Enjambre sísmico: el nordeste de Pamplona ha sufrido ya 300 terremotos desde agosto

Los seísmos en las cercanías de las poblaciones de Lizoáin, Arriasgoiti y el valle de Egüés son de los más intensos en la historia de Navarra

02.10.2020 | 22:43
Entrada a Lizoáin, una de las localidades más afectadas por los terremotos

El noroeste de Pamplona ha sufrido 299 terremotos desde el 19 de agosto de 2020, de los cuales 9 son de magnitud mayor o igual que 3,0  según el último informe del Instituto Geográfico Nacionalque deberá añadir los últimos, con lo que la cifra superará los 300.

Los expertos señalan que desde finales de agosto de 2020 están ocurriendo una serie de terremotos al nordeste de Pamplona, en las cercanías de las poblaciones navarras de Lizoáin, Arriasgoiti y el valle de Egüés que se iniciaron 19 de agosto de 2020, de hecho, el 30 de agosto un terremoto de magnitud 4,0 Mw,
ampliamente sentido, pero sin causar ningún daño. La serie se ha reactivado posteriormente a finales de
septiembre con un terremoto el día 25 de magnitud 3,3 también ampliamente sentido por la población
en la zona epicentral. El día 30 de septiembre del 2020 se produjo un temblor de 4,5 al norte de
las localidades de Lizoáin-Arriasgoiti seguido el día 1 de octubre de otro de magnitud 4,4.
Ambos han sido ampliamente sentidos no solo en Navarra sino también en Guipúzcoa, Zaragoza y Huesca e incluso en la provincia de Barcelona, desta el informe

INTENSIDADES

La intensidad es un parámetro que representa de forma global cómo ha afectado un terremoto a una
localidad,
por lo que no sólo se evalúa a partir de los daños producidos, sino que también se tienen en
cuenta los efectos en las personas y en los objetos
, explica el IGN en su informe. 
De acuedo con ello, los terremotos de mayor magnitud (Mw 4,5 del 30/09/2020 y Mw 4,4 del 01/10/2020) han sido
sentidos con una intensidad máxima de V y IV-V respectivamente en las poblaciones de la zona
epicentral, pero hasta el momento solo se han registrado pequeños daños no estructurales, como grietas en el enlucido,
además de caídas de objetos en varias construcciones dentro de la zona epicentral.

SISMOTECTÓNICA Y SISMICIDAD HISTÓRICA

La zona donde se han producido esta serie sísmicas está localizada en el límite suroeste de la cordillera
Pirenaica
, que presenta una sismicidad moderada, según la evaluación de los expertos. En la región pirenaica, en el catálogo de terremotos
históricos, cabe resaltar el terremoto de intensidad IX-X ocurrido en 1428 en Queralbs (Girona) que
produjo la destrucción de la ciudad y unas 800 víctimas, así como tres terremotos de intensidad VIII-IX:
1373 en Ribagorça (Lleida), 1427 en Olot (Girona) y 1660 en el departamento francés de Altos Pirineos,
donde también han ocurrido otros terremotos históricos importantes como el de intensidad VIII en 1750.

Más al oeste, algunos terremotos de menor entidad han tenido lugar en el departamento de los Pirineos
Atlánticos (Francia), siendo el mayor de estos el de intensidad VII-VIII en 1814.

Desde hace aproximadamente 100 años, la sismicidad registrada ha sido entre
baja y moderada, aunque destacan dos terremotos en 1923 en la Canal de Berdún (Huesca-Zaragoza), al
sur de los Pirineos, de intensidad VII y M5,4 y en el Valle de Arán (Lleida) de intensidad VIII y en torno a
M5,6, además de dos terremotos de M5,1 ocurridos en 1967 y 1980 en los Altos Pirineos (Francia) de
intensidades VIII y VII respectivamente. En particular, en la provincia de Navarra, en las proximidades de
la epicentral destaca un terremoto ocurrido en 1903 al este de Pamplona sentido con intensidad de V