El camión de vacunación administra 175 dosis en Oronoz-Mugaire

Por la unidad móvil han pasado grandes dependientes, cuidadores, sanitarios y sociosanitarios de la zona

19.01.2021 | 13:39
La unidad móvil UMPEO, este martes en Oronoz-Mugaire.

El camión de vacunación que va a llevar la vacuna contra la covid-19 a diferentes localidades navarras ha hecho hoy su primera parada en Oronoz-Mugaire, donde ha administrado a lo largo de esta mañana 175 dosis a grandes dependientes y a sus cuidadores y a personal sanitario y sociosanitario de la zona.

Desde las 9.30 horas la unidad móvil UMPEO (Unidad Móvil Polivalente Europa Occitania), construida por el Complejo Hospitalario Universitario de Toulouse (CHUT), ha comenzado ha suministrar vacunas en los 5 boxes que se despliegan del trailer del camión. A un lado, una rampa ha posibilitado el acceso de las personas que ha llegado en silla de ruedas. Por el otro, subían una escalera quienes han acudido a pie. Dentro, tres boxes han hecho las veces de salas de espera tras la vacunación, para controlar posibles efectos adversos. En los otros dos, dos equipos de urgencias extrahospitalarias administraban las dosis a las personas que se han acercado provenientes de localidades de Baztan, de Lesaka y de otras zonas del norte de Navarra.

Esa unidad móvil va a recorrer Navarra llevando la vacuna a diferentes pueblos en el marco de la red de cooperación transfronteriza EGALURG, una iniciativa europea para mejorar la asistencia sanitaria de urgencias y catástrofes en espacio Pirineos.

Se trata de una unidad móvil única en Europa por su rápido despliegue, ya que, según explicó en su presentación la semana pasada Anna Ribera Cano, médica de urgencias del SAMU 31 de Toulouse y miembro del proyecto EGALURG, "necesita entre 20 y 45 minutos para estar operativa".

Esta infraestructura se destina a apoyar la vacunación de personas dependientes, trabajadores sociosanitarios, servicios de Atención Domiciliaria y profesionales de Atención Primaria de Zonas Básicos de Salud rurales.

En cada municipio actuará como punto de vacunación de referencia con el fin de evitar la asistencia a los centros de salud o las aglomeraciones en los mismos, evitando posibles riesgos de contagio y concediendo una mayor agilidad al proceso de vacunación.

En Oronoz-Mugaire, en concreto, se esperan quince grandes dependientes, según Reyero, jefe de Sección de Emergencias y transporte de Atención Primaria, quien ha explicado que es "una manera más sencilla de poder vacunarles sin tener que desplazarse y de no saturar los centros para no alterar el proceso de atención a la ciudadanía".

Respecto al proceso de vacunación ha comentado que "se está hablando mucho de si hay o no personal, de si tenemos la intendencia", tras lo que ha remarcado que "está todo organizado, tenemos capacidad para poner muchas más vacunas, el ritmo de llegada de la vacunas es el que va a marcar el cambio de velocidades".

En esa línea ha recordado que ayer empezó a dispensarse la segunda dosis de la vacuna tanto a los residentes como los trabajadores de los centros de mayores.

Reyero ha sostenido que en Navarra desde "el primer momento se ha tenido en cuenta la previsión de que podía haber contingencias como las que está habiendo" y es que "ayer llegaron a Navarra la mitad de las vacunas programadas, pero no hay problema porque ya había una reserva por si acaso", ha precisado.

"Aumentar el ritmo dependerá de la llegada de nuevas vacunas", ha señalado este profesional que ha comentado que tras las 500 que llegaron de Moderna la semana pasada se espera que lleguen la semana que viene 800 más.