Los colegios navarros comenzarán con jornada continua pero podrán cambiarla durante el curso

Navarra traslada a la Conferencia Sectorial de Educación su apuesta por la presencialidad del alumnado en el curso 2021-22 - Informa de sus novedades: posibilidad de compartir objetos en el patio y de no llevar mascarilla, prioridad para almorzar en el patio y medidores de CO2

25.08.2021 | 15:20
Estudiantes del IES Askatasuna, en el primer día de clase del curso escolar 2020 - 2021

Pamplona, 25 ago (EFE).- Navarra ha reiterado ante la Conferencia Sectorial de Educación celebrada en Madrid su compromiso para garantizar la plena presencialidad del alumnado en el curso 2021-2022 en todas las etapas y niveles educativos.

En su intervención ante la ministra de Educación y Formación Profesional y los titulares de Educación de las comunidades autónomas, el consejero navarro, Carlos Gimeno, según informa el Ejecutivo Foral, ha recordado que desde mayo la comunidad educativa navarra dispone de un Protocolo de Prevención y Organización para el Desarrollo de la Actividad Educativa Presencial para este próximo curso.

En ese protocolo se establecen las medidas de regulación necesarias para asegurar la atención educativa presencial en todos los niveles y etapas del sistema educativo, independientemente de cada uno de los niveles de alerta por covid.

En una intervención en la que agradecido al Ministerio la vocación de cooperación institucional, ha resaltado que Navarra mantiene en el protocolo todas las medidas de prevención, limpieza e higiene ya aplicadas en el curso 2020-2021, así como la organización de los centros por sectores, la ratio de 20 escolares en Infantil y todas las medidas de refuerzo de personal aplicadas en los demás niveles educativos.

El mantenimiento de estos recursos, ha explicado, hace referencia "no solo a ratios en Educación Infantil sino también a otras cuestiones ligadas a la educación y a la inclusión".

En ese sentido ha recordado que "Navarra es la comunidad que mejor proporción alumnado-profesorado tiene (por debajo de un profesor por cada diez alumnos) ligada a programas de inclusión, de docencia compartida, a medidas de refuerzo y apoyo por generación de desdobles y a acompañamientos a los procesos de enseñanza aprendizaje".

La Comunidad Foral mantiene asimismo la consideración de grupos de convivencia estable de todos los grupos de Infantil y Primaria para garantizar la movilidad del alumnado en el aula y la puesta en práctica de programas educativos que así lo requieren.

Gimeno, quien ha reconocido el esfuerzo realizado por la comunidad educativa, ha asegurado que no van a "bajar la guardia", si bien ha comentado que "la experiencia, la previsión renovada, el mantenimiento de medidas y recursos y la vacunación como novedad más relevante generan, conjuntamente con la comunicación de los departamentos de Educación y Salud, un sentimiento de tranquilidad que se une a la confianza que se ha ganado el sistema educativo".

Al respecto ha recordado que ya tiene la pauta completa de vacunación cerca del 17,9% de los jóvenes navarros de entre 12 y 19 años y un 65,5% de ellos ha recibido al menos una dosis.

La apuesta por la educación presencial segura en las aulas va soportada, ha señalado, en un notable incremento presupuestario para hacer frente a la excepcionalidad de la covid que el curso pasado ascendió a cerca de 47 millones de euros.

El consejero ha informado de algunas modificaciones respecto al protocolo anterior que han sido incorporados a solicitud de los agentes de la comunidad educativa como la posibilidad de compartir objetos en el patio, permitir que el alumnado de Infantil no tenga que llevar mascarilla en el patio o flexibilizar el uso de aulas de desdoble.

A ellas se suman la posibilidad de que se analice una organización diferente en escuelas rurales de 5 o menos unidades y la inclusión de criterios de ventilación dotando a los centros de medidores de CO2 que les ayuden en el control de la ventilación necesaria. Asimismo, se prioriza que el almuerzo se tome en el patio.

Educación plantea de inicio una organización horaria de jornada continua, sujeta a posibles modificaciones, dado que se contará con el plazo del mes de septiembre para poder reorganizar, con las garantías suficientes, la jornada de los centros educativos, del profesorado y los servicios complementarios de transporte y comedor.

Como novedad, se prevé la posibilidad de introducir cambios en la jornada en dos momentos concretos del curso escolar, con un procedimiento flexible que no cierra ni descarta una vuelta a la normalidad si la situación epidemiológica lo permite.
noticias de noticiasdenavarra