Amparo Viñuales Gale: "Antes no nos lo creíamos, pero ahora hemos visto el poder que tenemos las mujeres para incidir en las políticas"

18.04.2022 | 00:17
Amparo Viñuales, en el Hotel Tres Reyes.

Amparo Viñuales es la vicepresidenta segunda del Consejo Navarro de Igualdad, un órgano que lleva 25 años vigilando las políticas forales con perspectiva de género

¿Qué significa para vosotras que el Consejo Navarro de Igualdad cumpla 25 años?

–Es un día muy importante y hay que celebrar que pueda llevar todos estos años funcionando. A mí me ha tocado esta última parte, los cuatro últimos años, pero ha sido una experiencia muy positiva. Hay que agradecer a las dos últimas legislaturas que hayan apostado fuerte para que se tenga en cuenta a este organismo, que representa a todo el movimiento asociativo de mujeres de Navarra.

¿Le costó entrar en el Consejo?

–Yo llevo en el mundo asociativo de mujeres ya unos cuantos años, sobre todo en el Pirineo, donde estamos cuatro asociaciones y una red de mujeres muy importante. Sí que lo veíamos como muy lejos pero, cuando me llamaron dije: venga, ¿por qué no? Es otro espacio muy positivo y en el que nos vemos representadas las mujeres del Pirineo. Además, intercambiamos posturas con el resto de mujeres de Navarra. Para mí ha sido una experiencia estupenda. He aprendido mucho, he conocido a unas mujeres maravillosas y estoy muy contenta.

¿Qué funciones tiene el Consejo Navarro de Igualdad?

–Es un órgano que articula la participación del movimiento asociativo de mujeres en Navarra en el funcionamiento de la Comunidad Foral, concretándose su colaboración mediante planificación, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas de igualdad entre mujeres y hombres. No es un órgano decisorio, sino consultivo, pero tiene mucha importancia. En 2018, se anunció la autorización de este Consejo y, de 23 representantes, pasamos a 29. De esta forma, se recogía toda la pluralidad y diversidad que tenemos en nuestra comunidad. Hemos sentido que la fuerza del equipo viene dada de cada mujer. Ninguna de nosotras es tan buena como todas nosotras juntas. Quiero destacar que se nos ha facilitado en estos últimos cuatro años un proceso de empoderamiento personal y colectivo a todas las mujeres que formamos parte de este órgano. Hemos hecho formación y hemos profundizado en lo que entendemos que son políticas públicas con perspectiva de género. Hemos aprendido que la igualdad entre hombre y mujeres tiene que ser central en todas estas políticas, teniendo en cuenta el concepto de interseccionalidad y diversidad. Luego, tenemos que trabajar en el Consejo con un liderazgo que no sea patriarcal, con asertividad y desaprendiendo misoginia, conociendo nuestras herramientas.

¿Qué retos quedan pendientes para el futuro?

–Ahora, estamos un poco conociendo el plan estratégico para la igualdad entre hombres y mujeres para el periodo 2022-2027. Estamos viendo la normativa en materia de igualdad y las leyes forales que están relacionadas con este tema para hacer aportaciones y para ver las cosas que no se cumplen e incidir en ellas. Haremos el seguimiento de todo lo que tiene que ver con la igualdad.

¿Les preocupa la irrupción de los discursos de odio en partidos e instituciones?

–Muchísimo. Yo me considero una mujer feminista y los derechos de las mujeres son derechos humanos. No es una lucha entre hombres y mujeres, sino que se busca que tengamos las mismas oportunidades en todos los ámbitos de la sociedad. Esa es nuestra función. Luego, como Consejo, tenemos que estar siempre instando al Gobierno para que todos los Departamentos, todas las leyes y todas las acciones tengan perspectiva de género. Tenemos que seguir caminando hacia la igualdad en todos los ámbitos. En estos años, estamos viendo la conciencia que tenemos todas las mujeres. Por eso salimos y tomamos las calles.

También es alcaldesa de Roncal. ¿Cuál es la situación de la mujer en el entorno rural?

–La situación es diferente. Es un poco más dura en el sentido de que, para cualquier asunto, estás más alejada. Las políticas reivindicamos mucho que se acerquen las cosas a las zonas rurales. Pero también hay que decir que el mundo asociativo de las mujeres en las zonas rurales de Navarra es muy potente. Estamos viendo un cambio importante en todo el medio rural. Es verdad que a veces no tienes los recursos tan cerca como los puedes tener en una ciudad, pero llevamos unos años en los que, desde el INAI, se están haciendo en los diversos territorios de Navarra talleres de empoderamiento para que todas las mujeres tomemos conciencia de nuestros derechos y de las luchas que tenemos que seguir haciendo.

También quedan colectivos vulnerables como las personas migrantes o las mujeres con discapacidad.

–Sí, o las mujeres gitanas. Formamos parte del consejo mujeres de asociaciones del medio rural, del ámbito urbano, empresarias, migrantes, mayores, LGTBI y están representados hasta los consejos escolares de Navarra y las universidades. Es un foro importante porque, cuando hablamos de incidir en las políticas de Igualdad, se tiene que hacer de forma transversal, en todos los ámbitos. En el caso de las mujeres con discapacidad, por ejemplo, se han incorporado a las reivindicaciones, visibilizando la diversidad como gran valor. Lo bueno es que en el Consejo Navarro de Igualdad estamos representadas todas. Somos un órgano consultivo, pero nosotras también podemos proponer. Luego, la decisión política no es nuestra, pero sí que podemos aportar todo lo que pensamos los diferentes colectivos, ponerlo sobre la mesa y hacer peticiones al Gobierno.

¿Se sienten escuchadas?

–Estamos en ese proceso de aprendizaje, pero en este momento creo que sí. Estos cuatro años han sido de mucha formación y estamos en ese punto de intentar hacer una agenda común. Estamos aún en proceso de aprendizaje e interiorizando el papel y la importancia que tenemos las mujeres para incidir en las políticas. Antes no nos lo creíamos mucho. En cambio, ahora estamos fuertes, hemos aprendido el poder que tenemos y estamos trabajando en ello.

"El Consejo de Igualdad es un órgano consultivo, pero podemos proponer y hacer peticiones al Gobierno sobre todas sus políticas"

"Ahora tenemos que analizar el Plan Estratégico para la Igualdad para el periodo 2022-2027 y proponer mejoras"

"La situación de la mujer en el mundo rural es más dura porque está alejada, pero se está creando un movimiento asociativo muy potente"


noticias de noticiasdenavarra