Navarra prestó atención terapéutica a 430 víctimas de delito en 2020

El Servicio Social de Justicia asistió al mismo nº de usuarios que en 2019, pese a caer los delitos un 20%

19.05.2021 | 08:02
El consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, Rafael Sainz de Rozas e Izaskun Gartzaron.

pamplona – Durante 2020, un año marcado por la pandemia, la Oficina de Asistencia a Víctimas del Gobierno de Navarra atendió a 397 nuevos usuarios (siete expedientes más que en 2019), y atendió en servicios terapéuticos a 430 personas. Unas cifras similares a las de años anteriores que se hacen especialmente relevantes teniendo en cuenta la bajada de delitos generalizada, en torno al 20%, en cuanto a los delitos denunciados en los Juzgados el pasado año como consecuencia del confinamiento.

Se observa así en la Memoria Anual del Servicio Social de Justicia que se mantiene la tendencia ascendente inaugurada en 2016, con 359 expedientes abiertos, que duplicaba los del 2015 –181– y años anteriores. Este aumento paulatino, señala la memoria, se hace especialmente reseñable en un ejercicio con una bajada importante del número de delitos, y teniendo en cuenta también que la inauguración en 2016 de dos servicios específicos de atención a la mujer en Tafalla y la zona Norte de Navarra, que completaban los de Tudela y Estella, y que han supuesto un freno a la llegada de nuevas víctimas de violencia de género a la Oficina de Asistencia a Víctimas.

La memoria fue presentada ayer por el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, que estuvo acompañado por el director general de Justicia, Rafael Sainz de Rozas; y la directora de la Sección de Asistencia a las Víctimas del delito y colaboración con órganos judiciales, Izaskun Gartzaron.

En la presentación de los datos, Gartzaron reflejó también que este año de pandemia supuso, igualmente, un aumento en el número de denuncias por delitos de violencia de género pasando a 193 casos frente los 187 del año anterior. Asimismo, se ha producido una subida en delitos de violencia secundaria, con 53 casos frente a los 35 de 2019; o los delitos contra la libertad sexual, con 24 casos frente a los 14 de año pasado. Por otra parte, se ha producido una bajada en los abusos/agresión sexual a menores, con 46 casos atendidos frente a los 52 del año anterior; la violencia doméstica, con 16 casos frente a los 19 del 2019; y especialmente significativo la caída de la violencia filio/parental o paterno/filial, donde este año se han atendido 15 casos frente a los 39 del año anterior.

Cabe destacar, en relación a los menores, que son un total de 70 los que son atendidos por el equipo de Psimae Instituto de Psicología Jurídica y Forense (entidad que realiza el programa terapéutico para víctimas del delito).

noticias de noticiasdenavarra