evolución de la pandemia

La demanda de antígenos se dispara en centros privados de Navarra

La CUN y San Miguel duplican los test diarios que hacían la semana pasada

23.12.2021 | 00:39
Un hombre recoge en una farmacia un test de antígenos.

Pamplona – La cercanía de las fechas navideñas ha disparado el número de pruebas de detección de covid-19 que se están haciendo en los centros privados, aunque estos esperan que la cifra vuelva a subir los próximos días, con la Nochebuena y la Navidad ya a la vuelta de la esquina. El mayor número de viajes y reuniones sociales propio de estas fechas y la situación de la pandemia en Navarra, con cifras récord de contagios diarios, han hecho que mucha gente quiera extremar las precauciones con el objetivo de reducir al mínimo la probabilidad de contagiar a los seres queridos.

Centros como la Clínica Universidad de Navarra o la Clínica San Miguel habían reforzado el servicio estos días, en previsión de un aumento de demanda de este tipo de pruebas que finalmente se ha producido, como ya ocurriera en verano o en las Navidades del año pasado.

El número de test realizados por este tipo de centros venía creciendo de forma sostenida durante el último mes. La Clínica San Miguel, por ejemplo, ha practicado en lo que va de semana unas 200 pruebas diagnósticas diarias, el doble que la anterior y seis veces más respecto a hace un mes. De estas, el 75% son PCR y el 25% restante test de antígenos. La Clínica Universidad de Navarra, por su parte, está realizando esta semana cerca de 400 pruebas PCR y otras 50 de antígenos diarias. En ambos casos esperan que la cifra pueda aumentar todavía más.

La diferencia de número entre una y otra prueba se explica por el hecho de que las pruebas de antígenos también se pueden adquirir en farmacia –aunque estas semanas, el exceso de demanda está provocando un problema de falta de existencias–. Normalmente, las personas que acuden a un centro para hacerse un test de este tipo lo hacen porque lo necesitan acompañado de un informe médico, fundamentalmente para viajar.

la sensación de falsa seguridad El doctor José Luis del Pozo, director del área de infecciosas de la CUN, advirtió de que, aunque "claramente, si uno se va a hacer una PCR antes de ir a una cena, lo más lógico es hacerla lo más próxima posible a esa cena", es necesario ser consciente que un resultado negativo reduce al 100%la probabilidad de contagio. "No decimos ni se dice en ningún sitio que un negativo en una PCR antes de una cena sea totalmente seguro para poder cenar con tranquilidad. De hecho, te puede dar una sensación de falsa seguridad, porque desde que una persona se infecta hasta que positiviza la PCR pueden pasar uno o dos días. Está claro que es una medida de seguridad más, pero no baja hasta el 0% la probabilidad de infectarte", explica.

La mayoría, menores de 50 años La mayor parte de las personas que acuden a la Clínica San Miguel a hacerse una prueba diagnóstica es menor de 50 años. En la CUN, por su parte, advierten de que aunque el perfil que acude al centro es variado, "no toda la población está igualmente concienciada con el tema". "Hay gente que, aunque esté bien, tiene síntomas compatibles y que no se hace una PCR para evitar el confinamiento", según apunta el doctor Del Pozo.

"Llevamos semanas viendo a Navarra en rojo en los telediarios y, sin embargo, uno va por la calle y la percepción que tiene es que se ha acabado la pandemia, que la gente ya no se pone tan grave y no ingresan tantos y que con la vacuna hemos conseguido todo. No es así", explica el doctor.

"Si uno se va a hacer una PCR antes de una reunión, lo más lógico es hacerla lo más próxima posible a ella"

José Luis Del Pozo

Director del área de infecciosas de la CUN

noticias de noticiasdenavarra