Arranca la reforma de la N-121-A en una vía 2+1 para reducir los 125 accidentes anuales

09.02.2021 | 01:11
Tramo en el que se han iniciado las obras, en la recta de Sorauren.

ORICÁIN – Las obras para transformar la carretera N-121-A en una vía 2+1 carriles se iniciaron ayer en Oricáin con el objetivo de reducir la elevada siniestralidad de la carretera que une Navarra con Francia, cifrada en unos 125 accidentes anuales y una media de 3-4 fallecidos. La reforma del primer tramo de los cinco en los que se ha dividido el proyecto, entre los túneles de Ezkaba y Olave, requiere una inversión de 8,1 millones de euros procedentes de los Presupuestos Generales del Estado y estará finalizada para otoño.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, asistió ayer al inicio de los trabajos, acompañada por el delegado del Gobierno, José Luis Arasti; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; y los alcaldes de Olaibar, Mari Carmen Lizoain, y Ezcabarte, Pedro Lezaun. En la visita, participaron también el director de la zona norte de Acciona Infraestructuras, Tomás Olarte, y la directora general de Excavaciones Osés, Noemí Osés, ambos en representación de la UTE adjudicataria compuesta por Acciona Infraestructuras–Excavaciones Fermín Osés.

Las mejoras en este primer tramo, de 5 kilómetros, conllevarán la construcción de tres rotondas para garantizar las conexiones con las vías que entroncan con la carretera nacional y mejorar su seguridad vial, trabajos que se llevarán a cabo de forma simultánea en varios puntos y que se han estructurado de forma que la afección al tráfico sea la menor posible, sin cortes de circulación ni la ejecución de desvíos completos, aunque se limitará la velocidad a 60 km/h y habrá paso alternativo en varios puntos.

MEDIANA DE SEPARACIÓN Chivite valoró el inicio de estas obras, que suponen dotar de tres carriles a la vía, de forma que el carril central se destina al adelantamiento en una u otra dirección a través de intervalos regulares separados del otro sentido de circulación por una mediana, que permitirá el paso de la fauna. "Esta es una transformación muy demandada desde hace muchísimos años que va a mejorar tanto la funcionalidad como la seguridad, un elemento fundamental, dado que aquí hay una media de accidentes de unos 125 al año", subrayó la presidenta, quien también valoró la "cohesión territorial" que se incrementa con la mejora de las conexiones, dijo para agradecer la financiación del Gobierno de España.

Al respecto, el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, que explicó que la financiación estatal procede tanto de los Presupuestos del Estado prorrogados de 2018 como de los recientemente aprobados para 2021, ponderó la "colaboración" entre ambas administraciones para reducir la siniestralidad en esta vía. Al respecto recordó el pintado de una doble línea continúa para separar los dos sentidos de circulación; la limitación a un solo sentido de los adelantamientos en los tramos de tres carriles; la colocación de radares fijos por parte de la DGT; la potenciación de la presencia policial con patrullaje proactivo; y la reposición de señalización horizontal y del firme, entre otras.

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdenavarra