Expedientes que rozan la perfección

04.07.2020 | 01:29
Javier Sanz Irisarri, Eduardo García Merino, Carmen Tabuenca Gómez y Carlos Merino Pinedo.

Medicina, Química+Bioquímica y ADE+Economía, elección de 4 alumnos navarros que superan el 13,8

Medicina, el doble grado de Química y Bioquímica y el doble grado de ADE+Economía (internacional) son las carreras elegidas por los cuatro mejores expedientes de la EvAU de Navarra. Carmen Tabuenca Gómez, de Liceo Monjardín, Eduardo García Merino, de FEC Vedruna y Carlos Merino Pinedo, de San Cernin, con un 13,825 sobre los 14 posibles, y el peraltés Javier Sanz Irisarri, con un 13,817, son a falta de confirmación oficial los estudiantes que han logrado las notas más altas de este año.

Los cuatro eran conscientes de sus posibilidades, sus expedientes brillantes en 2º de Bachillerato así lo atestiguan, pero ningún se esperaba alcanzar semejante calificación. "Salí contenta de los exámenes pero no sabía cómo iban a corregir, y la verdad no me esperaba una nota tan alta", reconoce Carmen Tabuenca, que no tenía presión por la nota ya que "ya me habían admitido en la Universidad de Navarra, en el doble grado de Química y Bioquímica, y solo necesitaba aprobar". Esta joven, que agradece la preparación del colegio, tiene claro que se quiere dedicar a la investigación si bien reconoce que dudó entre ir a Salamanca a cursar Biotecnología con Farmacia o hacer Biotecnología en la UPNA.

Sus otros dos compañeros de podio también se decantan por las ciencias y harán Medicina en la UN. Ambos tenían el sí de la universidad y sólo necesitaban aprobar. "No me esperaba esta nota porque en la Evau influyen muchas variables", asegura Eduardo García, quien reconoce que "al principio vivimos mucha incertidumbre porque no sabíamos si se iba a celebrar o no la Evau, pero el profesorado nos ha ayudado más que nunca y nos ha facilitado mucho la preparación". En esta misma línea se expresó Carlos Merino Pinedo. "Una vez quedó claro como iba a ser la nueva estructura del examen nos quedamos más tranquilos porque era más flexible", afirmó este alumno de San Cernin, que reconoce que "en el primer examen estaba con muchos nervios porque no sabes con qué te vas a encontrar pero luego te tranquilizas".

Con una nota un pelín inferior, un 13,817, el peraltés Javier Sanz Irisarri estudiará el doble grado internacional de Economía y ADE en la UPNA. "Las dos primeras semanas encerrados no me concentraba y me agobié un poco, pero después ya me acostumbre a estudiar en casa", afirmó Sanz, quien considera que la organización es clave para lograr un buen resultado. "Una vez que haces el primer examen te das cuenta de que los nervios no están justificados", asegura este estudiante, que reconoce que "cuando vi que la nota para acceder al doble grado de ADE y Economía el año pasado fue de 10 y pico hice cuentas y pensé que, salvo que algún examen me saliera muy mal, la podía conseguir". Y así fue.