Vecinos de Arraitz: "Se nota el radar, la gente empieza a respetar los límites de velocidad"

Entran en funcionamiento los dos nuevos cinemómetros fijos instalados por la DGT en la N-121-A en Ventas de Arraitz y Bera

23.03.2021 | 00:40
Una furgoneta frena al pasar junto al nuevo radar instalado en Ventas de Arraitz, ayer por la tarde. Foto: Javier Bergasa

PAMPLONA – Los dos nuevos radares fijos instalados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la carretera N-121-A, a la altura de las Ventas de Arraitz y Bera, entraron ayer en funcionamiento para intentar reducir la siniestralidad vial en estos dos tramos. "Se nota el radar, la gente empieza a respetar los límites de velocidad", aseguraban ayer vecinos de Ventas de Arraitz, que en los últimos años han sido testigos de varios accidentes, alguno de ellos con víctimas mortales.

En concreto, uno de los nuevos radares se encuentra en el pk 25,700 en la entrada norte a Ventas de Arraitz en dirección a Pamplona y el otro está en el punto kilométrico 60,200, entre el viaducto de Etxalar y el túnel de Amixelaieta, en sentido Behobia. La primera de las cabinas fue instalada en diciembre y la segunda, este mes de enero. Tras la correspondiente revisión metrológica, ambos radares están desde ayer operativos, informó la Delegación del Gobierno en Navarra.

La colocación de nuevos cinemómetros en la vía fue una de las medidas consensuadas entre la Delegación del Gobierno en Navarra y el Gobierno foral con el objeto de reducir la siniestralidad en la N-121-A. En una reunión entre ambas instituciones mantenida en marzo del año pasado se acordó, además, extender la doble línea continua a toda la carretera.

Estos nuevos radares se suman a los cinco instalados ya existentes en Navarra, uno de ellos en la N-121-A, en el punto kilométrico 32,56 entre los túneles de Belate y Almandoz. Los otros cuatro radares son los siguientes: pk 401,561 en la A-1; pk 127,67 en la A-15; pk 91,358 en la N-113; y pk 218,20 en la AP-68.