Greenpeace denuncia las macrogranjas con una gran pancarta en Madrid

El cartel muestra la frase "Las macrogranjas no existen", en referencia a las palabras de Pablo Casado sobre la polémica de la producción industrial de carne

18.01.2022 | 17:15
Cartel gigante desplegado en la Gran Vía de Madrid por el grupo ecologista Greenpeace.

La ONG ambientalista Greenpeace ha colgado una pancarta gigante en la Gran Vía de Madrid denunciando la contaminación que produce la producción intensiva de carne en el Estado. En el letrero se podía leer "Las macrogranjas no existen", en referencia a las declaraciones de Pablo Casado, líder del Partido Popular.

La organización ecologista ha publicado una fotografía de la pancarta en Twitter, acompañada de las siguientes palabras: "Y las pancartas gigantes de Greenpeace en el número 36 de la Gran Vía madrileña tampoco existen. No vayáis a mirar. No hagáis fotos ni las compartáis en redes sociales porque NO existen".




La polémica referente a las macrogranjas estalló a consecuencia de la entrevista que concedió el Ministro de Consumo Alberto Garzón al medio británico The Guardian, en la que afirmó que la producción intensiva de carne "contamina el suelo y el agua" y exporta "carne de mala calidad de animales maltratados".

Pese al rechazo frontal por parte de la oposición y ciertos miembros del Gobierno central, lo cierto es que en 2020 la ganadería industrial generó el 94% de las emisiones de amoníaco en el Estado, siendo el sector porcino responsable del 68% y el avícola del 25%, según Greenpeace. Por otro lado, la Comisión Europea abrió un procedimiento de infracción contra España en diciembre del pasado año por la sobrefertilización en las macrogranjas y por no tomar medidas suficientes para evitar la contaminación de los acuíferos, que deja a muchos pueblos sin agua potable.

Respecto a la calidad de la carne procedente de las macrogranjas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene clasificada la carne procesada como "cancerígena" y alerta que su consumo excesivo podría producir diabetes tipo II, obesidad o enfermedades cardiovasculares, entre otras. Esta cuestión también desató una polémica cuando el propio ministro Garzón recomendó reducir el consumo de carne roja debido a su impacto en la salud y el medio ambiente.

Greenpeace y otras asociación ecologistas y animalistas también denuncian que en el año 2020 se sacrificaron más de 910 millones de animales, lo que representa un 12% más que en el año 2000 y un 683% más que en 1961. Asimismo, el programa Salvados, por entonces presentado por Jordi Évole, emitió en 2018 un programa en el que mostraba las condiciones de los cerdos en una macrogranja porcina de El Pozo en la Región de Murcia. Las imágenes mostraban cerdos con tumores, cadáveres de animales en las propias granjas e incluso cerdos comiéndose entre ellos.
noticias de noticiasdenavarra