alerta sanitaria

Líderes mundiales urgen a la cooperación contra la histórica crisis de la covid-19

La OMS advierte de que el nacionalismo en las vacunas prolongará la pandemia

26.10.2020 | 00:51
Dos camareros de un restaurante en el centro de Roma (Italia) esperan la llegada de clientes. Foto: Efe

berlín – Líderes de organizaciones internacionales y expertos mundiales hicieron ayer un llamamiento a la cooperación para combatir la pandemia del coronavirus, con el reconocimiento de que es una crisis de dimensiones históricas.

"El nacionalismo en las vacunas no acabará con la pandemia, solo hará que dure más", advirtió el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la Cumbre Global de la Salud, un evento organizado en Berlín en la que participó a distancia.

El reto de encontrar una vacuna contra la covid-19 fue el símbolo de esa cooperación internacional a la que instaron el responsable de la OMS y otros líderes mundiales.

Tedros abordó algunos de los aspectos más determinantes para lograr el éxito en la estrategia para poner diques contra la pandemia, pero destacó específicamente que, cuando llegue la vacuna contra la covid-19, esta tendrá que suministrarse de una manera determinada.

La pandemia ya deja la "lección clara" de que "un sistema de salud fuerte es un sistema de salud resiliente", dijo Tedros, quien admitió que la sanidad pública es el resultado de "decisiones políticas", y no solamente las más recientes, sino las tomadas en el pasado con consecuencias actuales.

La covid-19 "ha puesto de evidencia que el descuido de las funciones de los sistemas de salud en apoyo de la respuesta a las emergencias ha tenido consecuencias desastrosas", constató el director general de la OMS.

rápida apertura económica Tedros constató la reciente ola de rebrotes en muchos países y mencionó que está pasando donde los países reabren sus sociedades y economías "demasiado rápido".

En la cumbre participó el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, quien advirtió que la actual es "la crisis de nuestra era" e hizo un llamamiento a la solidaridad de los países desarrollados para que apoyen a los países que no tienen recursos suficientes para mantener sistemas de salud adecuados.

Guterres aludió también a la cuestión de la vacuna contra la covid-19 para advertir de que deberá ser "un bien público global" puesto que la cobertura sanitaria universal es "un derecho humano".

En la reunión virtual participó además la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien por su parte apeló a hacer un "cambio mental" en relación con la salud, para no atender solo a los resultados clínicos.

Von der Leyen aseguró que en la Unión Europea la prioridad ahora pasa por la "coordinación y cooperación transfronteriza" para no repetir la situación de compartimentación y cierre de fronteras.

La reunión convocada en Berlín y celebrada desde hoy a distancia llega cuando los casos globales de covid-19 alcanzaron los 42,5 millones, tras registrarse 438.000 nuevos contagios en la última jornada, y Francia pasó a ser el país de Europa Occidental más afectado, tras adelantar en positivos a España, según los datos de la OMS.