alerta sanitaria

Detenido tras agredir y escupir a dos vigilantes en el Complejo Hospitalario de Navarra

Un hombre, positivo por covid, se defendió con esputos tras negarse a sacar su vehículo mal aparcado en el CHN

08.03.2021 | 01:42
Vista exterior del Complejo Hospitalario de Navarra.

Un varón treintañero fue detenido el sábado en el Complejo Hospitalario de Navarra, tras agredir y escupir, siendo positivo por covid, a los dos vigilantes de seguridad del centro, cuando estos le solicitaron que retirase su vehículo de la plaza para personas con discapacidad en la que había aparcado. Además, se resistió a la patrulla de seguridad ciudadana que intervino, por lo que fue detenido y trasladado a comisaría, según informó la Policía Foral, desde donde también se confirmó que el agresor se enfrenta cargos de resistencia, resistencia grave y agresión a la autoridad. El motivo del altercado se originó, según declaró uno de los guardias del CHN, cuando a las 9.30 horas de la mañana le pidió al individuo que se retirara de la plaza de minusválidos. "Tenía la mirada en alto y me pregunto si yo era policía. Le contesté que no, que soy el vigilante del complejo hospitalario, y subió la ventanilla haciendo una peineta", señaló uno de los guardias.

Después de aquello, el profesional llamó a la Policía Foral, pero mientras estaban esperándoles, el agresor trató de huir. "En ese momento le pedí que esperara, y bajó la ventanilla. Su reacción fue escupirnos agua y tirarnos una botella, y me empezó a lanzar puñetazos desde el coche". En ese momento, relata que trataron de entrar al coche y reducirle, y que finalmente el agresor salió del vehículo. "Me lanzó puñetazos a mí y a mi compañero. Salió del coche como un toro. Tuvimos que sacar las defensas y le intentamos reducir y ponerle los grilletes, pero no hubo manera", aseguró. En ese momento, el hombre detenido les gritó que era positivo por covid-19, mientras les escupía en la cara. "Tuvo la desfachatez de venir con covid. Para mí lo que hizo es como un intento de homicidio. Los dos guardias estamos vacunados gracias a Dios". Tras un momento, llegaron dos efectivos forales, quienes a duras penas les ayudaron a esposarle. Estos vigilantes, que acabaron con diversas contusiones, manifestaron su gratitud con los policías: "Diariamente gracias a ellos salimos adelante".

"Salió del coche

como un toro. Con las defensas le intentamos reducir y poner

los grilletes, pero no

hubo manera"

"Tuvo la desfachatez de venir con la covid, y nos escupió en la cara. Para mí, lo que hizo es como un intento de homicidio"

Vigilante de seguridad

del chn