jefa de Epidemiología, que detalló que en la última semana se han duplicado las altas, pasando de las 192 del 30 de marzo, a las 380 del 5 de abril, un incremento que será exponencial. En la misma línea, las curaciones, personas que se recuperan de la enfermedad, se han duplicado y el 5 de abril eran 12.

La cara oscura del análisis que hicieron ayer Induráin y Ascunce son, sin duda, los fallecimientos. "La situación es muy inestable y estos datos llevan más retraso porque ahora estamos viendo lo que se originó hace 15 días", apuntó Ascunce que abogó por dar tiempo para ver la evolución de los próximas días. A ello, Induráin añadió que "a pesar de que el virus remite, los fallecimientos van a seguir".

Teniendo en cuenta la mortalidad general de Navarra, el número de muertos diarios ha aumentado significativamente en la segunda quincena de marzo –superando las 30 muertes casi todos los días– con respecto al mismo periodo de 2018 y de 2019, cuando no se superó esta cifra.

Las claves

Casos diarios. Según expuso Nieves Ascunce, los casos diarios siguen una evolución descendente en Navarra desde el pasado 26 de marzo, con 230 diagnosticados. No obstante, se han producido repuntes y se espera que se sigan produciendo debido al aumento de PCR en residencias.

Casos posibles. Ascunce subrayó que los casos posibles son un buen sistema de vigilancia, al ser detectados antes por Atención Primaria. En este sentido, en la gráfica se puede observar –los días rodeados corresponden al fin de semana, con menos actividad– que desde el 22 de marzo estos casos van en descenso, aunque con picos puntuales.

Hospitalizaciones. Las hospitalizaciones, también en UCI, se han estabilizado en los últimos días. Así, se mantienen en torno al 45% de los casos y, en los ingresos en UCI, en torno al 9%.

Altas. Como se aprecia en la gráfica, tanto las altas como las curaciones se han duplicado en una semana. Además, Ascunce señaló que éstas empiezan a compensar los ingresos.

Defunciones. Las defunciones son la cara amarga, ya que se están registrando cifras altas de muertes diarias y se espera seguir en la misma línea. En comparación con las defunciones generales de Navarra, se puede ver que en la segunda quincena de marzo se superan con creces las muertes registradas en el mismo periodo de años anteriores.











--------------------------------------


noticias de noticiasdenavarra