alerta sanitaria

Coronavirus en Navarra, última hora: suben a 303 los casos diarios pero la incidencia continúa a la baja

Positividad del 12,6%, 11 nuevos ingresos, uno en UCI, y notificada la muerte de un hombre de 91 años

04.08.2021 | 00:59
Una residente de San Jerónimo recibe la vacuna contra la Covid.

La semana comienza con un 26% menos de casos que la anterior - Atención a Rotxapea, Tudela, Estella...

Navarra detectó el martes 3 de agosto 303 nuevos casos de infección por Covid-19, según datos del Instituto de Salud Pública y Laboral, tras realizar 2.406 pruebas con una positividad del 12,6%. Son casi un centenar de casos más que el día anterior, pero están por debajo de los 380 de hace 7 días y de los 434 de hace 14, de modo que la incidencia sigue bajando. Es el martes con menos casos en un mes.

La semana comienza con un 26% menos de casos que la anterior, en un momento en el que hay 114 personas ingresadas en los hospitales navarros, las mismas que el día previo, 20 de ellas en puestos UCI, una menos. Hubo 11 ingresos el martes, uno en UCI. La incidencia acumulada en los últimos 7 días desciende hasta 337 casos, y en los últimos 14 días, a 741, en ambos casos los mejores datos en 3 semanas.

Salud notificó ayer la muerte de un hombre de 91 años por esta enfermedad, de modo que el número total de fallecidos asciende a 1.202.

Por otro lado, en cuanto al proceso de vacunación, se administraron 5.022 vacunas, con lo que el número total de vacunas administradas asciende a 814.068. Un total de 405.309 personas tienen la pauta completa.

Ayer el barrio pamplonés de Rotxapea encabezó el listado diario de positivos por municipios y zonas de salud, con 23 de los 100 que registró la ciudad de Pamplona. Le siguieron Tudela, con 20 casos, San Juan, con 14, Milagrosa, con 12, Estella-Lizarra, con 11, Txantrea, con 10, Burlada, Zizur y San Adrián, con 9, Barañáin, con 8, y Altsasu, Elizondo y Olazti, con 7.



Toque de queda

Como era de esperar, el Gobierno de Navarra solicitó ayer al Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) la renovación por una semana más –la comprendida entre el 6 y el 12 de agosto– del toque de queda entre las 1.00 y las 6.00 horas para los municipios en riesgo extremo –aquellos que cuenten con valores que superen los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días y los 125 en los últimos 7– durante los fines de semana y durante las No Fiestas, incluidas sus vísperas.

El Ejecutivo foral argumenta la decisión en que tanto la incidencia como la tensión en los hospitales continúan en niveles altos, por lo que "siguen siendo necesarias las medidas de protección y prevención, tanto individuales como éstas de tipo colectivo".

Según el informe del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra que se remitió a la sala que tomará la decisión –previsiblemente afirmativa, como ya hizo en las dos ocasiones anteriores–, la incidencia acumulada a 7 días continúa descendiendo lentamente y ya se sitúa en 370,56 casos por cada 100.000 habitantes, algo que no evita seguir "en una situación de circulación epidémica con intensidad alta, en riesgo algo o extremo". Además, el porcentaje de pruebas positivas continúa por encima de la decena, duplicando la cifra del 5% recomendada por las autoridades sanitarias para considerar la circulación del virus como controlada.

Asimismo, la situación en la atención sanitaria sigue siendo "complicada". Durante la pasada semana hubo 88 ingresos, 14 de ellos en la UCI, unas cifras que representaron un ascenso de hasta el 26% respecto a la semana anterior. Esta "sobrecarga asistencial", que se da de forma "muy importante en centros de salud, en Atención Primaria y también en la red hospitalaria", es considerada "muy relevante" atendiendo además a "la presión de otras necesidades y patologías no covid", lo que "lleva incluso a comprometer el difícil equilibrio entre preservar la actividad ordinaria y el mantenimiento de la organización de recursos humanos prevista para estas fechas".

Según las previsiones que maneja Salud, en los próximos días la incidencia puede "evolucionar lentamente hacia escenarios menos negativos", los niveles de ocupación de camas convencionales y de puestos de críticos continuarán siendo "muy significativos" debido a la diferencia de "2 o 3 semanas" para que la bajada en los positivos repercuta en una menor carga asistencial.

En cuanto al escenario de restricciones, cabe recordar que continúan vigentes el resto de medidas referidas a aforos, celebraciones, limitaciones de grupos, y horarios; pero la actualización del toque de queda debe ser autorizada semanalmente con órdenes forales específicas.
 
