Salud reanuda ya la cirugía ambulatoria y varias consultas en Príncipe de Viana

Esta semana se han retomado las intervenciones que no requieren de hospitalización

23.04.2020 | 01:17
Una trabajadora retira material de Príncipe de Viana cuando se habilitó para pacientes de COVID-19. Foto: I. Aguinaga

El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea ha comenzado esta semana a retomar progresivamente la actividad anterior a la pandemia, con el reinicio de las consultas externas de una veintena de especialidades en el Centro Príncipe de Viana y las intervenciones quirúrgicas en pacientes no demorables y de bajo riesgo.

Además, se está recuperando la capacidad de hospitalización para enfermedades no COVID-19, que cuentan ya con 577 camas libres, y esta previsto un incremento paulatino de la oferta en pruebas complementarias y hospitales de día de carácter no urgente, ni preferente, ya que en estos últimos casos la actividad se ha mantenido a pesar de la crisis sanitaria. Próximamente, también Atención Primaria recuperará la normalidad y, ya este fin de semana, no habrá actividad extraordinaria en los centros de salud de la Comarca de Pamplona.

Con el fin de evitar la transmisión del virus, se ha diseñado un programa de medidas de prevención que garantice la seguridad de pacientes y profesionales durante la actividad sanitaria.

En la elección de este momento para iniciar la transición hacia la desescalada de las medidas extraordinarias impuestas por la COVID-19, ha influido tanto la confirmación de una estabilización en la tendencia decreciente de la curva epidemiológica como la detección de un afloramiento de patología no COVID-19 a través del Servicio de Urgencias, que hace aconsejable adoptar medidas para dar respuesta a este cambio en la demanda. En cualquier caso, se seguirá observando y monitorizando la evolución de la pandemia, por si una alteración de la tendencia pudiera hacer necesario volver a modos de atención más restrictivos.

En esta planificación, se ha procurado contar con la participación y el consenso de los equipos médicos de cada especialidad, sin perder de vista la coordinación con Atención Primaria para el seguimiento conjunto de los pacientes que lo requieran, así como para reforzar el modelo de interconsulta no presencial entre los profesionales de uno y otro ámbito.


Consultas externas


El miércoles día 22 se ha retomado la actividad presencial en el Centro de Consultas Príncipe de Viana, después de que este edificio recuperara recientemente su uso habitual, tras haber sido utilizado para la atención de pacientes COVID. Hay que recordar, no obstante, que la actividad presencial no demorable se ha seguido realizando durante las pasadas semanas en otros espacios del CHN, incluidos centros como Conde Oliveto, San Martín o Ubarmin.

Se reanuda ahora la actividad en una veintena de especialidades, a las que se irán sumando el resto progresivamente, acompasadas en algunos casos a la normalización de la actividad quirúrgica. Los pacientes con los que se va a iniciar esta nueva fase son aquellos que los propios servicios han definido como prioritarios, en función de una valoración en la que se ha ponderado individualmente el beneficio de la atención presencial. No obstante, gracias a la experiencia adquirida estas últimas semanas, se considera que debe seguir potenciándose también la atención no presencial.


Medidas de prevención


Con el fin de garantizar tanto la seguridad de los pacientes como de los profesionales durante la atención, el Complejo Hospitalario de Navarra ha aprobado distintas medidas para la prevención de la posible transmisión de enfermedades. En primer lugar, se han configurado los espacios del centro y se han distribuido los horarios de citación de modo que se reduzcan al mínimo imprescindible la presencia simultánea de personas en las áreas comunes.

Además, se ha dispuesto un punto de control en los accesos del centro donde se suministrará una mascarilla a los pacientes o acompañantes que no dispongan de ella. En este mismo punto, las personas usuarias tendrán que realizar una preceptiva higiene de manos con solución hidroalcohólica. Habrá también dispensadores de gel hidroalcohólico en las salas de espera. En estos espacios, se contará con la presencia de un o una profesional que observará que las personas usuarias mantienen la adecuada distancia social, y que les indicará la realización de higiene de manos tras el uso de ascensores o escaleras y en las situaciones en las que pudiera ser necesario. Asimismo, se han señalizado como no utilizables varios bancos de las zonas de espera, con el fin de poder mantener la necesaria distancia de seguridad, y los bancos de la planta baja se han dispuesto de tal modo que las personas usuarias no se sitúen unas frente a otras. A la salida del centro de consultas, será asimismo preceptiva la higiene de manos.

En cuanto a la protección de profesionales, se dispondrá de hidroalcohólico en cada consulta, con el fin de que puedan realizar una frecuente higiene de manos, tanto ellos como cada uno de los pacientes y acompañantes, en el momento de acceder a la consulta y siempre que las circunstancias lo aconsejen.

Los profesionales irán equipados con mascarilla quirúrgica durante toda la atención. Usarán asimismo guantes cuando vaya producirse contacto con mucosas, piel no íntegra o fluidos biológicos. Además, si van a realizarse procedimientos que puedan generar aerosoles, se requerirá la utilización del adecuado equipo de protección individual: mascarilla FFP2, guantes, gafas o pantalla, y bata impermeable.


