Salud Pública de Navarra alerta del "delicado" equilibrio entre los contagios y las restricciones

Lo atribuye al aumento de contactos y destaca el ascenso del 46% en el número de casos nuevos en mayores de 75 años

30.12.2020 | 14:16
Salud Pública de Navarra alerta del "delicado" equilibrio entre los contagios y las restricciones

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) alerta de la situación de "delicado" equilibrio en la que se encuentra la Comunidad Foral entre la capacidad de transmisión del virus y las restricciones, pese a que en la última semana la tendencia de la covid-19 se mantiene estable. Salud Pública constata, no obstante, un posible cambio de tendencia al alza de los contagios relacionada con la mayor interacción social y familiar en torno a la Navidad.

Los datos constatan un posible cambio de tendencia al alza, tras el periodo de estabilidad reflejado en los últimos boletines epidemiológicos que se ha traducido en un incremento de casos, informa el Gobierno Foral que apunta que se enlazan ya dos días consecutivos por encima del centenar de casos y una positividad superior al 5%.

Puede tratarse de un fenómeno de "dientes de sierra", pero los expertos de Salud Pública también resaltan su relevancia, ya que son parámetros registrados en días en los que la red de atención sanitaria está funcionando en su totalidad, por lo que pueden ser más representativos de la tendencia epidemiológica aún por confirmar- y de los efectos reales de la actividad de los últimos días.

Son parámetros, no obstante, en los que siempre hay un cierto decalaje temporal encadenado que es más evidente aún en el caso de las hospitalizaciones y también en los fallecimientos.

El ISPLN y los equipos de rastreo están examinando la información más reciente de forma detallada, pero comienzan a percibirse, según la primera aproximación, los posibles efectos de la mayor interacción, tanto en el ámbito público como privado, relacionada con el periodo prenavideño y navideño.

El cambio de tendencia, en caso de corroborarse, tendrá un reflejo más claro en el próximo informe semanal del Instituto de Salud Pública y Laboral ya que en el último, correspondiente a la semana del 21 al 27 de diciembre se han confirmado 607 casos por PCR o antígeno (92 por 100.000 habitantes), informa el Gobierno Foral.

"Ante una circulación estable del virus (con niveles de incidencia similares a los de la semana anterior, en la que se confirmaron 622 casos", el Instituto recomienda "mantener, y en lo posible aumentar, las medidas preventivas para evitar nuevos aumentos de transmisión".

Al respecto apunta que, aunque aún no se recoge en este número del boletín por su marco temporal, la ratio entre incidencia acumulada a los 14 días (187 casos por 100.000 habitantes y 7 días (95,9) del arranque de la semana entrante ya marca una tendencia al alza al ser ligeramente inferior a 2.

El 67 % de estos nuevos casos eran sintomáticos y el 77 % habían sido contactos de otros casos confirmados y el ámbito de transmisión en el domicilio sigue siendo el más frecuente (40 %) y le siguen los que desconocen el origen de la infección (23 %), aunque ambos han disminuido.

Los contactos sociales suponen el 17 % de los casos y el ámbito escolar se asoció con el 4 % de los contagios y el laboral con el 3 %.

La impresión desde los equipos de rastreo y epidemiología es que en el arranque de la semana entrante crecen los contagios en los dos citados ámbitos de interrelación social y familiar (tanto en espacios públicos como privados), con ramificaciones en diferentes grupos familiares y círculos sociales.

Por edades y respecto a la semana epidemiógica destaca el ascenso del 46 % en el número de casos nuevos en mayores de 75 años, mientras que han disminuido un 18 % en el grupo de 5 a 14 años y un 10% en el de 15 a 34 años.

Ese último grupo ha repuntado como el mayoritario en el arranque de la nueva semana con casi uno de cada cinco casos (23 % el día 27, 20 % el 26 y 25 % ayer), con contagios concentrados especialmente en Pamplona y su comarca, tres de cada cuatro positivos.

Las diferencias en las tasas de los distintos grupos se han reducido ligeramente. Las mayores se observan entre 5 y 14 años (111 por 100.000) y en los de 15 a 34 años (99 por 100.000), mientras que las menores se observan en mayores de 75 años (80 por 100.000).

La incidencia ha descendido en el Área de Salud de Tudela (65 por 100.000 habitantes) y se ha mantenido sin cambios relevantes en las de Estella (48 por 100.000) y Pamplona (93 por 100.000 habitantes).

Respecto a los profesionales sanitarios del sistema público de salud, en la actualidad hay 48 positivos activos y en la última semana se han producido 28 nuevos contagios. La plantilla está compuesta por alrededor de 13.000 profesionales.

Por otra parte, sigue adelante el proceso de vacunación en el ámbito sociosanitario, tanto entre sus trabajadores como en residentes. Este miércoles, concretamente, en la residencia de las Hermanitas de los Pobres y en el Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier. Este martes se vacunaron 304 personas.

Respecto al balance de la última semana, se produjeron 40 ingresos hospitalarios frente a los 49 de la semana anterior. Los ingresos en la UCI se han mantenido en 5, mientras que las defunciones por covid han descendido de 21 a 10.

Entre los casos confirmados desde el 11 de mayo, el 6,4% requirió ingreso hospitalario, 6,8 de cada mil ingresó en la UCI y 14,1 de cada mil falleció a causa de la covid.

El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados desde el 11 de mayo es apreciable (1,5%) en menores de 5 años, desciende en niños de 5 a 14 años, y aumenta progresivamente en los siguientes grupos de edad. A partir de 65 años la proporción de ingresados alcanzó el 18%, y a partir de los 85 años fue del 30%.

Los ingresos en la UCI se han producido a partir del grupo de 25 años, y alcanzan el 3,7% en el grupo de 65 a 74 años. Los fallecimientos se produjeron en los grupos de 35 años en adelante, y entre los casos mayores de 85 años fallecieron el 22,7%.