Esther Erice Martínez / presidenta de la audiencia provincial de navarra

Esther Erice: "La Administración de Justicia es obsoleta y necesita los cambios que van a llegar"

13.05.2020 | 02:04
Esther Erice, presidenta de la Audiencia Provincial de Navarra. Foto: Mikel Saiz

La presidenta de la Audiencia Provincial ve que todos los avisos de colapso judicial son lo bastante previsibles como para dotar de medios con los que afrontarlo

pamplona ¿En qué situación ha estado trabajando?

–Antes de que se decretara el estado de alarma, en las tres secciones de la Audiencia Provincial solicitamos los recursos oportunos al Gobierno de Navarra para poder efectuar teletrabajo y puesta al día en la formación de los magistrados. Y así hemos tenido posibilidad de trabajar y de ir resolviendo recursos, que lo hemos seguido haciendo, y también hemos ido tramitando otros asuntos. La gran dificultad ha sido la imposibilidad de celebrar vistas orales debido a la situación de confinamiento y a las medidas establecidas para proteger la salud. En este tiempo solo hemos celebrado dos juicios por ser causas con preso.

¿Cómo está afectando a su labor?

–Afrontamos el estado de alarma con dos turnos. Uno de ellos presencial, con un personal mínimo, con un funcionario en la oficina judicial penal, otro en la sección civil, un letrado de la Administración de Justicia y un magistrado de cada jurisdicción. Ha habido distintos momentos durante el estado de alarma en los que hemos ido variando e incrementando la planta. Y luego están los turnos de teletrabajo. Me parece importante que quede constancia de que si podemos trabajar así es por la dirección general de Justicia y gracias a la generosidad y disposición de los funcionarios de la Audiencia, que han prestado sus equipos personales.

¿Cuántas vistas han suspendido?

–Los recursos se han tramitado igual. No ha habido diferencia y no hay una pendencia especial por ello. Los juicios orales no se han podido realizar ya que debían observarse las medidas de seguridad y estos juicios suponen mucho tránsito de intervinientes. Se han suspendido 9 juicios en la Sección Primera, 8 en la Sección Segunda y 3 en la Sección Tercera sobre actuaciones con vista en procedimientos de incapacitación. Por ahora tenemos comunicadas las suspensiones hasta el 24 de mayo y seguiremos si se prorroga el estado de alarma.

¿Le preocupa la acumulación?

–En la Audiencia se van a retrasar todos los juicios señalados estos meses, salvo las causas con preso. Como no hemos dejado de tramitar, habrá asuntos que ya estén listos para juicio oral en cuanto se levante el estado de alarma. En la Sección Primera, donde no se arrastra pendencia, acumularemos tres meses más. Esperamos ponernos al día a fin de año. La Sección Segunda sufría una pendencia de señalamientos muy superior. Tenía un año de retraso. Ahora va a acumularse más, por lo que hay que hacer un esfuerzo.

¿Y en la sección civil, la tercera, donde no se celebran juicios...?

–Esa Sala conoce solo de los recursos contra resoluciones de primera instancia. No ha lugar a suspensiones, porque trabajan por escrito y con normalidad. Pero todas las secciones civiles del país tienen una situación de saturación por el aumento de pleitos por reclamaciones relacionadas con la contratación de hipotecas. De los 1.521 asuntos pendientes, 755 son relacionados con esa materia. Esperemos que llegue un refuerzo más, porque ya se pidió uno antes de esta crisis. La Sección, con su configuración actual, puede incrementar su trabajo hasta cierto punto, pero todo tiene un límite y solo lo pueden hacer temporalmente. Es un momento para reflexionar si cabe alguna mediación o medida extrajudicial para que esta gran pendencia pueda desatascarse.

¿Se va a dar un colapso judicial?

–Se espera un aumento de asuntos. Por el momento son hipótesis, pero es previsible que aumenten los asuntos en Violencia de género, en lo Social, en lo Civil, en Familia, en lo Mercantil.... Y como todo eso es previsible, deben adoptarse medidas organizativas, telemáticas, y de revisión de medios materiales y personales para hacer frente. Hay que tener flexibilidad. En Justicia tenemos organizaciones obsoletas, pero somos un servicio público que debe funcionar.

¿Está a favor o en contra de los juicios telemáticos? Parece difícil que se puedan celebrar en la Audiencia.

–Cualquier actuación que respete garantías y derechos debe llegar y para quedarse. Pero hay que diferenciar unas jurisdicciones de otras, unos asuntos de otros. No es lo mismo un procedimiento administrativo, un pleito por arrendamientos, o los juicios penales cuya diferencia entre leves y los graves es importante. La Justicia debe vigilar la salud pública, la eficiencia y las garantías, y no es lo mismo enfrentarse a una pena de más de cinco años de prisión que a otros procedimiento. Debemos transmitir seguridad jurídica y cambiar el cauce o el modo de hacer ciertas cosas, pero siempre que se garanticen los derechos y la tutela judicial efectivas. Bienvenidas sean las medidas modernas, nuestra Administración estaba necesitada de muchos de estos cambios. Tenemos que reforzarnos en la vocación de servicio a la ciudadanía y en la coordinación de todos los que estén implicados. Y hay que saber usar la Administración de Justicia. Todos vamos a tener que empujar.

¿La habilitación de agosto?

–Como miembros del Poder Judicial lógicamente atenderemos a las normas que emanen e intentaremos que agosto sea lo más útil posible.

Solo disponen de 8 salas de vistas para celebrar juicios con las nuevas medidas de distancia.

–Es un problema indudable. De las ocho salas, los tribunales colegiados solo podemos usar una de momento. El número de salas resulta insuficiente. Era una de las problemáticas hasta ahora. Antes de esta crisis ya teníamos dificultades para celebrar juicios. Hay muchas vistas en las que se celebran videoconferencias, en las que se debe preservar que no haya confrontación visual entre acusado y víctima, en las que hay que preservar la intimidad del detenido, garantizar la separación de testigos y distanciar a los intervinientes para no aumentar el dolor de las personas y eso no lo cumplen las salas. Se está valorando la habilitación de otros espacios para celebrar juicios. Como va a haber muchas suspensiones, las Salas de Gobierno deben coordinar señalamientos con criterios de prioridad.

reclamaciones

38 peticiones para salir de prisión

200 resoluciones en la Audiencia. La presidenta de la Audiencia Provincial garantiza que su órgano, que juzga aquellos asuntos de más de cinco años de prisión y resuelve los recursos penales de los juzgados, así como los civiles, no ha estado parada. Con la crisis del coronavirus, se podría pensar que también se habían efectuado más reclamaciones de personas que se encuentran presos preventivos en el centro penitenciario a la espera de juicio o de reclusos que solicitan la libertad. Pero Erice dice que las peticiones han sido las habituales. Se han dictado 38 resoluciones en este sentido, 24 en la Sección Primera y 14 en la Segunda. Además, ha habido 25 remisiones de condena. Solo en la material penal que abarca la Audiencia Provincial se han dictado desde el 14 de marzo hasta el 7 de mayo más de 200 resoluciones.

"Las salas de vistas de las que vamos a disponer son un espacio claramente insuficiente. Hay que valorar otros espacios y priorizar"

"En la sección civil hay 755 asuntos relacionados con la contratación de hipotecas. Eso solo se desatasca con

medidas extrajudiciales"

noticias de noticiasdenavarra