Sanidad ve posible el pase de Galicia a la nueva normalidad el lunes

La Comunidad de Madrid, Barcelona y Lleida no pedirán el avance anticipado a la fase 3 de la desescalada

11.06.2020 | 01:18

Madrid – El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, aseguró ayer que ve posible el paso de Galicia a la "nueva normalidad" si "son justificadas las propuestas que hace".

En rueda de prensa, Simón respondió así al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien avanzó que trabaja en la posibilidad de dejar sin efecto el estado de alarma por el coronavirus el próximo lunes, decisión que se adoptaría en la reunión de su gabinete mañana.

Simón recordó que Galicia lleva ya una semana en fase 3 y subrayó que la evolución de la pandemia de coronavirus en esta comunidad es "realmente buena" y que su capacidad de detección y control de posibles brotes es también "muy buena", por lo que está en una "situación muy favorable".

La Comunidad de Madrid y las áreas sanitarias de Barcelona y Lleida no pedirán finalmente el paso a la fase 3 del plan de desescalada a partir del próximo 15 de junio, algo que sí solicitarán la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Ceuta y las provincias de Toledo, Albacete y Ciudad Real.

La Comunidad de Madrid fue la última en decidirse y, tras un debate interno en el propio Gobierno regional, finalmente acordó que no pedirá pasar a la fase 3 la próxima que viene, ni ha barajado de momento ninguna medida en concreto para flexibilizar la fase 2.

Así lo anunció ayer el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, que ya había dicho días antes que no era partidario de acelerar el paso de la región a la fase 3 porque los quince días previstos para avanzar entre los distintos escenarios no son "por capricho", sino por el periodo de incubación del virus, que marca cómo desescalar.

Sin embargo, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, evidenciaron sus discrepancias sobre este tema a principios de semana, ya que la primera abogó por ir "poco a poco" y el segundo planteó pedir el progreso de fase.