Coronavirus en Navarra, última hora: 13 nuevos ingresos elevan a 114 los pacientes en hospitales

Positividad del 14,7% tras los 382 casos del martes, con un descenso del 23 % en el inicio de la semana

28.07.2021 | 07:41
Una joven se somete a una PCR durante el cribado de Lesaka.

Atención a Tudela, Estella-Lizarra, Corella, Peralta, Ansoáin, Burlada, Altsasu, Ayegui, Elizondo o Lodosa

Navarra detectó el 27 de julio 382 nuevos casos de infección por Covid-19, según datos del Instituto de Salud Pública y Laboral, tras realizar 2.602 pruebas con una positividad del 14,7%. Son 70 contagios más que el día anterior, pero están por debajo de los 458 de hace 7 días y de los 532 de hace 14. Sigue descendiendo la incidencia en la Comunidad, la segunda peor de todo el Estado, que inicia la semana con un 23% menos de positivos que en las dos primeras jornadas de la anterior.

En hospitales hay ya 114 personas ingresadas, 8 más que el día anterior, y en puestos UCI 17, uno más tras los 2 nuevos ingresos de ayer. El porcentaje de camas ocupadas por Covid está en torno al 5% del total, mientras que el de camas UCI es del 15%, números más bajos que en otras olas, pero con el hándicap añadido de que hay menos personal asistencial por el periodo vacacional y que el cansancio de la plantilla cada vez es mayor.

No se notificaron fallecimientos el martes, y el número total de muertes por la enfermedad se mantiene en 1.197.

Ayer Tudela, con 18, y Rotxapea, con 12 de los 87 contagios que anotó Pamplona, encabezaron el listado de casos por municipios y zonas de salud. Le siguieron Estella-Lizarra, Milagrosa, San Juan y Mutilva, con 11, Corella y Peralta, con 10, Ansoáin, Burlada, Mendillorri, con 9, San Jorge, con 8, y Altsasu, Ayegui, Elizondo, Lodosa, o Barañáin, con 7.

El Gobierno de Navarra prorrogará las actuales medidas para la contención del covid-19 desde este viernes hasta el próximo 2 de septiembre, una ampliación de poco más de un mes que imita el plan para este verano –en el que se tenía previsto flexibilizar en dos ventanas, una en julio y otra en agosto–, pero fundamentándose en restricciones.

La decisión, que alarga la situación actual en uno de los meses con más actividad turística y en el que se concentran la mayoría de fiestas patronales de las distintas localidades de la Comunidad Foral, se toma tras la irrupción de la variante Delta, que ha provocado un gran aumento tanto en casos como en hospitalizaciones en las tres semanas que lleva originando la mayor parte de positivos.

Por tanto, a lo largo de agosto permanecerá vigente –si el TSJN lo autoriza, aunque tras su última aprobación todo indica a que lo hará– el toque de queda de 1.00 a 6.00 horas en los municipios de riesgo extremo (considerados en este nivel cuando superan una incidencia acumulada de 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días y de 125 casos en una semana) durante las noches de fin de semana, en festivos y en las fechas en las que deberían haberse celebrado las fiestas de distintos municipios.

Aparte de la movilidad nocturna, cabe recordar que también están en vigor la limitación a 10 personas de las reuniones, y la prohibición de pasacalles y festejos taurinos.

El listado con las localidades afectadas, publicado en la web de Gobierno Abierto del Gobierno de Navarra, se revisará semanalmente y requerirá también encajar en un marco legal a través de órdenes forales específicas del Departamento de Salud y revisadas por el TSJN, que determinará su "idoneidad, necesidad y proporcionalidad", tanto en contenido como en vigencia temporal.

SE ESPERA QUE EL TSJN LO APRUEBE El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, afirmó ayer que las medidas actuales son "las necesarias para este momento y esta situación". "Estamos viendo que estas medidas son necesarias y proporcionales", justificó Remírez, que esperó que los tribunales vuelvan a aceptar la medida como ya lo hicieran la semana pasada.

En cuanto a la situación epidemiológica actual, el portavoz del Ejecutivo foral comentó que la evolución de contagios es "positiva", aunque es ahora cuando se está viendo "un incremento de la presión asistencial y del número de ingresos en los hospitales".

En todo caso, remarcó que es una presión asistencial "menor que en otras situaciones gracias al avance del proceso de vacunación".

"Ayer ya llegamos a dos tercios de la población con la pauta completa, un 75% con al menos una dosis y, por tanto, estamos en la buena dirección en el sentido de afrontar el proceso de vacunación, pero a la vez tratar de mantener las medidas preventivas necesarias", expuso.

Según Remírez, las actuales medidas, que solo llevan vigentes un fin de semana –y cuatro días para las localidades que deberían haber celebrado sus fiestas, como Tudela– "permiten una vida social y familiar perfectamente compatible con mantener las medidas preventivas".

En estas primeras jornadas con toque de queda tras más de un mes sin limitación en movilidad nocturna ha habido "un cumplimiento generalizado" de la medida por parte de la población. "El reporte que hemos tenido por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en toda Navarra y sobre todo en las localidades donde se hubiesen celebrado las fiestas patronales es positivo", aseguró el portavoz del Ejecutivo, que valoró que no se registraron "apenas incidentes" y sí una "altísima responsabilidad de la población" .

Sobre la idea de implantar un pasaporte covid para bares y restaurantes, Remírez manifestó que es una cuestión a "valorar y evaluar", pero destacó que "de momento, la respuesta de la población está funcionando".

"Con las medidas puestas encima de la mesa y la trazabilidad de los casos no hay una repercusión en contagios excesivos", sentenció.

noticias de noticiasdenavarra