La investigación indica que el fallecido en Olite no fue golpeado con un objeto

Se baraja que Genaro Ruiz Orradre, que fue sometido a la autopsia, sufriera un problema de salud

04.06.2020 | 01:16
Agentes del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil, en el exterior del domicilio en el que ocurrieron los hechos.

PAMPLONA – La investigación que lleva a cabo la Guardia Civil sobre la muerte de Genaro Ruiz Orradre, de 57 años y vecino de Olite, quien falleció el martes por la noche en su domicilio en el curso de una discusión con su hijo Marcos Ruiz Roncal, de 27 años, indica que el hombre no fue golpeado con un objeto contundente y ayer se barajaban otras hipótesis, como que pudo sufrir un traumatismo al caer al suelo durante la trifulca o, incluso, algún problema de salud, como un infarto. El cuerpo del fallecido empezó a ser sometido ayer a la autopsia en el Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en Pamplona, para determinar las circunstancias en las que se produjo el deceso, que supuso la detención de su hijo, quien está previsto que pase hoy o mañana a disposición judicial.

Desde su arresto, practicado en el mismo domicilio en el que ocurrieron los hechos, en el número 4 de la calle Merindad de Ultrapuertos, en el barrio olitense de Venecia, el joven permanece en las dependencias de la Guardia Civil investigado por el supuesto homicidio que ocurrió sobre las 20.30 horas del martes, cuando el padre y su hijo mantenían una fuerte discusión. En el domicilio familiar también se encontraban en ese momento la esposa del fallecido y madre del joven, y el hermano menor de este, según indicaron ayer fuentes cercanas al caso.

En el transcurso del enfrentamiento, ocurrido en el salón, el padre habría intentado contener en el sofá a su hijo mayor, que mostraba un comportamiento agresivo, hasta que en un momento dado el hombre acabó tendido en el suelo, después de que al salón habrían acudido también su esposa y su hijo menor, que intentó mediar entre los dos varones. En este sentido, las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil descartarían que el Genaro Ruiz hubiera sido golpeado con un objeto contundente a manos de su hijo e, incluso ayer no se descartaba la posibilidad de que hubiera sufrido algún tipo de problema de salud, como un accidente cardiaco, que habría desencadenado su fallecimiento.

REANIMACIÓN INFRUCTUOSA Después de tener conocimiento de los hechos, el centro de coordinación de emergencias de SOS Navarra-112 movilizó hasta el lugar a los servicios sanitarios, que no pudieron reanimar al hombre, y también acudieron al domicilio agentes de la Guardia Civil, quienes detuvieron al joven investigado como supuesto autor del homicidio. El cuerpo de Genaro Ruiz fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde ayer por la tarde se comenzó la autopsia, después de que por la mañana se le realizaran las pruebas PCR para determinar un posible contagio por coronavirus.

Por su parte, miembros del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil se desplazaron en la noche del mismo martes al domicilio del fallecido para iniciar la inspección ocular, mientras que agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) emprendieron las diligencias, incluida la toma de declaración a la esposa del fallecido y a su hijo menor, como testigos de los hechos investigados.

Una vez se complete el atestado, incluido el resultado de la autopsia, Marcos Ruiz será puesto hoy o mañana a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tafalla, que se encuentra de guardia esta semana. A la vista de los resultados de las pesquisas, el Ministerio Fiscal valorará solicitar alguna medida provisional para el joven investigado.