La accidentalidad vial cae un 73% en Navarra durante el confinamiento

La Policía Foral atiende en la última quincena de marzo 59 accidentes, sin heridos graves ni fallecidos

09.04.2020 | 01:35
La Autovía del Pirineo, ayer completamente desierta, con la localidad de Noáin al fondo.

PAMPLONA – Las restricciones a la movilidad decretadas durante el estado de alarma por el Gobierno central como consecuencia de la epidemia de COVID-19 han repercutido directamente sobre la siniestralidad vial registrada en las carreteras de la Comunidad Foral.

El descenso de la densidad de tráfico se ha traducido en un descenso del 73,1% en el número de accidentes de circulación ocurridos en Navarra entre el 15 y el 31 de marzo, periodo en el que la Policía Foral atendió únicamente 59 siniestros, frente a los 220 que contabilizó en el mismo periodo del año pasado. Además, en la última quincena no se produjeron personas fallecidas ni heridos de gravedad, lo que supone una estadística inédita.

Así se desprende de un informe confeccionado por el Área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral sobre las actuaciones desarrolladas por los agentes del Cuerpo autonómico en el ámbito de la seguridad vial entre el 15 y el 31 de marzo, que evidencia una disminución en el número de actuaciones de hasta el 55,3% en comparación con el año 2019, al pasar de 727 a 325. Los mayores descensos en la actividad coinciden con los días no laborables (sábados y domingos), jornadas en las que se constata una rebaja del 76 y 72,2%, respectivamente.

El mayor número de la actuaciones registradas en la segunda quincena de marzo estuvieron motivadas por el coronavirus (118), seguidas por aquellas causadas por la presencia de obstáculos en la calzada (53) y los accidentes (44). En la misma proporción que las actuaciones, las incidencias atendidas por los agentes de Tráfico y Seguridad Vial han bajado un 53%, al registrarse únicamente 1.386 frente a las 2.241 que hubo en 2019.

CERO ATASCOS En este sentido, el informe de la Policía Foral refleja que han desaparecido las retenciones de tráfico y se han reducido significativamente los levantamientos de inmovilización a vehículos (-90,5%), las alertas de ciudadanos por conducciones irregulares (-86,7%), los vehículos averiados en la vía (-77,1%) y los accidentes (-73,1%). En este sentido, la Policía Foral atendió 59 accidentes, frente a los 220 que registró el año anterior.

En este sentido, entre el 15 y el 31 de marzo no se produjo ningún siniestro en la zona policial de Sangüesa, según los datos de la Policía Foral, mientras que en la zona de Pamplona el descenso fue del 82,3%, ya que únicamente fueron atendidos 17 accidentes, frente a los 99 del año pasado. Asimismo, fueron notables las caídas de la accidentalidad en las zonas de Elizondo (-78,5%), Estella-Lizarra (-75,7%) y Tudela (-70,9%).

noticias de noticiasdenavarra