12 positivos en coronavirus hasta el momento en la residencia de Pamplona con vigilancia policial tras una fiesta

Salud hace un cribado en el centro Camplus, donde la semana pasada se intervino en una fiesta y en septiembre se denunció un botellón de unos 100 jóvenes

18.01.2021 | 09:39
Imagen del control policial

Un dispositivo conjunto de la Policía Foral y Municipal de Pamplona realiza desde este lunes un control de las entradas y salidas de personas de una residencia de estudiantes de Pamplona, ubicada en la calle Galicia por el confinamiento que deben llevar a cabo los residentes debido a la aparición de más de una decena de positivos. Desde el Departamento de Salud han indicado que se trata de un brote "relevante".

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha detectado en la residencia, donde viven un total de 305 alumnos,12 casos positivos hasta el momento, y se ha realizado un cribado a todas las personas residentes, que permanecen en cuarentena. Se continúa con el estudio de los contactos y posibles ramificaciones del citado brote.


La Policía recibió este domingo por la noche la petición del departamento de Salud del Gobierno de Navarra para que colaborara en el control de los accesos a la residencia, que quedaba confinada y nadie podrá entrar ni salir de ella.

"En estos momentos todas las personas se encuentran en su interior y no se permite abandonarla. Los servicios sanitarios que están en el lugar son los encargados de realizar las pruebas necesarias para garantizar la seguridad sanitaria", ha explicado la Policía Municipal.

Se trata del centro Camplus, en la que el pasado jueves se celebró una "cena de gala", según la difusión realizada por el propio centro en sus redes sociales, con motivo de la finalización de los exámenes en la UPNA. La propia Policía Municipal informó el viernes que tuvo que intervenir en una fiesta con "un grupo importante de jóvenes incumpliendo la normativa tanto en el interior como en el exterior (fumar, sin mascarilla, en grupos numerosos, etc)"

También a principios de septiembre se denunció la celebración de un botellón de unos 100 jóvenes, muchos de ellos sin mascarilla y fumando sin guardar la distancia obligatoria.

En el suceso intervinieron varias patrullas de la Brigada de Proximidad de Policía Municipal, si bien la mayor parte de estos jóvenes accedieron entonces al interior de la residencia. Los agentes identificaron y denunciaron a nueve de ellos por hacer botellón en la vía pública.

Además, algunos de los denunciados mostraron una actitud chulesca hacia los agentes, por lo que uno de ellos fue denunciado por incumplir la ley orgánica 4/2015 por faltar al respeto a los agentes de la autoridad, informó la Policía Municipal en un comunicado.

Vecinos de la zona expresaron ayer su malestar ante la situación y aseguraron que es "habitual" que acudan agentes de Policía Municipal a la residencia. Fuentes de la Universidad de Navarra, por su parte, indicaron a Efe que el brote no afectará a la actividad del centro académico, ya que los estudiantes afectados seguirán las clases en remoto como otros estudiantes confinados.