Alumnos y profesores de Comunicación de la Universidad de Navarra homenajean a David Beriáin

28.04.2021 | 13:46
Alumnos y profesores de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra guardan un minuto de silencio en memoria del periodista navarro David Beriain

Alumnos y profesores de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra han guardado, este miércoles al mediodía, un minuto de silencio en recuerdo de David Beriáin, ex alumno del centro, y Roberto Fraile, los dos periodistas asesinados en Burkina Faso.

Varios centenares de personas han participado a las 12 horas en el exterior de la Facultad de Comunicación del centro universitario, en un minuto de silencio que ha finalizado con un emocionado aplauso de los asistentes.

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas, Ramón Salaverría, quien fue profesor de David Beriáin, le ha definido como "un modelo de periodista" que destacaba por "su integridad" y "su entendimiento de cómo había de ejercerse el periodismo: la idea de que cualquier historia, cualquier persona, incluso en los lugares más recónditos y con los perfiles más siniestros, puede tener una historia relevante que contar al resto del mundo". "Y eso es lo que ha hecho hasta el último minuto de su vida", ha manifestado.

"Es muy duro porque uno está perdiendo a un amigo, en primer lugar; y luego la profesión periodística pierde a uno de sus mejores profesionales", ha declarado Salaverría, quien ha definido a David Beriáin como "un buen amigo" y una persona "enormemente campechana, muy leída, con una gran curiosidad por el mundo", con "una enorme humanidad" y que "sabía escuchar".

"El contaba con estas circunstancias, él sabía que era un periodista que se exponía al riesgo pero no era en absoluto temerario. Era una persona muy preparada que buscaba las medidas de seguridad, siempre estaba planificando las cosas con mucho detenimiento, pero uno nunca sabe dónde se esconde la fatalidad y qué es lo que puede ocurrir", ha lamentado.

Salaverría ha recordado que Beriáin "siempre se ponía a disposición para atender a los alumnos" de la facultad y solía asistir al centro cuando el alumnado presentaba sus Trabajos de Fin de Grado.

De la misma manera, la profesora Mónica Codina ha recordado que conoció a David Beriáin en la organización de unas jornadas en las que colaboró para "trabajar en la formación de los alumnos a la hora de afrontar las situaciones de riesgo". Unas jornadas en las que "lo aprendí todo de él: su amor por el periodismo y su capacidad de comprensión".

También ha subrayado el valor que Beriáin daba a su familia y ha afirmado que el hecho de que fuera de un pueblo como Artajona "le hacía tocar tierra y vivir las cosas pequeñas y esas situaciones de desafío con un gran amor a la tierra". "El decía que los hombres que entrevistaba no son muy distintos de cada uno de nosotros y eso lo aprendió en su pueblo y con su familia", ha sentenciado.

Codina ha destacado también la relación con su mujer Rosaura quien "cada vez que le decía que salía de viaje no intentaba retenerle sino que le preguntaba qué necesitaba".

Por su parte, Miguel Angel Jimeno, profesor de la Facultad de Comunicación y que no perdió la relación con David Beriáin desde que fue alumno, le ha descrito como "un gran amigo", "exigente con su trabajo" además de "bueno, generoso, humilde, expansivo, te regalaba su tiempo, sencillísimo, amante de la esencia de la vida, de sus raíces familiares y en Artajona". Así, ha recordado que Beriáin estaba "exultante" cuando le propusieron lanzar el cohete de fiestas de su pueblo en 2015.

"He conocido a pocas personas que amaran tanto el periodismo y, precisamente por eso, era uno de los periodistas más libres que he conocido en el desempeño de su trabajo", ha expresado Jimeno que ha calificado a Beriáin como un "animal del trabajo" que era "feliz haciendo periodismo, trabajando 20 horas diarias, currando como una bestia en trabajos muy complicados, montando una empresa...".

Además, ha destacado que también "amaba contagiar el periodismo a los demás" y ha señalado que "la gran obsesión de David era el ser humano". En este sentido, ha señalado que para Beriáin "lo más importante era no juzgar nunca a las personas que tenía delante, aunque fueran los tipos más malvados del mundo, y que quería escucharlos para entenderlos; porque sólo desde el entendimiento se podía explicar por qué la gente era como era y hacía cosas buenas y malas".

El profesor ha indicado que "una visita obligada" en el 'Fcom tour', en el que alumnos de la facultad recorrían diferentes medios de comunicación, era la productora de Beriáin 93 Metros. Debido al Covid-19, la facultad organizó la semana pasada un 'mini Fcom tour' en Pamplona con una mesa redonda en la que no pudo participar el periodista porque tuvo que irse a grabar a Burkina Faso.

noticias de noticiasdenavarra