Se intensifican los controles perimetrales entre Navarra y la CAV: "¿No tengo derecho a pasar de Álava y visitar a un familiar en Alsasua?"

Escasas infracciones en la primera jornada en la que la Policía Foral intensifica controles perimetrales

27.03.2021 | 01:00
Imagen de la autovía A-1, con el desvío señalizado para que los vehículos fueran inspeccionados.

"¿No sabe que no puede usted pasar de la muga para visitar a un familiar en Alsasua?", le preguntaba ayer un agente de la Policía Foral a un conductor que, junto a su mujer y sus dos hijos, accedía en su vehículo por la A-1 desde Álava a Navarra. "Pero tengo derecho a hacerlo...", protestó el conductor. "No, está prohibido, debería saberlo", le respondieron los policías. Luego fue multado además por no llevar atada con el cinturón de seguridad a su hija pequeña y por otra infracción de tráfico. La relatada fue una de las escasas infracciones detectadas ayer por la mañana en el control que la Policía Foral estableció en el kilómetro 402, de la A-1, donde incluso utilizaron drones para sobrevolar las inmediaciones y realizar labores de vigilancia de posibles vehículos infractores.

La intensificación de estos controles va a resultar crucial para que se respeten las medidas impuestas de aquí al final de Semana Santa y que la movilidad se reduzca al espacio propio de las comunidades, sin transitar por una ajena sin una causa mayor que lo justifique. No se puede acudir a hacer turismo a Álava o Gipuzkoa ni acceder a una segunda residencia, por ejemplo, en La Rioja o Aragón.

Desde ayer, agentes de la Policía Foral y de la Ertzaintza reanudaron una serie de controles coordinados de movilidad entre Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca, vigilando que todos los desplazamientos entre ambos territorios respeten la normativa en vigor con motivo de la covid-19. De esta forma, se establecerán dispositivos en carreteras limítrofes, tanto en de la red principal (Autovía del Norte, N-121-A, Autovía de Leizaran) como de la secundaria, y se comprobará el motivo del desplazamiento de las personas que transiten por ellas. Los dispositivos de vigilancia en los límites de ambas comunidades se llevarán a cabo de forma simultánea y los controles se instalarán durante estos días, fin de semana y hasta pasada la Semana Santa, explicó la Policía Foral.

causas justificadas El cuerpo policial recordó que la normativa vigente impide los desplazamientos fuera del territorio de residencia, salvo excepciones como razones laborales, o sanitarias, entre otras. También se contempla como causa justificada de desplazamiento el cuidado de personas mayores o el retorno al domicilio habitual.

Por parte de la Policía Foral participarán agentes del Area de Tráfico y Seguridad Vial, así como del Area de Seguridad Ciudadana pertenecientes a las comisarías de Elizondo, Alsasua y Estella. Además, contarán con el apoyo de miembros del Grupo de Apoyo Tecnológico, encargados de monitorizar el dispositivo desde el aire a través de drones.