La Fundación CAN edificará viviendas para su gestión en alquiler por Nasuvinsa

El Ejecutivo foral lanza el nuevo modelo de colaboración mixto público-privado

16.06.2020 | 13:36
Un momento de la rueda de prensa. Al fondo el edificio proyectado.

El Gobierno foral y Fundación Caja Navarra han emprendido un proyecto conjunto para la construcción de 40 viviendas de alquiler en Mutilva, una promoción "novedosa" tanto por el modelo mixto público-privado que lo sustenta como por la solución arquitectónica dada al edificio, que contará con un local de uso municipal.

En conferencia de prensa, el vicepresidente del Gobierno y consejero de Vivienda, José María Aierdi, ha valorado una iniciativa con la que el Ejecutivo foral lanza el nuevo modelo de colaboración para que los promotores inviertan en vivienda social que repercuta después al patrimonio público.

Así, la Fundación Caja Navarra pagará la construcción del edificio en suelo público, dejará el arrendamiento de las viviendas a manos de Nasuvinsa bajo el régimen de alquiler protegido y cobrará durante 30 años ese alquiler, período tras el que transmitirá la propiedad del edificio a la sociedad pública de vivienda, titular del suelo.

El Ayuntamiento del Valle de Aranguren también participará en la gestión del proyecto al hacerse cargo de un local cedido, que será de titularidad municipal y uso social.

Aierdi ha subrayado que esta iniciativa "modifica sustancialmente la política desarrollada en este ámbito durante los últimos veinte años, en cuanto que las promociones no se convierten en vivienda libre ni pasan a manos privadas al cabo del período de calificación como VPO".

"Se trata de recuperar la función social y el valor de uso de la vivienda y de comprometer al sector privado en la necesidad de promover vivienda de alquiler, también como una oportunidad", ha subrayado.

Aierdi ha reiterado "la validez de esta nueva fórmula de colaboración que permita, a través de la cesión de suelo público, la movilización de inversión privada para la construcción de VPO de alquiler, un objetivo preferente de la política de vivienda del Gobierno de Navarra, especialmente en estos momentos de grandes dificultades económicas para muchos navarros y navarras".

El vicepresidente ha agradecido la disposición de la Fundación Caja Navarra a participar en esta nueva fórmula de colaboración y se ha mostrado convencido de que servirá de ejemplo para impulsar nuevos acuerdos con otras empresas navarras para favorecer la oferta pública en régimen de alquiler, y ha avanzado que su Gobierno prevé sacar a concurso la cesión de varias parcelas destinadas a tal fin.

Por la Fundación Caja Navarra, su presidente, Javier Miranda, ha valorado la consecución de los que "hace poco más de un año era un sueño" y ha reconocido que "no es nada habitual" la labor de promotora que ahora asume la entidad, "pero esta iniciativa no permite hacerlo y decirlo con mucho orgullo", ya que encaja con la filosofía del plan estratégico de la Fundación.

Así, se ha congratulado "por haber sido capaces de generar un modelo que nos permite alcanzar nuestros objetivos sociales y también realizar una gestión eficiente, responsable e innovadora del patrimonio, a través de la diversificación y optimización de las inversiones y los recursos financieros de la Fundación".

Miranda ha definido el proyecto en Mutilva como "innovador, sin precedentes en el sector fundacional y que pone el foco en el apoyo a las personas más vulnerables y en su derecho básico en el acceso a una vivienda digna, como factor de solidaridad y de convivencia".

La accesibilidad universal, la cohesión, la innovación y la transparencia son otros valores que Miranda ha destacado del proyecto y que encajan con los idearios de la Fundación.

También ha intervenido Carlos Pereda, en representación del estudio de arquitectura autor del proyecto ganador del concurso, quien ha negado que sea "un edificio de viviendas" y lo ha definido como "un proyecto de vivienda" que se distribuye a través de un gran espacio común central que lo vertebra y sirve de lugar de relación y encuentro.

Ha destacado del proyecto que "resuelve de la mejor manera posible la habitabilidad de las viviendas y su relación con el exterior, un factor que la crisis del confinamiento ha hecho aún más necesario", de forma que los "espacios ventana" con el que se ha dotado a los extremos aporta diferentes ventajas.

"Son viviendas óptimas, no tienen pasillos" y recuperan los espacios de las antiguas galerías, ha señalado para destacar además la "accesibilidad y sostenibilidad" de estos espacios, ha dicho Pereda, cuyo equipo ha incorporado al edificio medidas pasivas y de eficiencia energética, con un sistema de calefacción con suelo radiante y caldera centralizada alimentada con biomasa, como fuente de energía renovable.

En cuanto a los plazos, "a finales de año deberíamos estar en condiciones de empezar la obra", ha dicho Aierdi, quien ha señalado que a partir de ahí los trabajos durarán 18 meses.