¡Qué calor!

31.07.2020 | 00:30

Los termómetros superaron este jueves los 40 grados en la Comunidad Foral. La vertiente cantábrica se llevó la peor parte, mientras la Ribera no llegó a superar esas cifras. La ola de calor comenzará a remitir este sábado

La ola de calor, que comenzó este jueves y se alargará al menos hasta el sábado, dejó temperaturas poco habituales en Navarra cuyos termómetros llegaron a alcanzar los 41,4 grados, la temperatura más alta, en Bera y los 40,1 grados anotados en Pamplona entre las cuatro y las cinco de la tarde, la hora más tórrida de la jornada. Este calorazo, no obstante, tuvo momentos de respiro pasadas las seis media de la tarde cuando una ligera tormenta refrescó el ambiente e hizo descender los mercurios casi diez grados.

La ola de calor, que es un fenómeno que según los meteorólogos se produce en función de los días que duran las altas temperaturas y de que éstas sean también altas en las horas nocturnas, se vivió este jueves con mayor intensidad en la zona norte de la Comunidad Foral, donde, además de no ser tan habitual, este jueves se registraron las cifras más elevadas, ya que superaron los 40 grados mientras en la Ribera no pasaron de 38-39 grados, según los datos registrados por la AEMET.

De acuerdo con esta agencia estatal, en Bera se alcanzaron los 41,4 grados, Doneztebe llegó a los 41,3, Donamaria, 41,1, y Etxalar 40,7. También tuvieron una jornada calurosas localidades del Valle de Baztan como Irurita con 39,8 grados. Por otro lado, en Valcarlos e Irurtzun se alcanzaron los 39 grados.

En Pamplona sobre las cuatro de la tarde se llegaron a registrar 40,1 grados y cuatro horas mas tarde, y tras una leve tromba de agua, los termómetros bajaron casi quince grados (25º). A esta última hora, localidades del norte como Bera y Irurita seguían superando los 30 grados.

Por otro lado, en Tudela, la temperatura más alta de la jornada fue de 37,7 grados; en Larraga, 37,6º; en Los Arcos se registraron hasta 36,9º y en Olite, 36,6º. Por otro lado, en Navascués se alcanzaron los 39,4º.

Para las horas posteriores también se preveían noches calurosas con registros superiores a los 20 grados.

Para el panorama estatal la AEMET ya avanzó que las zonas de mayor incidencia por calor de hasta 40 grados iban a ser Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja y las provincias de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, Teruel, Zaragoza, Lérida, Islas Baleares, Burgos, Almería, Granada, Córdoba, Jaén, Albacete, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Toledo, Badajoz y Madrid.

El Gobierno de Navarra prevé para este viernes, temperaturas con cambios ligeros salvo en las máximas de la vertiente cantábrica que registrarán un descenso localmente notable. Las temperaturas máximas superarán los 35 grados en toda la Comunidad salvo en la parte norte y en zonas altas del Pirineo y alcanzarán puntualmente los 40 en la Ribera del Ebro y en el centro. Pamplona y Estella tendrán temperaturas de entre 22 y 39 grados, Tudela entre 24 y 40º y Roncal, entre 20 y 38. Para mañana sábado, en cambio, se espera un descenso notable de las temperaturas máximas.

La temperatura máxima en la Comunidad Foral se registró en Bera, con 41,4 grados, seguido de Doneztebe, con 41,3

Tras la tromba de la tarde los termómetros se desplomaron unos 10 grados, pero el calor aguantó en el norte