Navarra participará en un proyecto interregional contra la prostitución

19.11.2020 | 10:50
El vicepresidente Javier Remírez

El vicepresidente Javier Remírez ha anunciado este jueves la participación de Navarra en un proyecto interregional para diseñar un modelo que dé una respuesta integral a las mujeres que quieran salir de la prostitución.

Remírez, a respondido así a una interpelación del PSN sobre las políticas para erradicar la explotación sexual y abolir la prostitución formulada ante el pleno del Parlamento, que se ha iniciado con un minuto de silencio por el último crimen machista, ocurrido en Sevilla, y la lectura de una declaración institucional de apoyo a la infancia.

En su intervención, el vicepresidente ha apostado por tomar en serio "la abolición de una auténtica labra que avergüenza como sociedad", la "esclavitud del siglo XXI", y en la que las mujeres están por necesidad y son "la mercancía de un negocio de puteros y proxenetas".

Con 30 clubes en Navarra y hasta 800 mujeres prostituidas, ha subrayado que España es uno de los países favoritos para el turismo sexual que cada día atrae a más jóvenes y que genera unos beneficios que algunos equiparan a los del narcotráfico.

Para Remírez la denuncia publica es un paso fundamental, pero también hay que ofrecer un itinerario de salida, y ha ofrecido el apoyo del Ejecutivo foral a las reformas legales necesarias al tiempo que Navarra desarrolla un plan para las mujeres que quieran salir de la prostitución, "nada fácil cuando hay redes de trata".

El proyecto se presentará en el marco de los fondos europeos para la reactivación junto con otras comunidades, un "proyecto en red" que persigue identificar la realidad y los obstáculos a remover, diseñar un modelo de respuesta integral con itinerarios individuales y colectivos de recuperación, y que señala a los "puteros" como responsables de esta violencia contra la mujer.

El plan estudiará también el acceso de las menores a estas redes, elaborará un plan de acción en educación, vivienda o justicia que incluya formación, inserción sociolaboral y acceso al empleo, refuerzo de rentas y recursos habitacionales

Y mientras esto se pone en marcha, ha concluido, Navarra mantiene sus líneas políticas como la apertura en unos días de una nueva vivienda con cuatro plazas para mujeres que deseen salir de la prostitución, por lo que serán en total diez las plazas disponibles.

Pero para lograr erradicar este sistema prostitucional "lo primero es darle visibilidad", ha afirmado, y destacado que la prostitución hoy tiene nombre de mujer, emigrante y pobre, y sin consentimiento.

Para Nuria Mediana, del PSN, la prostitución es "la manifestación extrema de la desigualdad que sufrimos las mujeres", una explotación que mueve 4.100 millones de euros al año en España y de la que hacen uso uno de cada tres hombres, 2.000 cada día en Navarra, donde la mayoría de prostitutas lo son por trata.

Una realidad, ha añadido, que no ha cesado con el confinamiento y que supone "pobreza, racismo y machismo", por lo que la "única" respuesta es "abolir el sistema prostitucional, lo que significa educar en igualdad" punto en el que ha alertado del uso de la pornografía en internet, para ofrecer una "salida digna a estas mujeres con alternativas integrales y especializadas con la implicación de todas las administraciones".

Isabel Olave, de Navarra Suma, ha precisado que el 90% de las mujeres en la prostitución son víctimas de la explotación, por lo que ha animado a Geroa Bai a no "quitar ojo" porque es reciente cuando los socialistas hablaban de "trabajadoras del sexo", es uno de los partidos que "se ha negado a investigar" la prostitución de menores tuteladas y "se le ha olvidado pactar con Bildu alguna partida en los presupuestos" para este asunto.

Por Geroa Bai, Jabi Arakama ha situado en el centro del debate la necesidad de mejorar la calidad de vida de las mujeres prostituidas acompañada de la eliminación del estigma, una alternativa real a su situación para que salgan de la pobreza que lleva a esta actividad, , lo que exige medidas concretas como derogar ordenanzas que protegen al cliente e impulsar una educación sexual y emocional sana y respetuosa.

Por EH Bildu, Patricia Perales ha dicho que "hay que destruir" el marco patriarcal y machista en el que se ampara la prostitución, ofrecer derechos sociales y laborales a las mujeres y poner en marcha programas contra la trata y la explotación, lo que conlleva "dar papeles a las mujeres migrantes" y disponer de fondos presupuestarios que ahora no hay.

Desde Podemos, Ainhoa Aznárez ha recordado que fue el PP el que legalizó la industria de la prostitución y UPN el que en toda una legislatura solo convocó una vez el foro constituido para erradicar "esta vulneración de los derechos humanos de mujeres y niñas, y ha pedido asistencia para estas mujeres en todos los ámbitos y penalizar a "tratantes y proxenetas".

Marisa de Simón, de I-E, se ha declarado abolicionistas desde un punto de vita ética y de respeto a los derechos humanos, y ha advertido que si no existiera trata con fines de explotación no existiría la prostitución, un "excelente negocio con el que no se quiere acabar porque en las mafias participan personas muy respetables".