Sindicatos y apymas recelan de las medidas de la vuelta al cole, que los centros ven con expectación

Educación desglosa el protocolo para los centros y mantiene que el curso arranca entre el 4 y 7 de septiembre

25.08.2020 | 01:10
Alumnos de Bachiller, con mascarilla y distancia de seguridad, el pasado junio.

pamplona – El comienzo de curso vive una semana clave. La reunión al más alto nivel entre los ministros de Educación y Salud con las comunidades autónomas prevista para este jueves partirá de la convicción por parte del Estado de que el comienzo de las clases se mantiene inalterable en cuando a fechas –todos los centros deberán iniciar las clases en septiembre– y a la presencia del alumnado en clase.

A la cita, Navarra acudirá con el Protocolo de Prevención y Organización de la Actividad Educativa que detalló el consejero de Educación, Carlos Gimeno, el pasado viernes y que tiene como pilares la jornada presencial continua –todas las clases se concentrarán por la mañana–, la mascarilla obligatoria a partir de quinto de Primaria y la bajada de ratios a un máximo de 20 alumnos en Infantil. Asimismo, se mantendrá el comedor, aunque se suspenderán las actividades extraescolares, y, a día de hoy, la Comunidad Foral no contempla otras fechas del inicio de curso que no sean entre el 4 y el 7 de septiembre –a elección de los centros– para todos los ciclos.

En esta línea, Educación remitió ayer a los centros a última hora dicho protocolo en que vienen detalladas las novedades en cuanto a las medidas preventivas que tendrán que tomar los colegios de cara al inicio del curso. En los criterios desglosados por Educación se incide en los grupos estables de convivencia en el aula y en que los centros deben organizar su superficie para posibilitar espacios que garanticen la distancia de seguridad entre el alumnado.

Las asociaciones de directores y directoras de los centros de Navarra valoraron de forma positiva que el departamento tuviera en cuenta sus propuestas durante la ronda de contactos con Educación. Así, se mostraron de acuerdo con la medida de limitar las clases a horario de mañana, que se mantenga el comedor y el incremento del profesorado –un total de 666 docentes más de los previstos–. También estuvieron conformes con la fecha del inicio de las clases "porque retrasarlo implicaría hacer lo mismo con el final del curso y, de alguna manera, septiembre servirá de antesala ya que las medidas –como la jornada continua– afectarán de lleno en octubre", según comentó Juan Carlos Turumbay, desde Adipna.

Por otra parte, lamentaron que el departamento no contemple hacer pruebas PCR a todos los docentes y criticaron que a una semana de comenzar las clases "todavía haya muchas cosas en el aire que impiden que podamos organizarnos con margen antes de que lleguen los alumnos", valoró Nekane Lasa de NIZE.

"medidas insuficientes" El Foro de la Comunidad Educativa, que agrupa a sindicatos y apymas, consideró por su parte "insuficientes" las medidas recogidas en el protocolo de prevención. Además, aseguraron en un comunicado que tuvieron conocimiento de dichas medidas "por la prensa" y aseguraron que "a día de hoy seguimos sin conocer su contenido en detalle". "Creemos inadmisible tanto el fondo como la forma de todo este proceso, puesto que no vemos garantías ni coherencia para una vuelta a las aulas segura y que albergue criterios pedagógicos y emocionales", aseguraron en el comunicado firmado por los sindicatos LAB, STEILAS, AFAPNA, ANPE, CCOO, ELA, UGT, SEPNA y CSIF; las asociaciones estudiantiles Ernai, Estudiantes en movimiento y Gora ikasleen borroka; y las asociaciones y plataformas de padres y madres Britila, Derpa, Sortzen y Padres en movimiento.

Según explicaron, "vivimos con preocupación la vuelta del alumnado con necesidades educativas especiales, al que, lejos de reforzar la contratación de cuidadores, se ve mermada". Por ello, las organizaciones de este Foro de la Comunidad Educativa defendieron que se cree "un foro de diálogo con capacidad de negociar y acordar, que incluya a todos los agentes de la comunidad educativa sin exclusión". Asimismo, demandaron planes de contingencia para cada centro elaborados e implementadas por el servicio de prevención, pruebas serológicas para todo el profesorado, bajada de ratios, aumento de plantillas y planificación de espacios alternativos. También pidieron una protección especial al personal vulnerable, una persona encargada de salud laboral en cada centro, personal sanitario en los centros, elaboración de criterios pedagógicos y emocionales, especial atención al alumnado más vulnerable, y no retroceder en las condiciones laborales del personal trabajador.

noticias de noticiasdenavarra