CORONAVIRUS
64 nuevos casos de Covid-19 detectados el martes en Navarra

"No se confíen y protéjanse; lo que hemos vivido ha sido horrible y solo si todos somos responsables podremos evitar nuevos repuntes"

15.05.2020 | 00:14
La doctora María Ruiz Castellano y la enfermera Ana Mariñelarena Huarriz, entre los vehículos del servicio de Hospitalización a Domicilio del Complejo Hospitalario de Navarra.

María Ruiz Castellano y la enfermera Ana Mariñelarena Huarriz dirigen la Hospitalización a Domicilio del CHN, que ha atendido a casi 400 pacientes con el virus

pamplona – María Ruiz Castellano y Ana Mariñelarena Huarriz son la jefa de sección y la jefa de la unidad de enfermería de Hospitalización a Domicilio (HaD) del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). Como explica la doctora Ruiz Castellano, ésta es "una alternativa asistencial a la hospitalización convencional que consiste en dar cuidados de tipo hospitalario en el domicilio del paciente de manera efectiva y segura. La HaD del CHN –los hospitales de Tudela y Estella también tienen sus propios servicios, pero ellas se refieren solo al del Complejo Hospitalario– comenzó a funcionar en 2008, pero ha sido en los últimos cinco años en los que ha experimentado un mayor crecimiento. Tenemos un amplio recorrido en el tratamiento de distintos tipos de enfermedades infecciosas en los domicilios, de los más de 12.000 pacientes ingresados en nuestra HaD en estos últimos cinco años el 40% lo hacían por un problema infeccioso".

En primer lugar, ¿cuántas personas atendía el servicio de HaD del CHN antes de la pandemia de coronavirus y cuántas llegó a atender en el pico de la epidemia? ¿Cuál es la situación actual del servicio?

María Ruiz Castellano –La HaD del CHN atendía antes del covid una media de 80 pacientes diarios; en el pico de la pandemia llegamos a más de 200. En el momento actual volvemos a estar en nuestras cifras habituales, hoy hay 81 pacientes ingresados en sus domicilios –4 con el virus–.

¿Cuándo se registró la mayor presión asistencial? ¿Cómo lo vivieron?

MRC –La última semana de marzo fue la de mayor presión asistencial; en la HaD, al igual que en el resto del CHN, crecía diariamente de una forma exponencial el número de ingresos. Fueron unos días de largas jornadas de trabajo y mucha tensión, ya que cada día había más pacientes que atender que el anterior y el crecimiento no parecía tener fin. Fue a finales de dicha semana cuando se tomó la decisión de habilitar un hotel medicalizado.

¿Por qué deciden medicalizar el hotel Iruña Park? ¿Cuántos pacientes se atendieron en él y qué valoración hacen de esta experiencia?

MRC –Ante el aumento progresivo del número de ingresos diarios en el CHN y con la previsión de crecimiento en los siguientes días, se decidió medicalizar el hotel Iruña Park para poder trasladar a aquellos pacientes con infección por coronavirus que no necesitaban cuidados hospitalarios tan agudos y reservar las camas del hospital para los casos más graves. Han estado ingresados en total 122 pacientes. La experiencia ha sido muy positiva. En tan solo un fin de semana organizamos un hospital de ocho plantas, capaz de albergar hasta 180 pacientes. Para ello, contamos con el apoyo del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y de la dirección del CHN, así como con la inestimable colaboración de bomberos, Policía Foral, informáticos y los servicios de mantenimiento, almacén y telecomunicaciones.

¿Cuántos equipos hay habitualmente en Hospitalización a Domicilio y cuántos se crearon para el virus?

Ana Mariñelarena Huarriz –De forma habitual tenemos 7 equipos de HaD que se distribuyen por todo el Área de Salud de Pamplona. Durante estos dos meses creamos 8 equipos más, en total 15 equipos, 5 atendían pacientes sin coronavirus y 10 atendían pacientes con coronavirus.

¿De qué manera se reforzó la plantilla para atender el servicio (recursos materiales y humanos)? ¿Contrataron a profesionales sanitarios para ello? Si es así, ¿cuántos?

AMH –La plantilla fue reforzada con personal médico, de enfermería, auxiliar y administrativo. Una parte del personal procedía de otros servicios o áreas del hospital y otra parte fue contratada. Han trabajado con nosotros geriatras, oncólogos, cirujanos, fisioterapeutas, enfermeras de consultas, de áreas quirúrgicas... Por otro lado, tuvimos que implementar en muy poco tiempo nuestros equipos informáticos, automóviles, teléfonos móviles, sistemas de oxigenoterapia, limpieza€ La capacidad de gestionar todos estos recursos por parte del CHN en tan poco tiempo ha sido encomiable. Asimismo, se han tenido que adaptar a nuestras nuevas necesidades los servicios de farmacia, almacén, radiología, laboratorios y lencería. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, ya que todos hemos formado un gran equipo unido frente a un enemigo común: el coronavirus.

