Navarra endurecerá las multas contra la covid-19

Se reportan 196 nuevos casos en lajornada con más hospitalizados diarios desde finales de abril, 16

10.09.2020 | 00:46
Contagios desde julio en Navarra.

Pamplona – La labor de concienciación y las medidas restrictivas adoptadas hasta ahora por el Gobierno de Navarra no han conseguido traducirse en un descenso de los nuevos casos, por lo que el Ejecutivo foral se plantea ahora endurecer las sanciones ante el incumplimiento de las medidas implantadas para luchar contra la covid-19 para ver si así se consigue acabar con las conductas irresponsables. Así lo avanzó ayer el vicepresidente y portavoz del Gobierno foral, Javier Remírez, en una jornada en la que se registraron 196 nuevos positivos –lo que supone un descenso sustancial con el día anterior, en el que se detectaron 261 nuevos contagios– y 16 ingresos, la cifra más alta de hospitalizaciones en un día desde el 24 de abril, cuando se registraron 22.

Precisamente, para detener la curva de contagios y evitar que aumente la presión sobre el sistema sanitario de cara a un otoño que se antoja complejo, el Gobierno de Navarra estudia endurecer el régimen sancionador por incumplimiento de las medidas establecidas ante la covid-19, y especialmente ante las conductas "irresponsables" que generan "más situaciones de riesgo", como son los botellones, apuntó ayer Remírez, que matizó que esta reflexión se da ante la evolución de la pandemia, con un crecimiento sostenido de los contagios.

Aunque todavía falta concreción, se espera que entre hoy y mañana se den a conocer los detalles de las medidas que ultima el Ejecutivo y, en este sentido, el vicepresidente señaló que se trabaja también a nivel comunicativo con el objeto de llegar a los colectivos en los que se cree que hay mayores conductas de riesgo y a nivel normativo, se van a revisar nuevas medidas de aforos y limitaciones. Sobre las consecuencias que pueden conllevar para algunos sectores las nuevas medidas restrictivas, Remírez comentó que tratarán de equilibrar la salud pública y la actividad socioeconómica, pero poniendo "un peldaño por encima la salud pública".

El botellón, en el punto de mira Respecto, al endurecimiento del régimen sancionador, valoró que la mayoría de la ciudadanía cumple con sus obligaciones cívicas, con las recomendaciones sanitarias en torno al uso de la mascarilla y la higiene, pero lamentó que otra parte no, como constatan las denuncias de los diferentes cuerpos policiales. Esta situación, una vez pasados bastantes meses con labores de concienciación, lleva al Gobierno a plantear la necesidad de ser "más severos", sostuvo el vicepresidente, quien afirmó que van a poner el acento en conductas que son "irresponsables y generan más situaciones de riesgo" como los botellones, ante los que van a ser "bastante más rigurosos" de lo que están siendo.

No obstante, reconoció las dificultades que existen en ese sentido puesto que para emitir un expediente sancionador hay que "encontrar a las personas in situ". Remírez remarcó que no les mueve ni un "afán sancionador, ni recaudatorio, sino ejemplarizante" y abogó por poner en valor a quien cumple y ser "estricto con quien no".

36 sanitarios contagiados El anuncio de Remírez se hizo tras 15 días consecutivos superando los 100 casos diarios y con varios picos que han superado los 250 positivos. En concreto, el martes se registraron 196 nuevos contagios de infección por covid-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizarse 2.298 pruebas PCR, con un 8,4% de positivos. Esta cifra, aunque cercana a los 200 casos, supone un descenso sustancial con el día anterior, en el que se contabilizaron 261 positivos. De los contagios detectados en los últimos días, 36 corresponden a profesionales sanitarios de Osasunbidea que actualmente están afectados por el virus, cifra que supone el 0,29% de una plantilla de cerca de 12.400 trabajadores. En concreto, en la última semana, entre el 1 y el 8 de agosto, fueron 23 los y las sanitarias afectadas por covid-19.

Asimismo, en la jornada del martes, en los hospitales navarros se contabilizaron 16 nuevos ingresos por coronavirus, la cifra de hospitalizaciones diaria más alta desde el pasado 24 de abril, cuando hubo 22. No obstante, ninguno de ellos fue en UCI y la situación hospitalaria se mantiene estable ya que las altas casi compensan a los ingresos y en la red hospitalaria hay 117 pacientes, dos más que el día anterior. De ellos, 8 se encuentran en puestos UCI y otros 15 en hospitalización domiciliaria. Los demás, 94 pacientes, están en planta. Además, el martes no se registró en Navarra fallecimientos por covid-19, por lo que el número total de muertes por esta causa se mantiene en 540.

Por zonas, en Pamplona y Comarca se registra el 40% de los positivos, el área de Tudela tiene el 29%, y a la de Estella-Lizarra pertenecen el 9% de los casos. En este sentido, Remírez subrayó, sobre la posibilidad de confinar algún municipio, que es una idea que "no se rechaza", pero que "a día de hoy no se contempla en ninguna localidad" y si se adoptara sería "de acuerdo con los ayuntamientos".

En cuanto a la distribución de los casos registrados por franjas de edad, el grupo mayoritario es el de 15 a 29 años, con el 28% de los casos; seguido del grupo de entre 45 y 59 años, con el 23% del total. A continuación, está el de los comprendidos entre los 30 y los 44 años, con un 19%; le sigue el de menores de 15, con el 16%; luego el grupo de entre 60 y 75 años, con el 11%; y, finalmente, el de mayores de 75 años, con el 3%. La edad media de los nuevos casos se sitúa en los 36,1 años. En cuanto al género, el 51% son hombres y un 49% mujeres.

"Vamos a equilibrar la salud pública y la actividad económica, pero poniendo por encima la primera"

Javier Remírez

Vicepresidente del Gobierno foral


noticias de noticiasdenavarra