Intervenciones quirúrgicas


Desde el pasado martes 21 se ha retomado la actividad quirúrgica programada en el caso de aquellos pacientes en los que un retraso de la intervención podría suponer un empeoramiento del pronóstico de su proceso. También se ha reanudado para aquellos cuya patología podría ser demorable, pero que se consideran pacientes de bajo riesgo en la situación actual. Para obtener esa consideración, debe tratarse de pacientes con baja comorbilidad, que vayan a ser operados de intervenciones poco lesivas, que puedan ser intervenidos en régimen de CMA o con ingreso de corta estancia. Además, en el momento en que se le avisa para la intervención, el o la paciente es citado en el CHN 48 horas antes de la operación para la realización de una prueba de PCR para posible detección de coronavirus. Para ser finalmente intervenido, es preciso que el o la paciente se encuentre asintomático y que el resultado de la PCR sea negativo. Asimismo, también se está realizando PCR a las mujeres en la atención previa al parto, en las cesáreas y versiones programadas, así como a las gestantes sintomáticas o sospechosas.


Hospitalización


Desde principios del mes de abril se ha observado un descenso sostenido de las distintas modalidades de hospitalización, situándose el número de altas por encima del de ingresos, lo que ha permitido que varias de las unidades destinadas a atender pacientes COVID-19 hayan podido recuperar su utilidad previa a la aparición de la pandemia y acoger a pacientes de sus patologías habituales.

En este sentido, en el CHN, a día de hoy se mantienen para hospitalización de pacientes COVID-19 las plantas tercera a sexta del edificio general del antiguo Hospital Virgen del Camino, la tercera Maternal, la cuarta del pabellón H y la segunda del E, lo que supone un total de 224 camas (un 28% del total), mientras que para pacientes no COVID-19 hay destinadas 577 posibles. Conviene recordar que, en el momento de máxima extensión de la enfermedad, se destinaron para pacientes COVID, además de las referenciadas, la segunda General del HVC, la planta baja y primera del pabellón E y la segunda del H, así como la planta baja del Centro de Consultas Príncipe de Viana como zona de tránsito previa al ingreso. Los profesionales que pasen a atender a pacientes no COVID, si antes han atendido a pacientes con infección por coronavirus, son priorizados en un programa de cribado sistemático para la detección del virus que abarcará progresivamente a todos los profesionales.


Pruebas complementarias


En pruebas complementarias está previsto un incremento paulatino de la actividad, más inmediato en especialidades como Neurofisiología y en algunas pruebas de Radiodiagnóstico con prioridades no urgentes ni preferentes, las cuales ya se han estado realizando durante estas semanas. Progresivamente, se aumentará también la atención en endoscopias, ecocardiografía y gammagrafías. En las pruebas consideradas de riesgo por posible transmisión de una posible infección por COVID o por la posible influencia de la enfermedad en el tratamiento del paciente, está prevista la realización previa de una prueba diagnóstica por PCR.


Hospitales de día


Gran parte de la actividad de los hospitales de día del CHN se ha mantenido a lo largo de la pandemia, especialmente en Oncología Médica y Radioterápica, Hematología, Hemodiálisis y gran parte de la actividad en las especialidades del Hospital de Día Polivalente. Tanto este último como los Hospitales de Día de Crónicos tienen previsto ir aumentando su oferta de modo progresivo en las próximas fechas.

Además, se está ultimando un protocolo para la realización de PCR diagnóstica a aquellos pacientes que vayan a iniciar tratamiento en determinados hospitales de día. Con el mismo fin de velar por la salud de pacientes y profesionales, en Hemodiálisis se realizarán cribados periódicos para detectar posibles casos asintomáticos de modo precoz.


Finaliza la actividad extraordinaria de centros de salud en fin de semana


Los centros de salud de Ansoáin/Antsoain, Azpilagaña, Barañáin II, Ermitagaña y Mendillorri que permanecieron abiertos los fines de semana desde que comenzó la pandemia, para atender a pacientes con procesos respiratorios agudos (tos, disnea o fiebre), con cita previa, este fin de semana ya no van a abrir. La decisión se ha tomado por el significativo y mantenido descenso en la incidencia de la pandemia del coronavirus. A partir ahora, los pacientes nuevos con patología respiratoria deberán llamar al consejo sanitario (948 290 290), o al 112.

Por su parte, los centros de salud continuarán, tal y como lo vienen haciendo, el seguimiento de los pacientes con síntomas compatibles con COVID-19.

MÁS DETALLES

2ª planta general del hospital Virgen del Camino, en plena desinfección para que pasen allí pacientes de Medicina Interna. La segunda planta general del Hospital Virgen del Camino de Pamplona, que ha albergado en plena crisis a pacientes de coronavirus, está siendo desinfectada durante esta semana para que vuelva a acoger en los próximos días a pacientes de Medicina Interna. En dicha planta se atiende de ordinario Traumatología.

En Ubarmin solo se sigue operando lo urgente y se empezarán a retomar citas. La Clínica Ubarmin realiza desde el comienzo de la crisis cirugía urgente de Traumatología. Es decir que los pacientes que eran diagnosticados de fracturas o traumatismos en Urgencias del Complejo Hospitalario eran trasladados a Ubarmin para ser operados en los quirófanos de Ubarmin y permanecían allí ingresados hasta el alta. Se han empezado a activar las consultas aunque aún no hay fecha para retomar las cirugías programadas

En Ubarmin solo se sigue operando lo urgente y se empezarán a retomar citas. El sindicato LAB denunció esta semana que la primera planta del pabellón E, que hasta el 14 de abril era usada para pacientes de coronavirus, volvió a su actividad habitual el día 15 y a alojar pacientes de Geriatría y de Medicina Interna sin que se les efectúe ningún test.