Organizar una plantilla más grande para afrontar una patología de la que apenas tenían información supone todo un reto. ¿Cuáles han sido las mayores dificultades?

AMH –Sin lugar a duda este ha sido el mayor reto organizativo al que nos hemos enfrentado, por la magnitud y el poco tiempo que hemos tenido para llevarlo a cabo. Una de las mayores dificultades ha sido adaptar nuestra forma de trabajo a esta nueva enfermedad; hemos tenido que generar nuevas áreas de trabajo, nuevos protocolos, circuitos y rutinas. La segunda gran dificultad ha sido formar en un tiempo récord a un personal tan amplio y diverso en el manejo de la patología por coronavirus y en la peculiar forma de trabajo de la HaD. En este cometido hemos contado con la colaboración de nuestro personal habitual de HaD que ha trabajado sin descanso. Tanto María como yo queremos agradecer a nuestros médicos, enfermeras y administrativa de forma pública el apoyo y dedicación sin la que todo esto no hubiera sido posible.

En el servicio atienden tanto pacientes covid como no covid. ¿Hay equipos específicos para cada tipo? ¿Cómo se han organizado??

AMH –Hemos tenido equipos covid y no covid, coches covid y no covid, personal covid y no covid, salas de trabajo covid y no covid€ Hemos intentado mantener lo más separados posibles los circuitos en todo momento, para evitar el contagio del personal y de nuestros pacientes.

¿Cuál ha sido el papel del servicio de hospitalización a domicilio en Navarra en esta pandemia??

MRC –Uno de los grandes problemas asociados a esta pandemia ha sido el colapso de los hospitales y de los servicios de Urgencias. En las previsiones realizadas para nuestra comunidad en las primeras semanas de marzo se auguraba un gran crecimiento de ingresos hospitalarios y de UCI en menos de cuatro semanas. La HaD ha contribuido a aumentar el número de camas hospitalarias disponibles y enlentecer el ritmo de llenado del hospital convencional. Por otro lado, hemos estado en constante comunicación con Atención Primaria y las residencias de ancianos, a las que hemos dado todo el apoyo que nos ha sido posible. En la primera parte, haciendo PCR y ayuda en la organización y, después, llevando pacientes.

¿Qué ventajas tiene esta hospitalización frente a la convencional a la hora de tratar una epidemia así?

MRC –Una de las grandes ventajas de la HaD en los pacientes con infección por coronavirus es que, aunque están la mayor parte del tiempo aislados en sus habitaciones, tienen los cuidados y el cariño de sus familiares, y el confort de encontrarse en su domicilio habitual, sin renunciar a los cuidados de rango hospitalario.

Entiendo que no todas las personas pueden acceder a este servicio, ¿qué características debe cumplir el paciente con covid-19 para que pueda ser atendido en hospitalización a domicilio?

AMH –Así es, no todos los pacientes con infección por covid-19 pueden ingresar de forma segura en HaD. Son requisitos básicos tener un domicilio adecuado para llevar a cabo el aislamiento y tener una persona conviviente que colabore en los cuidados básicos del paciente. Los pacientes más graves, con altas necesidades de oxígeno o que precisan una vigilancia médica estrecha, salvo en situaciones excepcionales, no pueden ingresar en HaD.

¿Tienen acceso estos pacientes a todos los medios como si estuvieran en un hospital? Por ejemplo, pueden tener oxígeno€

AMH –En el domicilio hemos administrado los mismos tratamientos que en las plantas de hospitalización, oxigeno, antibióticos intravenosos, antivirales, hidroxicloroquina, corticoides, anticoagulantes, transfusiones de sangre€. Hemos mantenido en todo momento un contacto estrecho con nuestros compañeros de las plantas de hospitalización covid y hemos utilizado los mismos protocolos de manejo y tratamiento de la enfermedad.

¿Qué convendría mejorar de cara a afrontar mejor una segunda oleada?

MRC –La primera oleada nos ha llegado sin conocer bien la magnitud de lo que nos venía, era difícil hacer una previsión adecuada de las necesidades y nos hemos visto obligados a tomar decisiones de forma precipitada. En este momento estamos trabajando para fortalecer nuestra estructura, revisar todos nuestros circuitos y protocolos, mejorar nuestra formación en esta nueva enfermedad y nuestra coordinación tanto con el CHN como con Atención Primaria. Si hay una nueva oleada, estaremos preparados para realizar un despliegue de recursos ordenado, meditado y sin errores.

¿El hecho de que el profesional sanitario trabaje en la propia vivienda del paciente le expone más a la hora de poder contagiarse del virus?

AMH –La HaD tiene históricamente dos pluses de peligrosidad, la conducción y el trabajo fuera de nuestro medio habitual, que es el hospitalario. A esto se ha sumado el covid-19, que obviamente ha añadido peligrosidad a nuestro trabajo habitual. Todo nuestro personal ha puesto especial atención en cumplir de forma estricta con las medidas de protección indicadas por las autoridades sanitarias, tanto en nuestros espacios comunes de trabajo como en los domicilios, y consideramos que gracias a ello hemos tenido un bajo número de contagios.

