Necesidad de un gran Pacto de Estado

19.12.2020 | 01:05

"Un viaje de mil millas comienza con un solo paso" (Lao Tzu)

Desde hace 20 años se celebra el Día Internacional de las Migraciones. Fue instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en homenaje al 18 de diciembre de 1990, fecha en la que la Asamblea General de las Naciones Unidas(ONU) adoptó la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares. Es un reconocimiento a 272 millones de migrantes en el mundo, personas cuyos desplazamientos han generado y siguen propiciando oportunidades, riqueza para los pueblos que se nutren de sus grandes vivencias fomentando sociedades inclusivas, cambiantes y dinámicas.

Las migraciones han acompañado a la evolución de la humanidad a lo largo de su historia por el afán de las personas de encontrar un lugar adecuado para su establecimiento a pesar de que muchos inician su periplo a causa de la pobreza, el hambre, la miseria, las catástrofes, las guerras, las desigualdades, la discriminación y la falta de libertad.

El objetivo 10.7 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aprobada por la ONU en 2015 señala que se debe "facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas". Su alcance se define en el Anexo II de la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes de 19 de septiembre de 2016. De conformidad con este último instrumento se llevó a cabo la Conferencia Intergubernamental de Marrakech( Marruecos) los días 10 y 11 de diciembre de 2018 en el que se adoptó el "Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular", el cual fue firmado por 162 Estados entre los que se encuentra España. El Pacto constituye un marco de cooperación no vinculante jurídicamente y comprende 23 objetivos para gestionar mejor la migración a nivel local, nacional, regional y mundial y que se concretan en el aumento de disponibilidad y flexibilidad de las vías de migración regular; la cooperación internacional con los países emisores de migrantes; la gestión de las fronteras de manera integrada, segura y coordinada; la lucha contra las mafias explotadoras de migrantes y contra la trata; el salvamiento de vidas; la protección y asistencia social y sanitaria; el empoderamiento de los migrantes y las sociedades para lograr la plena inclusión y la cohesión social, eliminando todas las formas de discriminación y combatiendo el racismo y la xenofobia, todo ello bajo la salvaguarda del respeto a los derechos humanos. En el marco de la Unión Europea es importante señalar que la Comisión ha presentado recientemente una propuesta para un nuevo Pacto Europeo de Migración y Asilo, que esperemos se base en una gestión de los desplazamientos que tenga en cuenta los objetivos del Pacto de Naciones Unidas. La covid-19 ha afectado profundamente a las personas migrantes al ser muchos de ellos vulnerables por sus condiciones de vida, por trabajar expuestos al contagio con gran riesgo para su salud o por haber perdido su empleo. También hay que destacar su contribución a la sociedad durante la pandemia al realizar labores esenciales tales como la atención sanitaria, de cuidados, de servicios de limpieza, transporte, construcción y alimentación. Gran parte de esa comunidad que se hubiera podido regularizar con un contrato de trabajo o por la vía del arraigo, no lo ha podido hacer por la crisis sanitaria y se enfrenta al desafío de la irregularidad, la pobreza, la vulnerabilidad y a los ataques de individuos o grupos xenófobos y racistas que los señalan como criminales, causantes del virus y detentadores de toda ayuda social en detrimento de los nacionales, Antes este panorama, debemos de considerar que la buena gestión de las migraciones con políticas responsables beneficiará a toda la sociedad . El fenómeno de los desplazamientos es tan viejo como la evolución de la humanidad y actualmente el mundo globalizado ha convertido al movimiento migratorio en "el continente móvil" o "el sexto continente". En España sería una buena noticia que se alcanzara un Pacto de Estado para las Migraciones, con una adaptación de la normativa de extranjería al contexto socioeconómico actual flexibilizando los requisitos de las autorizaciones de residencia, trabajo y de arraigo y garantizando las medidas de protección social dirigidas a atenuar los efectos más agudos de la crisis al mismo tiempo que se consolidan los planes de ciudadanía inclusiva y diversa para el encuentro de la sociedad intercultural.Silvia Rosa Velazquez Manrique Presidenta de la Federación de Asociaciones de Inmigrantes (FAIN)

Fátima Yuliana Anchundia Correa, Wiston Salvador Erazo Camacho y Luidmila Moskvicheva Junta Directiva

El fenómeno de desplazarse es tan viejo como la evolución de la humanidad. Hoy el movimiento migratorio se ha convertido en "el continente móvil" o "6º continente"

La pandemia ha afectado profundamente a las personas migrantes, muchas de ellos vulnerables por sus condiciones de vida y de trabajo

noticias de noticiasdenavarra