Navarra, preparada para atender la emergencia humanitaria por la guerra en Ucrania

10.03.2022 | 13:46
Refugiados ucranianos en Polonia.

La Presidenta Chivite garantiza la atención del Gobierno foral a las personas refugiadas

El flujo de llegada a Navarra de refugiados procedentes de Ucrania todavía no es muy significativo, pero va cada día en aumento, ha afirmado este jueves la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, quien ha resaltado que Navarra "está preparada" para atender esta crisis humanitaria.

En el pleno parlamentario de este jueves, los miembros del Gobierno de Navarra han respondido a cuatro preguntas de PSN, EH Bildu, Geroa Bai y Podemos sobre las consecuencias de la guerra en Ucrania y las medidas que va a adoptar para hacer frente a la crisis humanitaria provocada por el conflicto y ante el riesgo de una crisis energética.

Hasta el momento, ha informado en el pleno la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, han llegado a la Comunidad foral procedentes de Ucrania 190 personas, 95 de ellas memores de edad.

En su intervención en el debate de estas preguntas orales, Chivite ha asegurado que las guerras "perjudican al conjunto de la población, aquí no se puede hablar ni de vencedores ni de vencidos".

La presidenta ha destacado la importancia del grupo interdepartamental que se ha creado para canalizar "todo lo que tiene que ver con la parte humanitaria de esta guerra" y coordinar todas las necesidades de las personas refugiadas que vayan llegando a Navarra.

Así, ha informado, se ha convocado para la próxima semana al Consejo Económico y Social con este tema como único punto del orden del día y este miércoles se ha convocado a los grupos parlamentarios para tratar este asunto.

Chivite se ha mostrado orgullosa de la "enorme ola de solidaridad" generada por esta crisis en Navarra, que es "una tierra sensible y generosa", que "se vuelca con las personas que lo necesiten".

La presidenta ha explicado que, ante la crisis de Ucrania, el Gobierno de Navarra trabaja en dos ámbitos, el primero el de la ayuda humanitaria, que mediante el grupo interdepartamental "la tenemos medianamente organizada".

A Navarra, ha explicado, ya están llegando personas procedentes de Ucrania, a través de redes familiares o personas conocidas con arraigo en la Comunidad foral. Se trata, ha dicho, de "un flujo no muy elevado, pero creciente cada día", por lo que es necesario "preparar toda la logística para toda la demanda que nos puede venir".

Además, este viernes llegará a Madrid un avión fletado por el Ministerio de Defensa desde Ucrania con alrededor de 30 niños con cáncer y sus familiares, y Navarra, ha resaltado la presidenta, ya ha puesto sus recursos sanitarios a disposición del Gobierno español.

Chivite ha comentado que, en las reuniones mantenidas con Cruz Roja y CEAR, se ha puesto de relieve que la prioridad ante la llegada de refugiados son los recursos habitacionales, en los que ya se está trabajando, pero también se está estudiando las plazas existentes en colegios y los protocolos de asistencia sanitaria, y también se ha creado una oficina específica en el Departamento de Políticas Migratorias para coordinar todas estas actuaciones.

Esta oficina ha realizado más de 580 atenciones en tres días a través de 200 llamadas, 212 correos electrónicos, más de 100 mensajes de Whatsapp y 71 atenciones presenciales.

"Estamos preparados para atender la emergencia", ha declarado Chivite, quien ha recordado que aún no se sabe cuántas personas van a venir a Navarra ni en qué plazos.

El segundo ámbito en el que trabaja el Gobierno de Navarra es el del impacto económico de la guerra, aunque todavía no es posible hacer una valoración al respecto, ya que va a depender de cuánto dure el conflicto y de qué medidas tomen otras instituciones.

En ese sentido, la presidenta ha reconocido que, en relación al precio de la energía, el margen de actuación de Navarra "no es grande", aunque sí caben actuaciones como la apuesta por las energías renovables, que ahora son una "absoluta necesidad estratégica" y otras medidas en los ámbitos de la construcción, rehabilitaciones, comunidades energéticas y el sector residencial.

Se trabaja ya para simplificar y agilizar las inversiones en renovables y las subvenciones a la eficiencia energética, además de las ayudas que ya se prestan a 17.000 familias en situación de pobreza energética.

El principal riesgo, ha señalado, es el encarecimiento de las materias primas, que "va a tener un impacto muy negativo para particulares y empresas" y ante el cual "la respuesta debe ser en todos los niveles administrativos".

Como consejos a la ciudadanía en este momento, la presidenta ha recomendado no viajar a Ucrania, canalizar toda la ayuda a través de las organizaciones humanitarias y priorizar los donativos monetarios.

También ha intervenido en el pleno la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, quien ha dicho comprender "la lógica necesidad" de intentar calcular el impacto económico que va a tener la guerra, aunque ahora "es imposible saber por cuánto tiempo se extenderá esta situación" y es preferible no hacer vaticinios para "no cometer el riesgo de equivocarnos o, lo que es peor, mandar mensajes de alarmismos o de excesivo optimismo a la sociedad".

En todo caso, ha comentado que Navarra tiene una "exposición menor que otros países europeos", ya que la relación comercial con Ucrania y Rusia representa solo un 0,6 % del PIB regional. Sí habrá un impacto a empresas o sectores que venden productos a Rusia y que ya han comenzado a sufrir impagos, pero, ha insistido, "es prematuro cuantificarlo".

En la formulación de su pregunta, el portavoz del grupo socialista, Ramón Alzórriz, ha transmitido "un mensaje rotundo y claro: sí a la paz, queremos la paz, reivindicamos la paz y exigimos a Putin que se retire de Ucrania". Ha trasladado también el apoyo al Gobierno y al pueblo ucraniano.

Tras subrayar que "las palabras bonitas no acaban con las guerras", Alzórriz ha pedido "acciones concretas y unidad de los demócratas contra quien está invadiendo un país soberano" y ha destacado que "esta guerra es contra todos y todas y nos afecta a todos".

Por ello, ha añadido, "se necesita hoy más que nunca unidad, más Europa, más democracia y más respuesta conjunta y unida".

La parlamentaria de EH Bildu Laura Aznal ha comentado que "la consecuencia más terrible" de esta situación es "el drama humanitario que están sufriendo todas las personas civiles" de Ucrania, aunque ha pedido no olvidar a los civiles de otras zonas en conflicto como el Sahara, Yemen, Kurdistan, Etiopía, Siria y "un largo etcétera".

Aznal ha considerado que esta guerra pone de relieve "una crisis importante de carácter estructural, una crisis de este sistema económico", que no obstante ya había empezado a su juicio antes del conflicto.

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha manifestado que la guerra de Ucrania "preocupa y mucho a la sociedad en su efecto más devastador, que es el humanitario", pero también por el impacto económico, que ya ha producido una "escalada sin precedentes en el precio de la energía".

Barkos ha señalado que escucha "llamadas a los no alarmismos", pero "cuando la realidad es alarmante, es la realidad".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, quien ha aseverado que "estamos ante una invasión criminal", ha instado a tener en cuenta también a las personas que residen en Ucrania sin tener la nacionalidad y a las que en Rusia se están manifestando contra la guerra. "Las víctimas no entienden mucho de nacionalidad", ha dicho.
noticias de noticiasdenavarra