Túnel de Belate: estudian la resistencia de las rocas milenarias del subsuelo

Los trabajos, que se han realizado durante esta semana en horario nocturno, permitirán establecer las soluciones técnicas y refuerzos necesarios para duplicar este túnel

14.05.2021 | 09:11
El consejero Ciriza y el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, en un momento de la visita a los trabajos.

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha efectuado esta semana sondeos en el túnel de Belate para determinar la resistencia de rocas, con más de 250 millones de años, que componen los estratos de esta zona. Los trabajos permitirán establecer las soluciones técnicas y refuerzos necesarios para la construcción de la duplicación de este túnel.

El consejero Bernardo Ciriza se ha interesado por esta actuación, para la que ha sido preciso cortar el tráfico del túnel durante tres jornadas, en horario nocturno, de 23.00 a 06.00 horas, de cara a minimizar las afecciones al tráfico. Ciriza ha estado acompañado por el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, y el jefe de la Sección de Cartografía, Jorge Iribas.

Durante este reconocimiento se ha recabado información geológica y geotécnica del subsuelo del túnel para precisar y posicionar la presencia de dos tipos de rocas, las pizarras negras y las pelitas rojas, que determinan la deformabilidad del túnel. De esta manera, se determinará en qué tramos será necesario construir una contrabóveda reforzada para evitar movimientos de tierra.

El nuevo trazado para la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz en la carretera N-121-A es adyacente al existente, separado entre ejes en los tramos de túnel entre 30 y 100 metros. Por ello, los terrenos por los que discurre son los mismos que los de la calzada actual, lo que permite desarrollar sondeos en las galerías existentes.

Perforaciones en el núcleo central de Belate


Las pruebas se han realizado por un equipo de perforación y un equipo de ensayo de las empresas Geocontrol, S.A. y PJS Proyectos, Estudios y Servicios Técnicos de Navarra, S.A. (SERTECNA), la agrupación de empresas adjudicataria de la redacción del proyecto de duplicación de los túneles de Belate y Almandoz.

Los sondeos se han realizado en un tramo de 800 metros en el núcleo del túnel de Belate. Para ello, se perfora la calzada y se realiza una perforación en el subsuelo de al menos 5 metros de profundidad. Se extrae un fragmento del subsuelo del túnel, conocido como "columna de sondeo", que permite conocer los diferentes estratos del terreno, su composición y su disposición estructural.

Los resultados obtenidos en las extracciones se cotejan con la información existente sobre los túneles ya construidos, con la revisión cartográfica y ensayos de laboratorio de Geocontrol-Sertecna y con la información obtenida en el estudio de alternativas y el estudio geotécnico para la duplicación, realizada en la zona donde se construirán las nuevas galerías. De esta forma, se puede posicionar y referenciar en qué puntos del trazado de los futuros túneles es posible hallar pizarras negras y pelitas rojas, los materiales más blandos y susceptibles de provocar movimientos de tierra.

Materiales con más de 250 millones de años


Los sondeos precisarán la presencia de las pizarras negras y las pelitas rojas, materiales blandos que se plastifican debido a la presión de los materiales situados por encima del túnel, que pueden provocar elevaciones del suelo de las galerías. Las pizarras negras se corresponden al período Carbonífero, que transcurrió entre 340 y 260 millones de años atrás, y las pelitas datan del período Permotrias, desarrollado hace más de 250 millones de años.

Los resultados de los ensayos realizados hasta el momento han constatado que los materiales rocosos están razonablemente caracterizados, excepto las pizarras y pelitas, ya que al tratarse de materiales menos resistentes no se habían podido obtener testigos o restos suficientes de sus estratos. Las pelitas se caracterizan especialmente por tratarse de rocas formadas por granos muy finos que combinan arcilla y limo en al menos la mitad de su composición.

De cara a poder extraer una columna de sondeo con estos materiales, se ha empleado en esta prueba una perforadora Rolatec RL-48, una máquina de más de 4.300 kilos que se ha movilizado cada día desde el centro de control de los túneles de Belate y Almandoz para realizar los sondeos correspondientes.

Para duplicar los túneles será preciso excavar los siguientes materiales rocosos: pizarras negras; pelitas rojas; conglomerados; areniscas; limolitas; argilitas brechoides; calizas; ofitas; brechas poligénicas; y calizas jurásicas.

Nivelación de alta precisión


Durante los trabajos, los equipos de topografía y cartografía de Geocontrol-Sertecna y de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras han realizado una nivelación de alta precisión de los túneles de Belate y Almandoz.

Con dicha nivelación se establecen las cotas de altura de los túneles actuales con una precisión milimétrica y se dota de coordenadas altimétricas precisa a las bases de replanteo, el proceso posterior para trasladar fielmente al terreno las formas y dimensiones fijadas en plano. Estos datos se utilizarán para el replanteo de las bocas de entrada y salida de los futuros túneles, y serán necesarios para nivelar los nuevos túneles con los datos ya existentes.

Asimismo, durante estas jornadas de trabajo se ha realizado un escaneo de los actuales túneles con precisión para establecer las medidas necesarias de conservación del actual túnel.

noticias de noticiasdenavarra