"SIGUE SIENDO MUY NECESARIO" El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, consideró ayer que "estamos en la buena vía" en cuanto a la evolución de la situación epidemiológica y defendió que el toque de queda "sigue siendo una medida necesaria".

Remírez aseguró que "se está demostrando que es eficaz para evitar escenarios de riesgo de contagios". "Ahí están los datos que nos invitan a un prudente optimismo", con "una reducción de los contagios y una ralentización de los ingresos hospitalarios", expuso el portavoz del Ejecutivo foral.

La prórroga de las medidas se sustenta en "el interés que tenemos todos por avanzar en la línea de control de la pandemia, avanzando en el proceso de vacunación, que está yendo de forma muy positiva". "Ese es el trabajo que tenemos que hacer en paralelo: vacunación por un lado y, por otro, las medidas preventivas y la responsabilidad de la ciudadanía", indicó.

En este sentido, Remírez reconoció la "altísima responsabilidad" y la "comprensión" de la ciudadanía de Tudela en los días en los que se hubiesen celebrado las fiestas de Santa Ana.

EN CORTO

Nueva prórroga. Ayer el Gobierno de Navarra solicitó al TSJN la prórroga del toque de queda de 1.00 a 6.00 horas durante los fines de semana y las fechas de 'No Fiestas' en las localidades en riesgo extremo. Este trámite se debe hacer cada semana, justificando la motivación y adjuntando los municipios afectados.

Continúan el resto de medidas. Los aforos de distintos establecimientos y superficies, así como sus horarios y los límites de personas en celebraciones continúan siendo los mismos. La semana pasada, el TSJN autorizó hasta el 2 de septiembre el límite de 10 personas en reuniones en el exterior y la suspensión de kalejiras, comidas populares y eventos similares.


28 positivos en residencias y 2 muertes

La residencias de mayores de Navarra registran 28 casos positivos por covid-19, con tres personas hospitalizadas, y se han producido en los últimos días dos fallecimientos. Uno se produjo el pasado domingo en la residencia San Jerónimo de Estella y otro el lunes en la residencia de Olite. La Comunidad Foral no registraba fallecimientos en sus residencias desde el pasado mes de febrero.

Así lo dio a conocer ayer en rueda de prensa la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, quien señaló que no se contempla adoptar nuevas medidas en estos centros, y afirmó que la situación en las residencias "es muchísimo mejor" respecto a otras olas de la pandemia "gracias a la vacunación", dijo, "y el impacto ha sido mucho menor".

La consejera explicó que, en estos momentos, hay cinco residencias de mayores de Navarra que contabilizan casos de covid-19 entre sus usuarios. En total, hay 28 casos positivos, tres de ellos hospitalizados, cuatro en recursos intermedios y 21 permanecen en la residencia, la mayoría sin síntomas.

Por otro lado, hay cuatro casos positivos en una residencia de discapacidad de la Comunidad Foral, usuarios que están cursando la enfermedad de manera asintomática.

En cuanto a los profesionales de estos centros sociosanitarios, hay 12, 15 con síntomas y 13 asintomáticos; mientras que en los centros de discapacidad hay 15 trabajadores con covid-19, 10 con síntomas y cinco asintomáticos.

Maeztu hizo una valoración "buena" de la situación en los centros residenciales y ha resaltado que, en estos momentos, hay 32 casos de 7.000 plazas. Así, subrayó que "la vacunación se ha notado" en estos centros sociosanitarios.

También explicó que "en la medida en que se incrementa la positividad en la comunidad, acaba afectando a los centros puesto que la inmunidad de las vacunas no es total". "Afortunadamente la mayoría está cursando la enfermedad sin síntomas y la evolución es buena", expresó la consejera, que aseguró que "de momento no contemplamos ninguna medida adicional en estos centros".

Maeztu remarcó que la incidencia es "muy baja" y aseveró que "suspender las visitas tiene consecuencias también en las personas; tanto física como psicológicamente, todas las personas necesitamos el contacto y afecto de las personas que nos quieren y hacer esas visitas es fundamental". Así, insistió que, en el actual contexto de vacunación y con las medidas adoptadas en los centros "no estamos en la situación de tomar ese tipo de decisiones".

No obstante, destacó que hay un "contacto permanente con los centros residenciales y hemos incidido en que se extremen todavía más las medidas preventivas para evitar al máximo los contagios, en la medida en que la situación comunitaria vaya mejorando".

noticias de noticiasdenavarra