Navarra pide al TSJN otra prórroga del toque de queda: "Es necesaria"

Las elevadas positividades, la contagiosa variedad Delta y la presión hospitalaria fundamentan la petición

03.08.2021 | 13:40
Menores vacunándose en la UPNA.

Los datos a la baja de contagios y hospitalizaciones "invitan a un prudente optimismo", apunta el Gobierno

El Gobierno de Navarra ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Navarra renovar una semana más, desde el 6 hasta el 12 de agosto incluido, el toque de queda -entre las 01:00 y las 06:00 los sábados y domingos, festivos, y fechas (incluidas las vísperas) en las que hubiera correspondido celebrar las fiestas patronales- en aquellos municipios y concejos que se encuentren en riesgo epidemiológico muy alto, con valores que superan los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días y los 125 en los últimos 7.

SABER MÁS: Consulta los 135 municipios de Navarra con toque de queda


La incidencia y la presión asistencial en Navarra continúa siendo elevada. La vacunación avanza y atenúa sus efectos pero siguen siendo necesarias las medidas de protección y prevención, tanto individuales como éstas de tipo colectivo, argumenta el Ejecutivo.

El Gobierno de Navarra basa su petición en tres elementos: la situación epidemiológica, el impacto asistencial y la eficacia contrastada de esta medida quirúrgica, a tenor de los últimos datos conocidos en el contexto social actual.

Según el Informe del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra que se remite a la Sala, la incidencia acumulada a los 7 días continúa descendiendo lentamente (370,56 nuevos casos por 100.000 habitantes), pero continuamos "en una situación de circulación epidémica con intensidad alta, en riesgo algo o extremo". Las positividades siguen siendo elevadas, muy por encima de los índices recomendados. Por otro lado, la variedad Delta, mayoritaria, tiene asociada una mayor contagiosidad.

La situación sanitaria desde el punto de vista del impacto asistencial es complicada. Las altas incidencias vividas se están traduciendo en una situación de sobrecarga asistencial muy importante en centros de salud, en Atención Primaria y también en la red hospitalaria. El estrés de la red de hospitales de Navarra (actualmente con 114 personas ingresadas de las que 21 están en la UCI) es muy relevante teniendo en cuenta, además, la presión de otras necesidades y patologías no COVID-19 que lleva incluso a comprometer el difícil equilibrio entre preservar la actividad ordinaria (demorable y no urgente) y el mantenimiento de la organización de recursos humanos prevista para estas fechas.

Las previsiones indican que, aunque la incidencia pueda evolucionar lentamente hacia escenarios menos negativos, durante las próximas semanas sufriremos aún unos niveles de ocupación de camas y camas de cuidados intensivos muy significativos. Conviene aquí recordar que siempre se ha constatado una diferencia de 2-3 semanas entre las incidencias diarias y los impactos asistenciales en los hospitales de la red.

Este decalaje temporal respecto a los niveles de incidencia también está contemplado en la petición de prorrogas semanales ya que está basada en la necesidad de ir monitorizando la evolución y ser muy proporcionados (para permitir la recuperación de la actividad social, económica y emocional) en cuanto a las medidas aplicadas, en este caso la movilidad nocturna en relación a la mayor interacción social que provoca contagios con las nuevas variantes como Delta.

La previsión de estos escenarios de riesgo, por la mayor interrelación sin mantener las adecuadas medidas de protección y prevención complementarias de la vacunación, es muy similar a la de la semana pasada (ocio nocturno, desplazamientos entre localidades y autonomías, fines de semana con mayor interacción, coincidencia con antiguas fiestas patronales, etc.) y se enmarca en el patrón ya vivido en el inicio de este mes de julio en varias zonas y durante todo el verano pasado en el que los brotes se fueron sucediendo. A este respecto, los llamados " eventos supercontagiadores", especialmente en determinados horas y grupos etarios como jóvenes, resultan especialmente relevantes en términos de riesgo para la salud pública, son los que se tratan de evitar y prevenir con esta norma.


