El ingreso mínimo vital se amplía para llegar a personas sin hogar o temporeros

De los 850.000 hogares a los que se quería alcanzar, solo 160.000 lo han percibido

03.02.2021 | 01:18
Una persona sin recursos pide limosna en la calle durante el estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Foto: Juan Carlos Cárdenas

Madrid – El Consejo de Ministros aprobó ayer una flexibilización de las condiciones de acceso al ingreso mínimo vital (IMV) que facilitará que temporeros, personas sin hogar, que residan temporalmente con familiares o en albergues puedan acceder a la prestación.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, explicó esta medida en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, una decisión que se adopta después de que se hayan rechazado unas 60.000 solicitudes por incumplir la acreditación de la unidad de convivencia.

La flexibilización del concepto de unidad de convivencia pasa, en primer lugar, por permitir el acceso a la prestación a personas que residen en hogares colectivos, como albergues o casas de acogida.

En segundo lugar, se regulan las situaciones de convivencia transitoria, es decir, casos en que "por ejemplo como resultado de un divorcio o un desahucio" los potenciales beneficiarios convivan con familiares en un hogar mayor, lo que con la anterior regulación podría llevar a la denegación de la prestación.

De esta manera, de forma transitoria se considera una unidad de convivencia independiente a los beneficiarios en casos de violencia de género, divorcio o separación y desahucio o inhabitabilidad, en los dos últimos casos con límite temporal.

La tercera modificación afecta a situaciones excepcionales, como personas sin hogar, cuyo domicilio real sea distinto al de empadronamiento o viviendas en las que conviven distintas unidades familiares.

En estos casos, explicó el ministro, estas circunstancias podrán ser acreditadas por los servicios sociales y las entidades colaboradoras.

Por otra parte, Escrivá señaló que se está "evaluando" la posibilidad de elevar los umbrales de renta para acceder al IMV, como avanzó el propio ministro la pasada semana, pero precisó que ese cambio lo puede decidir el Gobierno sin necesidad de un real decreto como la modificación aprobada este martes.

El ingreso mínimo vital está "en una situación de evaluación permanente para intentar ir mejorando la prestación" de manera que llegue a los hogares "más vulnerables", explicó el ministro, y por ello se mantienen "reuniones continuas" con el tercer sector.

Estas modificaciones ya se acordaron entre PSOE y Unidas Podemos en el marco de la negociación de los Presupuestos para 2021, destacaron desde la formación liderada por Pablo Iglesias. Los cambios en el acceso al ingreso mínimo vital eran muy demandados desde la parte de Unidas Podemos del Gobierno, en concreto desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales. El propio vicepresidente Pablo Iglesias ha sido muy crítico con el número de hogares a los que ha llegado la nueva renta mínima estatal contra la pobreza, mucho más reducido de lo estimado. En diciembre eran unos 160.000 hogares, muy lejos de las 850.000 familias a las que se pretendía alcanzar.

más cambios en el imv El ministro de Seguridad Social, que reconoció que al término de 2020 el número de solicitudes denegadas ha sido "mayor de lo esperado", prevé que las modificaciones en el acceso al IMV no sean las últimas. Aún está pendiente la revisión exhaustiva del IMV que el ministro Escrivá anunció para el mes de enero. En la Seguridad Social esperan extraer de ella más posibles mejoras de la ayuda. El ministro Escrivá adelantó ya que tiene intención de relajar también los umbrales de renta y patrimonio para acceder a la renta mínima.

Además, UP y del PSOE registrarán próximamente una batería de enmiendas a la ley del IMV que se tramitará en el Congreso. El ingreso se aprobó a través de un real decreto, pero el Pleno votó su tramitación como proposición de ley, precisamente para poder introducir enmiendas en el proceso parlamentario.

la cifra

60.000

solicitudes rechazadas. Desde la puesta en marcha de esta prestación se han rechazado unas 60.000 peticiones de personas vulnerables por incumplimiento en la acreditación de la unidad de convivencia que exigía el decreto.

las claves

Unidad convivencial. Se facilitará la percepción de la ayuda a los hogares compuestos por varias familias que comparten un mismo domicilio y también a otros, como las personas sin hogar y aquellas que residen en varios lugares de manera itinerante.

Límite de titulares. Se suprimirá el límite de titulares por vivienda "para personas en situación de sinhogarismo o que residen en centros residenciales de carácter no permanente.