¿Han tenido suficiente material de protección (mascarillas, EPIS€)?

MRC –En los primeros días al inicio de la crisis tuvimos problemas para el abastecimiento de mascarillas, pero posteriormente hemos tenido de forma continua equipos de protección adecuados.

¿Cuántos pacientes han atendido desde el inicio de la pandemia? ¿Cuál ha sido el resultado?

MRC –Hemos atendido en total 700 pacientes desde el inicio de la crisis y de ellos, casi 400 con infección por coronavirus. No hay datos publicados a nivel nacional o internacional sobre la atención de este tipo de pacientes en unidades de HaD, aunque tenemos contacto con otros equipos de HaD en distintos hospitales españoles y su sensación, al igual que la nuestra, es que hemos sido de utilidad en el manejo de esta crisis. Nuestros resultados los estamos analizando en este momento.

¿De qué manera afectó el coronavirus a su rutina diaria y a la de sus compañeros?

AMH –El coronavirus ha alterado por completo nuestras vidas en estos dos meses. El equipo de HaD tuvo claro desde el primer momento que teníamos que colaborar en esta crisis y que íbamos a dar lo mejor de nosotros. Esto ha supuesto largas jornadas de trabajo, estar alejados de nuestras familias, interminables horas de estudio, preocupación por nuestros compañeros y pacientes infectados y enorme tristeza por todos aquellos que no hemos podido curar. Han sido dos meses que no olvidaremos nunca y que no tenemos ninguna duda de que nos han cambiado como personas.

¿Cuáles han sido sus mayores preocupaciones en estos 2 meses?

AMH –La primera, nuestros pacientes, hemos sufrido por todos y cada uno de ellos; nos enfrentábamos a una enfermedad desconocida y con muy pocas opciones de tratamiento. Especialmente nos ha preocupado la situación de los pacientes que atendíamos en las residencias, donde se han vivido momentos de gran dureza. La segunda, la seguridad de nuestro personal; es una enfermedad que ha golpeado especialmente al colectivo de los sanitarios. La tercera, la seguridad de nuestras familias; uno de nuestros miedos era trasladar la enfermedad a nuestros seres queridos.

¿Qué les ha enseñado este virus?

MRC –Me ha dado una lección de humildad, este pequeño microorganismo ha cruzado todo el mundo y ha doblegado a las mayores potencias mundiales, y no parece que por el momento seamos capaces de erradicarlo. Por otro lado, me ha enseñado la grandeza del ser humano, ya que han sido innumerables las muestras de apoyo a nuestro equipo, los ofrecimientos de colaboración y las donaciones de material por parte de particulares y empresas.

Tras dos meses de lucha contra el coronavirus, qué piensan cuando llegan a casa y pueden descansar.

MRC –Pienso y reflexiono sobre lo que hemos vivido€ y eso me hace sentir orgullosa de mi profesión; el personal sanitario ha dado lo que ha podido y más en esta crisis. Por otro lado, no puedo evitar sentirme preocupada por la incertidumbre de lo que vendrá a partir de ahora.

Qué mensaje les gustaría trasladar a la población ahora que hemos comenzado la desescalada.

MRC –Les pido, de corazón, que no se confíen, que se protejan, que usen mascarillas, que hagan mucha higiene de manos y mantengan la distancia social. Lo que hemos vivido y visto en los hospitales en estos dos últimos meses ha sido horrible y solo si todos somos responsables podremos evitar nuevos repuntes.

¿Qué valoración les trasladan los pacientes con covid-19 y sus familias del servicio?

AMH –Hemos recibido muchísimo cariño y gratitud de los pacientes y sus familias. Ese cariño y los aplausos de los navarros nos han dado fuerzas para afrontar tan duros momentos y desde aquí lo queremos agradecer.

¿Qué valoración hacen de la respuesta que ha dado Navarra a a esta crisis sanitaria sin precedentes?

MRC –A mi juicio la respuesta de Navarra a esta crisis ha sido buena, se han tenido que tomar decisiones muy difíciles, unas han sido acertadas y otras menos. Lo más importante ahora es utilizar todo lo que hemos aprendido para hacerlo cada día mejor. Considero que hay que destacar la actitud ejemplar de la ciudadanía en el confinamiento, que ha permitido que se redujesen de forma tan significativa los contagios.

"Atendíamos unos 80 pacientes diarios antes del COVID y en el pico llegamos a más de 200"

"De los más de 12.000 pacientes en los últimos cinco años, el 40% es por un problema infeccioso"

maría Ruiz Castellano

Jefa de sección de HaD del CHN

"En el domicilio hemos administrado los mismos tratamientos que en las plantas del hospital"

"Han sido dos meses que no olvidaremos nunca y que nos han cambiado como personas"

Ana Mariñelarena huarriz

Jefa de la Unidad de Enfermería de HaD

noticias de noticiasdenavarra