Actualización semanal

Como es sabido, el marco normativo del verano está recogido en la legislación vigente en cuanto a aforos, celebraciones, limitaciones de grupos, horarios con vigencia hasta septiembre, pero hay que actualizar la medida concreta de movilidad nocturna con órdenes forales semanales específicas.

Semanalmente, una vez que se apruebe y ratifique dicha orden, se harán públicos (en el BON y gobierno abierto) el listado de municipios -y concejos incluidos en los mismos en su caso- con estas restricciones vigentes hasta el día 12 de agosto.

En estas localidades únicamente se podrá circular durante esas horas nocturnas para actividades como la adquisición de medicamentos y productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad, asistencia a servicios sanitarios y veterinarios, cumplimiento de obligaciones laborales o legales, cuidado de personas vulnerables, repostaje en gasolineras para la realización de las actividades citadas hasta ahora, y por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

El vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad Función Pública e Interior, Javier Remírez, en un acto en Tudela, ha recordado que el TSJN avaló una Orden foral "con medidas genéricas" que estará vigente hasta el 2 de septiembre, aunque la medida del toque de queda nocturno debe ser renovada semanalmente para los municipios que tengan una incidencia de covid-19 considerada de "riesgo alto", con más de 250 casos a 14 días y más de 125 a 7 días.

"Creemos que sigue siendo una medida necesaria, y de hecho se está demostrando que está siendo una medida eficaz precisamente para evitar escenarios de riesgo de contagios, y ahí están los datos que nos invitan a un prudente optimismo en el sentido de una reducción de los contagios", ha dicho Remírez sobre el progresivo descenso de contagios diarios que ha experimentado Navarra en los últimos días.

"También estamos viendo que está habiendo una ralentización de los ingresos hospitalarios y por tanto en ese sentido creemos que estamos en la buena vía", ha subrayado para defender el "interés" de su Gobierno "por avanzar en la línea de controlar la pandemia" a través de dos líneas, "vacunación por un lado y por otra parte las medidas preventivas y la responsabilidad de la ciudadanía".

Sobre este último aspecto, desde Tudela ha valorado la "altísima responsabilidad" demostrada por la ciudadanía de la capital ribera en estas fechas en las que se deberían haber celebrado las suspendidas fiestas patronales.

"Tengo que agradecer la responsabilidad de la sociedad tudelana, la comprensión frente a algunos discursos que hemos oído algunas veces un poco salidos de tono en los últimos días", ha dicho sin citar expresamente al alcalde de la ciudad, Alejando Toquero (NA+), quien criticó la entrada en vigor del toque de queda precisamente cuando hubieran comenzado las fiestas patronales de Tudela.

Por otro lado, preguntado por las dudas expuestas ayer por otro alcalde de Navarra Suma, en este caso el pamplonés Enrique Maya, sobre las intenciones del Gobierno de navarra y del estado con el impulso al TAV, el vicepresidente Remírez ha sido contundente al asegurar: "Nuestro compromiso con el TAV es claro y manifiesto. Está la apuesta de los Presupuestos Generales del Estado por el TAV, y también está la apuesta por parte del Gobierno de Navarra".

Tras recordar que quien "paralizó" la obra en 2013 fueron los gobiernos de UPN en Navarra y PP en Madrid, ha advertido de que "es con gobiernos progresistas cuando se ha impulsado" este proyecto, aunque ha reconocido que su "apuesta clara hay que hacerla lógicamente adaptada a la situación y circunstancias actuales, y con un instrumento que no suponga una merma para las arcas públicas".

Así, ha mostrado "dudas" de que no sea así con el PSIS que actualmente contempla el paso del TAV por Pamplona, y por ello ha abogado por "revisar el PSIS para que precisamente consiga el objetivo de atraer el TAV, de atraer una estación adecuada a lo que es Pamplona, pero en las condiciones adecuadas y sostenibles para las arcas públicas, cosa que con el PSIS actual teníamos dudas al respecto".
noticias de noticiasdenavarra