Tráfico: Adiós (en 2024) a los triángulos de emergencia

La DGT sustituye los triángulos de emergencia por una novedosa señal luminosa magnética que se colocará en el techo del coche

27.12.2020 | 19:53
La DGT sustituirá los triángulos de emergencia por una señal luminosa.

La Dirección General de Tráfico sustituye los triángulos de emergencia por un nuevo dispositivo: una novedosa señal luminosa magnética que se colocará en el techo del coche será la que avise a los demás conductores que hay un vehículo averiado. Será obligatoria desde el día 2 de enero de 2024, por lo que hay un periodo transitorio para poder adquirir el nuevo accesorio imprescindible en los vehículos.

La Dirección General de Tráfico se encuentra en pleno periodo de cambios en la normativa que atañe a la circulación de vehículos. Por ello, después de varios años, Tráfico ha decidido acabar con los triángulos reflectantes de emergencia que los conductores usan para señalizar al resto de los usuarios de la vía que su vehículo está averiado o que hay alguna incidencia.

¿El motivo? Son inseguros, ya que el conductor debe bajarse del coche en plena carretera para ponerlos, provocando así que ponga en riesgo su vida. De ahí que la DGT haya tomado cartas en el asunto para eliminar estos dispositivos de emergencia con el fin de reducir los atropellos.

De hecho, solo en 2019, según los propios datos de Tráfico, un total de 117 personas murieron atropelladas en las carreteras. La causa de la muerte de muchos de estos conductores fue que, al sufrir una avería en su vehículo, se bajaron para colocar los triángulos –a veces sin chaleco– ocasionando que fueran arrollados por otro usuario de la vía. La DGT, en consecuencia, ha decidido sustituir los famosos triángulos por una señal luminosa parecida a la que usan los coches camuflados de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así, cuando un conductor se vea obligado a parar en plena carretera porque su coche se ha averiado, lo único que tiene que hacer es sacar el brazo por la ventanilla para colocar la nueva señal obligatoria en el techo de su vehículo. Gracias a su magnetismo, este elemento quedará fijado a la chapa. Una instrucción de la DGT de julio de 2018 ya regulaba la utilización del dispositivo luminoso de carácter opcional: de color amarillo, alimentación autónoma, alta visibilidad y que quede estable sobre una superficie plana, que se asimilaría a la señal V-16, dispositivo de preseñalización de peligro, como un elemento opcional junto al ya existente triángulo de peligro, que hoy sigue siendo obligatorio.

Las características técnicas de la baliza son las siguientes: que el sistema óptico se diseñe de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y en vertical un mínimo de más menos 8 grados hacia arriba y hacia abajo; que la intensidad luminosa alcance un mínimo de 25 candelas al menos durante 30 minutos, con grado de protección IP54, y que quede fijo sobre el techo y no a merced de golpes de viento. Pese a ello, este cambio no se va a aplicar de manera inmediata.

La nueva señal luminosa será obligatoria en nuestras carreteras a partir del 2 de enero de 2024. Así ha quedado reflejado en el Proyecto de Real Decreto del Auxilio en Carretera, que aún tiene que aprobarse –previsiblemente– durante los tres primeros meses de 2021. En todo caso, es ya una prioridad para la DGT acabar con los triángulos de emergencia, conocidos técnicamente como señal V-16.

No será necesario, por tanto, que el conductor del vehículo se baje y tenga que andar los 50 metros de distancia que se recomiendan entre el triángulo y el coche averiado. La nueva luz magnética que se establecerá definitivamente en nuestras vidas en unos años contará con un reflector parabólico, que hará que sea visible desde aproximadamente un kilómetro, a pesar de que la visibilidad pudiese ser baja en ese momento por las inclemencias del tiempo.

También tendrá tecnología Bluetooth que permitirá conectar el dispositivo con el móvil, por ejemplo, para enviar una solicitud de asistencia en carretera cuando se active. Hoy por hoy, el usuario tiene que abandonar el vehículo e ir a colocar el triángulo. Es precisamente en ese momento cuando las personas se convierten en vulnerables, por lo que es más apropiado permanecer en el vehículo sustituyendo esa preseñalización por otra.

Es, insistimos, la razón por la que los triángulos de emergencia que llevan varios años en los vehículos desaparecerán próximamente. Aun así, cuidado. Llevar dos triángulos reflectantes, de momento, sigue siendo una obligación de acuerdo con el Reglamento General de Circulación, luego no hay que desprenderse de ellos. Y es que, como se ha apuntado, la obligatoriedad de las nuevas señales luminosas que emiten una luz de 360 grados no cristalizará hasta dentro de más de tres años. De momento, el Reglamento General de Vehículos establece la obligación de llevar en el vehículo los dos triángulos de preseñalización del peligro y al menos un chaleco reflectante de alta visibilidad, y su incumplimiento acarrea sanciones

noticias de noticiasdenavarra