Más de 60 detenidos en los disturbios registrados este sábado en varias ciudades

Las protestas contra las reestricciones por el Covid-19 derivan en altercados en Madrid, Logroño, Barcelona, Málaga, Bilbao y Santander

01.11.2020 | 17:24
Disturbios en Bilbao durante una protesta

Los disturbios que tuvieron lugar en la noche de este sábado en protesta a las restricciones impuestas por el Covid-19 en varias ciudades se han saldado con más de 60 detenidos y con una veintena de heridos, según informan a Europa Press fuentes policiales. Los incidentes más graves se produjeron en Madrid, Vitoria y Logroño.

En la capital del país, la Policía Nacional detuvo a 33 personas, dos de ellas menores de edad y 14 con antecedentes policiales, relacionadas con los disturbios del centro de la ciudad, mientras que el Samur-Protección Civil atendió a 12 heridos, tres de ellos policías. Durante la intervención de la Policía, se localizaron productos químicos y dispositivos para ser lanzados a modo de cóctel molotov.

Los incidentes violentos se desencadenaron por una protesta no comunicada a la Delegación del Gobierno en Madrid convocada en la Puerta del Sol, a la que acudieron entre 80 y 100 personas. Tras ser desalojada la plaza, los manifestantes, en grupos de 8 a 10 personas, acabaron en la céntrica Gran Vía, donde quemaron contenedores y levantaron barricadas en la calzada.



En Euskadi, un grupo de unos 70 encapuchados lanzaron piedras y rompieron escaparates y portales de viviendas en Vitoria, después de que se celebrase por la tarde una concentración de unas 300 personas, que fue disuelta por la Ertzaintza y tras la que se produjeron incidentes. No hubo detenidos.

Además, cuatro personas fueron detenidas en Bilbao durante los disturbios que se registraron en las inmediaciones de la Plaza Indautxu. Asimismo, otras tres personas fueron detenidas durante la madrugada vinculadas con los incidentes ocurridos en Arrasate, donde se quemaron cinco contenedores. También en otras localidades vascas, como en San Sebastián y Eibar, se registraron daños por la quema de contenedores.

En La Rioja hubo concentraciones en Logroño y en Haro. En la capital riojana se concentraron unas 500 personas, grupo que después se fue reduciendo a unas 150. Según ha informado la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, los daños todavía no están cuantificados "pero son numerosos y cuantiosos". La concentración de Logroño se saldó con siete detenidos, de entre 15 y 24 años, y siete agentes heridos.



Mientras, los hechos de Haro fueron de menor gravedad. En esta localidad se reunieron en torno a 30 ó 40 jóvenes lanzando consignas contra las medidas aprobadas o contra el uso de mascarillas.

En Cataluña también se registraron incidentes este sábado por la noche. En Igualada (Barcelona), la Policía y los Mossos d'Esquadra detuvieron a cuatro personas a raíz de los altercados en una protesta en la ciudad, que se ha saldado con 17 contenedores y un vehículo quemados. Una treintena de los jóvenes que protagonizaron los altercados lanzaron objetos a los vehículos policiales, gritaron a los agentes, dañaron el mobiliario urbano e hicieron una hoguera en un parque.

En Baleares, ha habido concentraciones en Palma (un número muy reducido y pacífico) y en Ibiza, donde un centenar de personas salieron a la calle también en actitud pacífica. No obstante, se reportaron incendios presuntamente provocados que concluyeron con tres contenedores de basura y un cajero quemados, y hubo un detenido.

También en Murcia hubo detenidos, en concreto tres (uno en la ciudad de Murcia, y otros dos por resistencia en Cartagena). En los altercados de Cartagena se llegaron a quemar seis contenedores.

Asimismo, varias ciudades andaluzas registraron incidentes la pasada noche. En Málaga, unas 100 personas se concentraron en la calle, destrozando parte del mobiliario urbano y lanzando objetos contra los agentes. La policía detuvo a una persona, y un agente resultó herido leve. También en Granada se manifestaron unas 40 personas, siendo uno de ellos detenido, y en Sevilla, un par de contenedores fueron incendiados, al parecer por un grupo de tres o cuatro jóvenes.

En Alicante, la policía detuvo a un menor por romper cristales de algunos coches. La policía también intervino en distintos puntos de la ciudad a diversos grupos de jóvenes por lanzar huevos y piedras a autobuses, coches y terrazas y paralizar un convoy, y se registraron destrozos de mobiliario urbano, como contenedores o papeleras. En Castilla-La Mancha solo fue reseñable la concentración de Guadalajara, que acabó con un detenido por la quema de un contenedor.

La segunda noche de disturbios en Cantabria, que reunió a unas 50 personas, se saldó con 5 detenidos (uno de ellos de 15 años), un agente herido leve y 15 denunciados por incumplir las restricciones de movilidad nocturna en Santander. Durante los altercados también hubo quema de contenedores.

Por el contrario, ni en las concentraciones de Jaén ni en las de Almería se registraron incidentes. Lo mismo sucedió en Zaragoza, ya que el grupo que salió a protestar contra las restricciones era muy reducido, y también en Valencia y en ciudades de Castilla y León, así como en Galicia, Asturias, Navarra y Melilla.