Un problema informático vuelve a generar largas colas para vacunarse en la UPNA

Se trata del segundo día con incidencias, esta vez por el sistema de telefonía

01.07.2021 | 00:41
Dos mujeres se protegen con paraguas del sol mientras observan la fila formada en los exteriores del pabellón de la UPNA.

pamplona – Un nuevo problema informático en los ordenadores del punto de vacunación situado en el polideportivo de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) provocó ayer, por segundo día consecutivo, una larga cola de decenas de personas que aguardaban la llegada de su dosis.

Debido a la adaptación y renovación del sistema de telefonía del punto de vacunación instalado en la UPNA, durante la mañana de ayer se registró una incidencia puntual en el servicio que afectó por momentos al ritmo de vacunación y generó una aglomeración que llegaba desde la entrada hasta el parking del recinto.

A pesar de solventarse y de la llegada de refuerzos desde Forem, el retraso acumulado provocó que durante la tarde continuase formada la fila, que esperaba su turno durante más de una hora bajo los 27 grados que imperaban en Pamplona. El calor hizo que los equipos médicos habilitasen una cola en el interior para evitar lipotimias, además de repartir agua y tener especial precaución con las personas más vulnerables.

Según Salud, durante la primera parte del día se concluyó el proceso de actualización del sistema para darle mayor estabilidad y agilidad, por lo que esta incidencia "no interfirió en el objetivo de vacunación del día". El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea agradeció la respuesta de la ciudadanía en el proceso de vacunación.

En cuanto al problema presentado el martes, comenzó pasadas las 19 horas y se alargó hasta cerca de las 20.30, cuando con la ayuda de ordenadores portátiles se pudo restablecer el proceso de vacunación, aunque para entonces el retraso había sido tal que el aparcamiento del lugar presentaba una gran afluencia.

A pesar de que también se desplazaron equipos de vacunación desde Forem para restablecer el servicio y compensar el tiempo perdido, la administración de dosis se prorrogó hasta pasadas las 22.20 de la noche, más allá del cierre del lugar, cuyo horario habitual es hasta las 21.10 horas.

Según indicó Salud, esta "ralentización coyuntural de la vacunación" se debió a un problema con el programa Atenea, el utilizado internamente para las gestiones del departamento. El SNS-O lamentó las molestias causadas por esta incidencia y agradece una vez más "la gran colaboración y adhesión de la población en la campaña de vacunación".

noticias de noticiasdenavarra