La brutal paliza de dos policías a un hombre y su hija revive el caso Alsasua en las redes

Las redes echan humo y miles de tuits recuerdan que "por menos" fueron a la cárcel los jóvenes de la localidad navarra

13.02.2021 | 19:25
Captura de pantalla del vídeo con la agresión de los policías a un hombre y su hija

Dos agentes de la Policía Nacional de Linares (Jaén) han sido detenidos este viernes y mañana pasarán a disposición judicial implicados en una paliza a un hombre y a su hija, de 14 años. Los dos detenidos son un agente y un subinspector de la Policía en Linares que han participado en una agresión sobre las 19,00 horas en una terraza de un bar de la localidad, cuando se encontraban fuera de servicio.



El suceso ha provocado un debate en las redes sociales, con más de 13.000 tuits, que ha revivido el caso Alsasua, pues muchos participantes han recordado el castigo judicial que sufrieron los jóvenes de la localidad navarra por la trifulca en el bar.


 

Hasta Linares se han desplazado desde la Comisaría Provincial de Jaén varios agentes, uno de ellos jefe de la UDEF, para ser los instructores del informe que se está elaborando y para que todo el proceso se desarrolle de la forma más "aséptica" posible. Ambos se encuentran en la comisaría de Linares en calidad de detenidos y se les ha retirado su arma y su placa, tras tomarles declaración a ellos y a diferentes testigos, además de visionarse los vídeos del suceso que se han difundido por redes sociales.


Según se ve en los vídeo, hay un momento en el que los clientes de la cafetería intentan mediar frenando a los agentes, pero estos les esquivan y van a por el ciudadano mientras un familiar y su hija menor de edad tratan de evitar que reciba un puñetazo tras otro. De hecho, el paso a disposición judicial se había retrasado hasta las cinco de la tarde por el nuevo ingreso en el hospital de la víctima por lesiones en la córnea, al que el juez quería tomar declaración, según fuentes policiales.


El origen de la agresión ha sido, según ha relatado El Español, una supuesta discusión por un encontronazo físico fortuito: "El cuñado del agredido me ha dicho que su familiar ha chocado con el agente de la escala básica, le ha dado con el hombro, y el policía nacional le ha dicho: 'Ya vamos 1 a 0'. Entonces el hombre le ha respondido: 'Pues habrá que encontrar la manera del desempate'. Y entonces ha sido cuando se han liado a porrazos". Como se recoge en los vídeos, ni la intermedación de otros clientes, ni de los camareros del local, han impedido que los funcionarios volviesen a por el hombre. "Han ido corriendo a por él y ha sido cuando le han dejado en el suelo sin conocimiento".

Tal era el grado de agresividad de los funcionarios públicos que en las imágenes de las que dispone el medio se aprecia con claridad como le siguen pegando cuando el hombe ha caído contra la acera. Su hija, menor de edad, llega gritando "¡papá, papá!", tratando de socorrer a su progenitor, pero recibe un tortazo en el rostro del subinspector de Policía Nacional. "Le han pegado un puñetazo a la hija del agredido y hay un vídeo que lo recoge".

Posteriormente, casi que han pasado a pelearse los dos funcionarios públicos por ver quién seguía golpeando al hombre que yace sobre la acera con el rostro totalmente ensangrentado. A partir de ese momento, los testigos han comenzado a reclamar la presencia de la Policía Nacional, la Policía Local y una ambulancia. Todo ello, mientras el subinspector grita "¡fuera, fuera, hijo puta!". Lo hace contra todo aquel que trata de acercarse a su compañero para que deje de golpear a la víctima además de socorrerla, incluso amaga con perseguir a la carrera a los testigos, describe el diario.

"¡Hijo puta!", le grita el agente de escala básica al hombre al tiempo que no para de darle puñetazos en la cabeza. De fondo, se escuhan los alaridos de dolor de la hija del agredido: "¡Qué le han hecho a mi padre!". Este testigo critica que cuando otros policías nacionales han llegado a la calle Espronceda no han detenido a sus compañeros en la Comisaría de Linares implicados en la agresión. "Ellos han protagonizado un abuso de la autoridad porque eran dos contra uno y encima se estaban mofando de la gente, estaban bailando y gritándole a los ciudadanos".



Todo ello viene recogido en las grabaciones de los testigos que comiezan a agolparse en la zona de la agresión y empiezan a recriminar a los funcionarios autores de la paliza. "¡Sin vergüenza! ¡Eres un sin vergüenza pegándole a los menores!". El cuñado del hombre que ha sufrido la paliza se acerca a un policía nacional, móvil en mano, y comienza a grabar al subinspector al tiempo que pide a los funcionarios que le sometan a un control de alcoholemia. 



La Dirección General de la Policía (DGP) ha abierto un expediente disciplinario en el que se determinarán las sanciones que correspondan a los dos policías, a los que ayer ya se les retiró el arma y la placa. Estos "tendrán que responder tanto al juez en el apartado penal como ante la Policía Nacional por los lamentables hechos que han sucedido", según han asegurado fuentes de la Policía.

"Los policías iban de paisano y se notaba claramente que iban bajo los efectos del acohol", tal y como aseguraba al diario el autor de uno de los vídeos de la paliza que se ha viralizado y que ha provocado que hasta el Consistorio linarense emita un comunicado denunciando lo sucedido.

El Ayuntamiento de Linares, gobernada por PP, Ciudadanos y CILU Linres, ha condenado "enérgicamente" la agresión cometida en la tarde de este viernes contra un vecino de la ciudad presuntamente por dos policías nacionales cuando estaban fuera de servicio y ha exigido que se actúe "con contundencia contra una actitud que ensucia la imagen de un cuerpo que siempre ha velado por la seguridad de los linarenses".

En un comunicado, el Consistorio informa que está "en continua comunicación" para conocer el estado de la persona agredida, a quien muestra su "más absoluto apoyo y solidaridad", así como a sus familiares y seres queridos.

El PSOE de Linares también ha mostrado en otro comunicado su repulsa por la "repugnante agresión" que sufrió un vecino de la ciudad y confía en que se depuren las responsabilidades que sean oportunas. Asimismo, subraya su "absoluto respeto" por la Policía Nacional, "un cuerpo de seguridad cuya labor intachable está fuera de toda duda".

Podemos Andalucía ha señalado en un tuit su condena absoluta a las agresiones "desmedidas y sin motivo" de dos policías. "Estos agentes deben ser juzgados y expulsados inmediatamente del cuerpo", añaden.