El 17% de los clientes de telefonía han tenido problemas con su compañía

Las reclamaciones más habituales están relacionadas con facturación incorrecta o excesiva

23.04.2022 | 23:59
Un hombre repasa su factura de teléfono.

PAMPLONA – El 17% de los navarros ha tenido algún problema con su compañía telefónica habitual, según señala una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Los problemas más habituales son los de facturación (el 35%), por "recibos incorrectos o excesivamente altos".

Tras reclamar que los importes que se están facturando "no corresponden con lo contratado, la compañía alega que se debe a un error de gestión, devuelve los importes que se han cobrado de más y regulariza la situación", explica la asociación en una nota. En otras ocasiones, los consumidores no recuerdan con claridad los precios que habían acordado y, como no las tienen en papel porque contrataron por teléfono, hay que pedir primero una copia del contrato por escrito o, al menos, la grabación telefónica del acuerdo contractual.

De hecho, un 23% de las quejas telefónicas tiene que ver con que el cliente cree que "hay una falta de información por parte de la compañía". En este sentido, Irache indica que "las contrataciones vía telefónica, que representan una buena parte de las altas en el sector, son especialmente confusas y ofrecen menos garantías al consumidor", y recuerda que la normativa de consumo "obliga a que la empresa, cuando contrate por teléfono, facilite la confirmación del contrato con sus todas sus condiciones en un soporte duradero y en un plazo razonable".

Por otro lado, un 22% de los consumidores con problemas alegan que le han subido las tarifas respecto a lo que tenían contratado. En ocasiones son "encarecimientos irregulares" que, tras la reclamación, son solucionados. Pero otras veces son "subidas unilaterales pero legales de las compañías".

En cuarto lugar, los consumidores se quejan de que les han cobrado por servicios no contratados (14%). En este sentido, se dan cargos por servicios a terceros, de tarificación adicional o no, que el consumidor asegura no haber contratado. Otro motivo de queja es la "mala calidad" del servicio telefónico o de internet (14%). Generalmente se trata de interrupciones o falta de cobertura en la línea telefónica y, sobre todo, de Internet.

Los compromisos de permanencia también están entre los problemas más habituales. Irache critica que "en muchas ocasiones no se da una información adecuada sobre estas cláusulas", lo que hace que "muchas personas no sepan si tienen que pagar algo cuando quieren cambiar de operadora, qué importe o durante cuánto tiempo está vigente esta penalización".

También se dan problemas para anular las portabilidades. Si el consumidor acepta la contraoferta de la compañía con la que estaba, la nueva operadora, "que aún no le ha podido ofrecer el servicio, le factura la instalación de los equipos, que se puede acercar a los doscientos euros".

noticias de noticiasdenavarra