Pandemia

Castilla y León impone el toque de queda y Madrid limita la actividad nocturna

Se mantienen, asimismo, las restricciones anteriores sobre aforos y reuniones sociales durante el día

24.10.2020 | 09:44
Ponferrada, en León, ha quedado confinada perimetralmente.

La Junta de Castilla y León aplica desde hoy el toque de queda por motivos "muy graves" de salud pública, que limita parcial y temporalmente –entre las 22.00 y las 06.00 horas durante los próximos 14 días– la libertad de circulación de las personas en la Comunidad.

Así se ha acordado, ante el "empeoramiento continuado" de la situación epidemiológica y asistencial en Castilla y León, durante una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno.

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado hoy una edición extraordinaria con este acuerdo, de forma que se le dé publicidad, comenzado su eficacia en ese momento. Los Servicios Jurídicos de la Administración autonómica darán traslado de esta medida al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, al objeto de obtener la oportuna ratificación.

Este acuerdo valora que, para el control de riesgos por la transmisión comunitaria en todo el territorio de Castilla y León, únicamente se podrá circular por vías y espacios públicos, siempre de forma justificada, para adquirir productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistir a centros, servicios y establecimientos sanitarios; desplazarse al lugar de trabajo; asistir y cuidar a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Además, se permitirá únicamente la circulación de vehículos particulares por las vías de uso público para la realización de las actividades anteriormente referidas o para el repostaje en gasolineras y estaciones de servicio. La circulación de vehículos por carretera y viales que transcurran o atraviesen el ámbito territorial de Castilla y León estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo.

En todo caso, en cualquier desplazamiento permitido efectuado durante esas horas, deberán respetarse las órdenes y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias, explican desde la Junta.

Madrid prohíbe toda la actividad no esencial

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha optado por no aplicar un toque de queda, pero sí limitar la movilidad y las reuniones sociales y familiares en espacios públicos y privados desde las 00.00 a las 06.00.

Esta es una de las medidas anunciadas el viernes por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en rueda de prensa en la que indicó también que se pondrán en marcha restricciones a la movilidad en 37 zonas básicas de salud de la región en sustitución del estado de alarma, que entran en vigor el lunes.

Ante semanas "complicadas", para toda la región se mantiene la limitación de reunión durante el día de seis personas "salvo que sean convivientes". Con respecto a la hostelería y la restauración, se suspende el servicio de barra y en mesa se reduce el aforo al 50% y en terrazas al 75%.

Asimismo, en los salones de banquete se reduce el aforo al 50%. "No podrán abrir antes de las 6.00 horas y el cierre será a las 00.00 horas, no pudiendo admitir clientes admitir clientes desde las 23 horas", ha informado el consejero.

Los establecimientos comerciales no podrán iniciar la actividad antes de las 6.00 horas y deberán cerrar a las 22.00 horas, a excepción de los que presten servicios imprescindibles e inapalazables. El aforo permanece como hasta ahora, al 75%.