Memoria política en buenas manos

26.09.2020 | 23:23
Ejemplos de la colección

El Archivo Contemporáneo de Navarra aumenta su fondo con la Colección Fernando Hualde Gállego, una donación de miles de documentos políticos de carácter popular recopilados desde 1940 hasta la actualdidad.

Hay tesoros escondidos que se enriquecen con el tiempo y la labor imparable de personas que trabajan como hormigas y hacen que el montón sea cada vez más grande. Es el caso del izabar, Fernando Hualde Gállego, escritor e historiador que ha recopilado durante casi medio siglo, desde 1940 hasta hoy, una colección de miles de documentos políticos de carácter popular relacionados con la historia política y la pluralidad ideológica, especialmente en relación al ámbito geográfico de Navarra.

En junio se desprendió de ella y la donó al Archivo Contemporáneo de Navarra (Nafarroako Artxibo Garaikidea). Se trata de la primera fase de una entrega que culminará este año y que integrará la colección que lleva su nombre. Una colección que echó a andar en 1974, última etapa del franquismo, en el marco de la clandestinidad . "La propaganda clandestina estaba en pleno apogeo y empecé a guardar todo el material político que caía en mis manos. Era una afición muy propia de la época, guardar aquello que estaba prohíbido", recuerda Hualde.

Desde entonces, su labor recopilatoria no se detuvo y la siguió desarrollando durante prácticamente medio siglo. En este tiempo su colección creció con aportaciones que agradece públicamente y el intercambio con coleccionistas de otras Comunidades Autónomas. Y es en la primera década de este siglo cuando, una vez que comienza a ordenar, clasificar y catalogar el material, se hace consciente de la dimensión alcanzada y de que merece conservarlo.

"Es un hecho que las colecciones privadas acaban perdiéndose y que solo un archivo institucional garantiza su conservación en beneficio de las mismas y de la sociedad", asevera.

Con esta creencia, a finales de 2019, mantuvo una reunión con el Servicio de Archivos y Patrimonio Documental del Gobierno de Navarra. En ella se gestó y acordó la donación y sus condiciones. "Pensé que era un material bastante completo que merecía ser conservado por todo el trabajo de documentación. También por su utilidad en un futuro, para conocer la dimensión de la realidad social y política de un tiempo marcado por profundos cambios, y que además, podía servir de base para cimentar un archivo institucional, público en beneficio de la sociedad", subraya.

Cierto es que el fondo de Hualde va más allá del mero inventario , ya que se completa con la historia de cada grupo, tema y personaje contenido en él, más la cronología de lo acontecido en España desde la posguerra hasta la actualidad.

"El conjunto tiene un valor importante como fuente para la investigación, valora Maite Sola Landa, directora del Archivo Contemporáneo de Navarra. Esta colección sirve para que investigadores e investigadoras tengan en el futuro una visión más amplia de la memoria colectiva, de la historia contemporánea reciente desde diferentes puntos de vista, lo más plural posible", argumenta, al tiempo que añade que " la idea es aprovechar esos fondos para hacer un nuevo proyecto en relación a la transición, un mosaico", adelanta.

colección y consulta Ubicado en la antigua fábrica de Super Ser, el ACN, un tanto apartado y desconocido, gestiona, recopila y difunde y documentos de carácter privado procedentes de movimientos políticos, sindicales, vecinales, feministas, culturales... y garantiza la consulta a la propia Administración y al ciudadano en diferentes formatos. Mantiene a su vez publicaciones que se pueden consultar en archivo abierto.

La Colección Fernando Hualde Gállego abarca la etapa entre 1940 y la actualidad: franquismo, transición y la etapa democrática de monarquía constitucional. Su ámbito geográfico fundamental es Navarra, incluye además, 17 CCAA, otros países del mundo y se estructura en tres partes: archivo impreso, archivo digital y biblioteca. La primera se compone de todo tipo de papelería y objetos con mensaje político impreso y se divide en cuatro secciones: adhesivos, boletines, carteles ( ya se puede acceder en abierto a los carteles anteriores al año 2000) y documentos diversos.

Por su parte, el archivo digital contiene las imágenes digitalizadas, dosieres, etc; mientras que la biblioteca se compone de un conjunto de libros de historia política española.

En la primera etapa ( 1939- 1975) conviven materiales propios de la maquinaria política del Estado, abundante propaganda del movimiento carlista , propaganda falangista, y entre otras cuestiones, la restructuración del PNV y documentos clandestinos editados al otro lado del Pirineo.

El segundo bloque temático (1975-1981) es una época muy presente en el fondo a través de grupos y temas protagonistas. Contiene documentación desde 1975 (muerte de Franco) y de la etapa encaminada a consolidar la democracia y la monarquía constitucional, con materiales referentes a la Ley de Amnistía (1976), legalización partidos políticos y primeras elecciones generales (1977) entre otros.

En el caso de Navarra, refleja la división social, momentos convulsos como Montejurra76, Sanfermines del 78, huelgas de la construcción y hostelería. La amplia y diversa etapa a partir de 1981 constituye el tercer bloque, un periodo que engloba soportes relacionados con el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN, aborto, insumisión, movimientos memorialistas, exaltación del fascismo, lucha antinuclear, Itoiz, además de comicios y huelgas. Y ya en el siglo XXI, recoge la irrupción con fuerza del feminismo, la lucha de los pensionistas. Una época que conecta dos siglos, que despidió a generaciones referentes. Todo el material político relativo a ella que este hombre polifacético ha podido recoger queda "a buen recaudo", es decir : debidamente salvaguardado a nivel institucional, en el Archivo Contemporáneo.