El II Plan Director de Banda Ancha dará 30 MB por segundo a toda Navarra en 2024

03.11.2020 | 13:43
El consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa

El II Plan Director de Banda Ancha prevé posibilitar en 2024 una conexión mínima de 30 megabits por segundo (Mbps) a toda la población de Navarra, según se ha puesto de manifiesto en la presentación del documento.

Ha sido en un acto abierto por el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, que ha contado con la intervención, vía telemática, del secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez.

El plan, presentado por el director general de Telecomunicaciones y Digitalización, Guzmán Garmendia, pretende lograr que en 2024 toda la población de Navarra tenga acceso a redes de banda ancha con una conexión mínima de 30Mbps, para lo cual el Gobierno foral contará con diferentes agentes: desde entidades locales y mancomunidades, hasta grupos de acción local y asociaciones empresariales, pasando por operadores de telecomunicación, entre otros.









Este II Plan, que continúa el trabajo realizado durante los últimos cuatro años, es una pieza clave para cumplir los objetivos enmarcados en la Estrategia Digital Navarra 2030, que permitirán eliminar la brecha territorial en el acceso digital gracias a la mejora de la capilaridad de la red actual, ofreciendo en 2030 una conexión de 1 giga por segundo a todas las personas y empresas localizadas en la Comunidad Foral.

Al igual que el anterior, este plan se alinea con las estrategias europeas para avanzar hacia el Mercado Único Digital Europeo, y marca unos objetivos para 2024 que sitúen a Navarra en situación de abordar los retos definidos para Europa en 2025.

En esta ocasión, el enfoque se centrará en las zonas rurales más pequeñas, dado que es el principal foco en el que se debe seguir trabajando. Concretamente, en el documento se recorren los pueblos y entidades de población de la Comunidad Foral y se recogen las correspondientes soluciones de conectividad ajustadas a cada una de sus situaciones.

El Plan se articula en cuatro ejes (vertebración del territorio, ciudadanía, Administración Pública y tejido empresarial) y se estructura en un conjunto de objetivos estratégicos y líneas de actuación, con los que se busca reducir los desequilibrios territoriales en el acceso a los servicios de banda ancha por parte de la ciudadanía y las empresas, así como mejorar la conectividad de las sedes del Gobierno de Navarra.

Concretamente, se apuesta por que en 2024 el 95 % de la población navarra cuente con cobertura mínima de 100 megas, y que el 100 de la población ubicada en poblaciones de más de 1.000 habitantes dispongan de cobertura de redes de acceso de banda ancha ultrarrápida (un mínimo de 100 megas), con capacidad de crecimiento a 1 giga.

Además, se busca que las poblaciones de entre 200 y 1.000 habitantes dispongan de cobertura de redes de acceso de banda ancha ultrarrápida mínima de 100 megas, y que toda Navarra cuente con acceso a redes de banda ancha mínima de 30 megas.

Respecto a la Administración Pública, se prevé que todas las sedes dispongan en 2024 de conectividad mínima de 30 megas, y que todos los centros educativos de la red pública tengan una conectividad mínima de 100 megas.

Por su parte, los centros de Educación Secundaria Obligatoria y Formación Profesional de la red pública tendrían una conectividad mínima de 300 megas simétricos, y todos los centros de salud cabecera de zona básica, consultorios principales y centros con atención continuada de la red pública de atención primaria dispondrían de conectividad mínima de 100 megas.

Por otro lado, se pretende que el 100 % de los polígonos industriales y parques tecnológicos dispongan de acceso de banda ancha rápida (al menos 30 Mbps) y el 90 % a banda ancha ultra-rápida (al menos 100 Mbps).

Además, se busca que todas las poblaciones o lugares de interés turístico foral dispongan de conectividad a redes de acceso de banda ancha rápida mínima de 30 megas, y que todos los centros tecnológicos cuenten con acceso a banda ancha ultrarrápida mínima de 100 megas simétricos).